El arte de los GIF

Más allá de Michael Jackson comiendo palomitas, la reacción de los fans rodeando a Supa Hot Fire o muchos otros memes que se nos han quedado grabados a fuego, los GIF son un territorio por explorar en el arte.

Este formato de imagen animada en bucle nació hace poco más de 30 años, pero ha sido a lo largo de esta década cuando hemos visto una especie de edad dorada, porque los GIF se han colado en los medios de comunicación y en nuestros cerebros. El creador del formato, Steve Wilhite, fue galardonado en los Premios Webby de 2013 por su logro. Pero ¿por qué son tan potentes estas píldoras narrativas?

Aunque en teoría no distan tanto del cine (imagen en movimiento), precisamente por ser píldoras condensan perfectamente su información y esta inmediatez de consumo refuerza el gran impacto emocional que nos causan. Como forma de comunicación son un auténtico pelotazo, y sería divertido ver un futuro con periódicos en movimiento al estilo de Harry Potter. Pero las posibilidades artísticas de los GIF son lo que nos ocupa aquí, y por ello hemos seleccionado a varios artistas de distinta índole que se han aproximado a este formato de una forma u otra.

GIF de Paul Robertson. Fuente: Tumblr.

Paul Robertson es el gran animador australiano que hace del píxel su propio y colorido mundo. Se ha encargado del diseño artístico de Scott Pilgrim vs. The World: The Game (Ubisoft Montreal, 2010) y ha trabajado para las series de animación Gravity Falls (Alex Hirsch, 2012-2016) y Rick y Morty (Dan Harmon y Justin Roiland, 2013). Su estilo se caracteriza por mezclar lo kawaii con el gore de una forma divertida y alocada, usando muchas veces conocidos personajes de los videojuegos, el cine y las series –especialmente las de animación–, o incluso a Chester Cheetos y a Kim Jong-il.

GIF de Zach Dougherty. Fuente: Tumblr.

El siguiente artista viene de Portland y su experimental obra modifica las esculturas clásicas para crear efectos visuales hiperrealistas jugando con las formas geométricas y nuestra percepción de la realidad. Zach Dougherty es un auténtico poeta de la imagen que hace que el arte antiguo parezca venir del futuro. Trabaja con distintos programas como Cinema 4D o Adobe After Effects, con fotografía, robots y otras herramientas para crear verdadera magia.

GIF de Sam Lyon. Fuente: Tumblr.

Y atención a Sam Lyon porque es quizá el más divertido de la lista. Este artista 3D e ilustrador escocés se lo pasa bien haciendo sus GIF y esa diversión se contagia inmediatamente cuando vemos su obra. Sus GIF son como gominolas con caras realmente estúpidas y expresivas a las que vas a querer apretar como a un antiestrés. Canela en rama.

GIF de Florian de Looij. Fuente: Tumblr.

Florian de Looij empezó con 12 años dándole caña al Photoshop y ya se ha convertido en un artista referente en el mundo del GIF. Este diseñador neerlandés da movimiento a sus formas geométricas creando psicodélicas experiencias visuales, con colores recurrentes y formas imposibles que recuerdan a su paisano M. C. Escher. Su minimalista e ilusoria obra es verdaderamente hipnótica.

GIF de Adam Ferriss. Fuente: Tumblr.

Nacido en Richmond, pero viviendo en Los Ángeles, Adam Ferriss distorsiona las imágenes para crear una realidad hecha a su medida. Más conocido por su obra 500 Years Away y por haber trabajo con Planet Mu, el sello discográfico de Mike Paradinas (µ-Ziq), quien usó parte de la obra de Ferriss Tartan Ribbon para su EP XTEP, Adam Ferriss es uno de los grandes del píxel y del glitch. Este artista y diseñador digital experimenta con la programación dejándonos psicodélicos bucles visuales como resultado, que nos abruman y dan la sensación de haber salido de la mente de alguien con una imaginación inusual.

GIF de Valentin Salja. Fuente: Tumblr.

También cabe mencionar a Valentin Salja, un diseñador gráfico y diseñador web belgradense que ha creado alucinantes GIF partiendo muchas veces de películas. GIF Movie es el Tumblr donde este artista vuelca su trabajo, para el que utiliza programas como GOM Player o VLC media player para extraer fotogramas, y después Phostoshop para modificarlos y animarlos. Sus GIF, hipnóticos por descontado, demuestran un gusto especial a la hora de seleccionar sus fuentes, que a menudo vienen del cine de animación añejo, la estética neón, el blanco y negro, lo erótico, vintage, kitsch y, sobre todo, la psicodelia visual.

GIF de Jorge Parras. Fuente: Jorge Parras.

Su humor no será para todo el mundo, pero Jorge Parras es, sin duda, un maestro del gag. Este ilustrador y animador español ha trabajado para El País, Vice, [adult swim], Razzmatazz o El Jueves haciendo de todo: fanzines, cómics, videojuegos y más cosas. Con influencias del cómic underground de Crumb, Kaz o Peter Bagge, pero también de los Monty Python, Parras ha sido, a su vez, una inspiración para el mismísimo Joan Cornellà, con el que comparte ese humor salvaje y loco que tanto nos gusta. Su acercamiento al GIF viene de animaciones como DON y los Loop Comics, cuya versión de Prometeo y sus Skate Lessons no tienen desperdicio. Pura dinamita.

 

Por Marcos Jiménez Lobera

Imagen destacada: Sam Lyon

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *