«Read Dead Redemption 2», otra obra maestra de Rockstar Games

Cada vez que Rockstar Games, desarrolladora responsable de títulos como Grand Theft Auto, L.A. Noire, Bully o Max Payne, saca un juego al mercado, consigue reventar moldes y convertirse en lo que todas las empresas de la industria desean ser: un referente. GTA V (2013), el último videojuego que sacó al mercado, batió nada más y nada menos que siete récords Guinness casi sin despeinarse, una proeza que ningún título había conseguido hasta la fecha y que se ha convertido en un hito de la historia de los videojuegos. Cinco años después, la segunda parte de uno de sus proyectos más aclamados por público y crítica ha llegado para dejar boquiabierta a toda la comunidad gamer y demostrar de lo que son capaces las consolas de la actual generación. Red Dead Redemption 2 está aquí, y no solo es una joya, es algo más.

Para contextualizar un poco la cuestión, la saga Red Dead tiene sus inicios en Playstation 2 con un juego llamado Read Dead Revolver que vio la luz en 2004. Curiosamente es una idea que la famosa Capcom descartó en su día por encontrarse con algún que otro callejón sin salida en el desarrollo, de hecho llegó a presentarla durante el E3 de 2003, pero fue Rockstar Games la que decidió coger el proyecto para crear una aventura wéstern de lo más aceptable. Su protagonista, un pistolero llamado Red Harlow, se embarca en una vorágine de venganza por el asesinato de sus padres, dando lugar a un spaghetti wéstern perfectamente comparable a los clásicos de Sergio Leone.

Años después, concretamente en 2010, llegó Read Dead Redemption para Playstation 3 y Xbox 360 con una historia que nada tenía que ver con su anterior entrega y que enmarcaba al carismático John Marston en el ocaso de la era de los forajidos del lejano oeste de principios del siglo XX. El protagonista de esta historia, atormentado por su turbio pasado delictivo, se ve en la tesitura de capturar a los miembros de su antiguo grupo de forajidos, la temible banda de Van der Linde, a cambio de la libertad de su esposa y su hijo. El título se ha calificado como uno de los mejores de todos los tiempos por jugabilidad, historia, banda sonora y apartado técnico.

Pero ahora, una vez vistos los antecedentes, vamos a lo que nos ocupa. Red Dead Redemption 2, disponible para Playstation 4 y Xbox One, viaja atrás en el tiempo para conocer a la banda de Van der Linde en sus últimos días de gloria. Ambientado durante los últimos años del siglo XIX, desarrolla una historia en la que el estilo de vida de atracadores y forajidos está llegando a su fin con motivo de la culminación de la primera Revolución Industrial, el crecimiento de las ciudades, y en definitiva, por un aumento sin precedentes de agentes de la ley que buscan la pacificación de todo el territorio estadounidense después de la Guerra de Secesión. Encarnamos a Arthur Morgan, un carismático forajido perteneciente a la banda de Dutch Van der Linde, para vivir en primera persona el complicado estilo de vida que suponía ser un fuera de la ley en aquellos tiempos. Realmente no merece la pena decir más, porque sin duda es mejor jugar cada escena y disfrutar de cada momento. Creedme, es mejor así, no seré yo quien os desvele ningún detalle por pequeño que sea.

Fotograma de RDR2

Jugar a Red Dead Redemption 2 significa adentrarse en un mundo vivo que seguirá su curso independientemente de nuestra intervención. Cada NPC (Non Playable Character) tiene su propia vida: se levantará por la mañana, irá a trabajar, quizá pase por el saloon a tomar un trago o puede que se siente a jugar unas cuantas manos de Black Jack antes de marcharse a su casa para descansar y hablar con su familia. Hay una enorme cantidad de eventos en los que podremos tomar parte si así lo deseamos y que tendrán sus repercusiones en el futuro según nuestras acciones; todo está en nuestras manos. Por ejemplo, si matamos a un ciudadano por el motivo que sea, su familia buscará venganza y podrá darnos caza en algún momento de la aventura, o quizá no. Podremos convertirnos en el forajido más honorable de todos los tiempos o bien ser la personificación del terror, todo ello con sus consecuencias, claro está. Todas estas posibilidades hacen que jugar a Red Dead Redemption 2 se convierta en una experiencia totalmente personalizada que no tendrá nada que ver con la de otro jugador.

Y es que de eso se trata. Si tuviera que decir algo que describiera este juego de forma general es la enorme cantidad de detalles que lo enriquecen, es increíble: desde las huellas al pisar la nieve o el barro hasta cómo nos ensuciamos si nos caemos al suelo (nos mancharemos de forma diferente según el terreno en el que nos caigamos y cómo lo hagamos), pasando por el hecho de que con el tiempo nuestro pelo y barba crecen, que debamos controlar lo que comemos para no adelgazar o engordar y que eso afecta a nuestra resistencia, que podamos perder nuestro sombrero en una pelea y tengamos que adecuar nuestro atuendo en función del calor o el frio y asearnos de vez en cuando (o no, depende de lo guarro que seas), la posibilidad de enemistarnos con cualquiera de los compañeros por nuestros actos (llegando incluso a que nos puedan echar de la banda), la necesidad de cuidar nuestra montura y mantener nuestras armas en estado óptimo, profundizar la relación con los miembros de la banda que queramos, cocinar alimentos, fabricar nuestros suministros, domar caballos, cazar cualquier animal, trabajar como cazarrecompensas…, y así podría estar un día entero.

Si atendemos a las cifras que maneja el juego en cuanto a desarrollo podremos hacernos una idea de la magnitud del trabajo de Rockstar Games: se han creado más de 300.000 animaciones diferentes para que cada momento sea único, han participado más de 700 actores de doblaje para grabar más de 500.000 líneas de dialogo y 500 actores de captura de movimiento han tardado más de 2000 días en grabar cada una de las escenas del juego. Casi nada.

Un fotograma de Read Dead Redeption 2

En cuanto al apartado técnico, el motor RAGE con Euphoria y Bullet Physics, los mismos que se utilizaron para GTA V, vuelven a dar un resultado excelente ofreciendo un acabado gráfico fluido, limpio y cuidado. La jugabilidad es idéntica a Grand Theft Auto, con un sistema intuitivo y sencillo con el que te familiarizas muy rápidamente pese a la cantidad de acciones que se pueden realizar. El modo cinemático, algo que ya vimos en GTA V, nos mostrará diferentes ángulos de cámara que nos harán sentir como si estuviéramos en una película. También consta de un modo en primera persona para aquellos que decidan vivir la aventura al más puro estilo Doom y experimentar todo desde los ojos de Morgan. Es además sorprendente el enorme mapa, con verdadera distinción entre territorios montañosos, bosques, pantanos, praderas o desiertos. Todo ello sin olvidar el tiempo dinámico, con unos efectos de tormenta, lluvia o nieve que quitan el hipo.

Red Dead Redemption 2 también posee un modo multijugador del que poco se sabe todavía. A finales del mes de noviembre comenzará la beta y las pruebas de estrés de los servidores para, según palabras de los desarrolladores, una evolución de la experiencia del modo multijugador ya visto en la primera parte. En una mezcla de filtraciones, especulaciones y lo que ya se pudo ver en Red Dead Redemption, es muy probable que se asemeje al modo online de GTA V y tengamos que crear nuestro personaje, subirlo de nivel e ir adquiriendo experiencia con distintas tareas. Los rumores dicen que habrá combate a muerte por equipos, misiones cooperativas, carreras de caballos, capturar la bandera y un largo etcétera, pero no hay nada confirmado. Todavía tendremos que esperar un poco para ver qué es lo que nos ofrecerá Rockstar Games.

RDR2

En definitiva, Red Dead Redemption 2 es uno de esos juegos imprescindibles que deberían estar en nuestra estantería obligatoriamente. Es difícil reflejar el trabajo que se ha hecho en este juego en tan solo unas líneas, solo diré que pocas compras merecen tanto la pena. Rockstar lo ha vuelto a conseguir.

 

Por Jorge García de Vicuña

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *