Ocho artistas de pura fantasía

Se dice que no se debe juzgar un libro por su portada, y es cierto, puede que poco tenga que ver con su contenido, pero tampoco se puede negar la importancia que la parte visual que complementa una obra puede llegar a ejercer sobre nuestra imaginación, y algunos artistas –como el gran Hidetaka Miyazaki– han hecho de esta idea parte de su seña de identidad. Como podéis intuir, el asunto va a ir de videojuegos, libros, cartas… Pero, eso sí, de sus portadas, ilustraciones, diseños de personajes y de todo su arte. Os ofrecemos una pequeña selección de ocho de los mejores artistas vivos nacionales e internacionales dentro del marco de la fantasía, porque, pese a todo, un libro, un videojuego, un disco o lo que quiera que sea, primero entra por los ojos.


Donato Giancola, The Hobbit: Expulsion. Fuente: Gizmodo.

Ganador de numerosos premios y elogios, Donato Giancola unifica la abstracción y la figuración para evocar mundos de fantasía en los que la iluminación rembrandtesca y las perspectivas flamencas se funden con conceptos posmodernos y crean narrativas fragmentadas que el espectador no conoce pero que lo invitan a imaginar y especular. Tan deudor de la obra de J. R. R. Tolkien como de Velázquez, Caravaggio, Rubens o Mondrian, este ilustrador y profesor de arte americano, admirado por el mismísimo John Howe, lleva el arte de los antiguos maestros a nuestros días con un profundo conocimiento de la anatomía y de la narrativa visual.

Randy Vargas, cubiertas de la novela The Awakening: The Legend of Oescienne, de Jenna Elizabeth Johnson. Fuente: Vargasni.

Randy Vargas es un ilustrador y artista conceptual cubano afincado en Barcelona que ha trabajado para prestigiosos nombres como Valve o Magic: The Gathering y ha hecho desde arte de cómics y cartas coleccionables hasta portadas de libros. Habiendo estudiado en una academia de arte y con casi una década de experiencia como freelance, Vargas toma las películas y los libros como principal fuente de inspiración para crear su evocador arte.

Denis Gordeev, Geralt and Yennefer at the banquet. Fuente: Reddit.

Las ediciones rusas de los libros de Tolkien y Sapkowski poco tendrán que envidiar a las originales si cuentan con las ilustraciones de Denis Gordeev, que además de trabajar para la Saga del Brujo también ha ilustrado una versión de Los tres mosqueteros (Alejandro Dumas, 1844). El estilo de este ilustrador moscovita, amante del grafito, destaca por un clasicismo que nos evoca las ilustraciones de cuentos decimonónicos y por sus composiciones barrocas, habitualmente repletas de personajes.

Francesc Grimalt, cartel para la V Feria Steampunk de Barcelona. Fuente: Francesc Grimalt.

Habiendo estudiado Bellas Artes y Filosofía, el artista conceptual e ilustrador Francesc Grimalt divide su tiempo entre la docencia y el arte para películas y cuentos, aunque prefiere dedicarlo a su serie de libros: Los niños raros. Con referentes como Andrew Wyeth, Norman Rockwell o Hopper, este creador de imágenes mallorquín viene de la pintura y ha acercado su estilo retro al steampunk, en el que, al contrario de lo que suele hacerse, intenta mostrar el lado positivo dentro de lo siniestro.

Tomás Hijo, Thorin’s Song. Fuente: Tomas Hijo.

Tomás Hijo se mete en la piel de los personajes de fantasía para crear su arte utilizando las técnicas a las que un artista que viviera dentro de estos universos podría acceder y logrando así ese toque medieval que inunda toda su obra. El grabador e ilustrador salmantino, quien se hiciera con el Best Artwork Award de la Tolkien Society por su grabado de El Póney Pisador, además de enseñar Ilustración, haber trabajado para montones de libros y exponer internacionalmente, ha hecho desde el diseño del pódcast Aquí hay dragones hasta una fantástica colección de yōkai.

Of Sea and Shadow. Fuente: Micah Epstein.

Y de Magic: The Gathering va la cosa, porque aparte de haber creado arte partiendo de la fantasía y la ciencia ficción para editoriales como Tor Books, DAW Books o Pyr, Micah Epstein también ha tenido como cliente a Wizards of the Coast. Formado en la Universidad de Kōbe (Japón), este ilustrador freelance asentado en Georgia, Atlanta, ha dejado en todos estos sellos hermosas portadas y cartas que destacan especialmente por esa textura aterciopelada que Micah consigue crear con sus imágenes.

Luis Royo, Fallen Angel. Fuente: The Geeky Nerfherder.

«Apocalíptica, sensual y oscura», así ha sido definida frecuentemente la obra de Luis Royo, el artista español que empezó en el mundo de la pintura y el cómic allá por los años 70 y que a día de hoy ya es uno de los más laureados ilustradores de fantasía y ciencia ficción dentro y fuera de España. Las principales editoriales y revistas internacionales del género han publicado con el arte del turolense, que también ha realizado portadas de vídeos, discos y videojuegos. Su prolífica obra, con la que además ha tocado otros palos como el wéstern o el pasado histórico, irradia una atmósfera fascinante, en la que el horror a menudo va de la mano de lo erótico.

Portada de Final Fantasy VI. Fuente: Ravenoak.

Principalmente conocido por haber sido responsable del arte de la saga Final Fantasy, Yoshitaka Amano es un respetado artista gráfico dentro y fuera de la comunidad gamer. Ha ilustrado para autores tan importantes como Neil Gaiman y también ha desempeñado su trabajo en el mundo del guion colaborando con Mamoru Oshii (Ghost in the Shell) para crear Angel’s Egg (1985). Este ilustrador y diseñador de arte de la vieja escuela tiene un estilo único, con influencias que van de la xilografía japonesa al cómic americano pasando por el modernismo, y en su obra destaca, quizá por encima de todo, el diseño de la maravillosa portada de Final Fantasy VI. Pura fantasía.

 

Por Marcos Jiménez Lobera

Imagen destacada: Final Fantasy Wiki

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *