Blue Note Records celebra su 80.º aniversario este 2019

80 años han pasado desde que el inmigrante judío alemán Alfred Lion escapara de los nazis para expandir los horizontes del jazz con la fundación del sello más respetado y longevo del género, Blue Note Records. La discográfica celebraba su cumpleaños el mes pasado anunciando varias reediciones de discos, arte impreso, eventos en directo y mucho más.


Alfred Lion produjo la primera sesión de grabación de Blue Note en Nueva York, cuando el 6 de enero de 1939 grabó con dos pianistas de boogie-woogie (Albert Ammons y Meade Lux Lewis) lo que sería el comienzo de una larga tradición de la mejor representación del jazz a lo largo de una historia repleta de discos que han ido del hot jazz al fusion, pasando por el swing, el bebop, el hard bop, el post-bop, el soul jazz y el avant-garde, así como numerosas encarnaciones del jazz moderno. Al sello inicialmente compuesto por Lion y por el músico y escritor comunista Max Margulis, se uniría ese mismo 1939 el amigo de la infancia de Lion, el fotógrafo Francis Wolff, que también tuvo que emigrar de la Alemania nazi a los Estados Unidos.

Unit Structures (1966), de Cecil Taylor. Fuente: Blue Note Records.

Cannonball Adderley, Art Blakey, Clifford Brown, Don Cherry, Ornette Coleman, John Coltrane, Chick Corea, Miles Davis, Eric Dolphy, Dexter Gordon, Grant Green, Herbie Hancock, Thelonious Monk, Lee Morgan, Bud Powell, Max Roach, Sonny Rollins, Wayne Shorter, Horace Silver, Jimmy Smith o Cecil Taylor, son solo algunos de los muchos artistas de jazz que han grabado con Blue Note. Además, el sello discográfico ha incluido en su legendario catálogo a otros grandes músicos menos apegados al género que los anteriores, como Al Green, Madlib, Van Morrison o Willie Nelson, más conocidos por haber nadado en el soul, el hip hop, el folk y el country, respectivamente. «Cualquier estilo particular de tocar que represente una forma auténtica de sentimiento musical es una expresión genuina» (Alfred Lion en su misión empresarial original de 1939).

Algunos de ellos, como Al Green o Willie Nelson, hicieron que Bruce Lundvall viera un éxito comercial durante sus 30 años de presidencia tras relanzar el sello en 1984, después de un breve periodo de inactividad durante principios de los 80. En 2012, Don Was tomó el mando como presidente de Blue Note, que ahora, ocho décadas después de su nacimiento, permanece como uno de los principales sellos dedicados al jazz.

Para conmemorar el año, Blue Note ha lanzado una edición especial de The Blue Note Monthly, la lista de reproducción que repasa de forma general el catálogo del sello con varios temas en Spotify y Apple Music. Otra lista, llamada Jazz Classics Blue Note Edition, acoge en Spotify 80 temas apelando al aniversario, con algunos clásicos como Blue Train de John Coltrane o Moanin’ de Art Blakey. Para conocer la monumental historia del sello, el documental Blue Note Records: Beyond the Notes (Sophie Huber, 2018) tendrá este año una amplia distribución y exhibición a través de festivales, emisiones en TV, streaming y su lanzamiento en DVD.

Lienzo enmarcado de Hub-Tones (1963), de Freddie Hubbard. Fuente: Blue Note Records.

Los eventos programados incluyen la celebración del aniversario en varios festivales (PDX Jazz Festival y el Festival de Jazz de Monterey), un tour que dará comienzo este otoño (el Blue Note 80th Anniversary Tour), así como el Blue Note at Sea, un crucero con actuaciones especiales, conversaciones sobre la historia del sello y proyecciones del documental de Huber. Blue Note también ha puesto a la venta arte impreso de las portadas que los diseños de Reid Miles y las fotografías de Wolff inmortalizaron para siempre. Por supuesto, tendremos varias series de vinilos remasterizados y muchas más sorpresas que se anunciarán a lo largo del año.

 

A día de hoy, Blue Note es uno de los buques insignia de Capitol Music Group y Universal Music Group, y la influencia que Lion, Wolff, Miles y compañía han ejercido sobre el género es inconmensurable. Así que esta puede ser una buena oportunidad de introducir a los neófitos del jazz en un género que no tiene fecha de caducidad y de rememorar el trabajo que algunos de los mejores músicos que han pisado el planeta pudieron desarrollar gracias a la pasión jazzística que dos inmigrantes alemanes sellaron hace ya 80 años.

 

Por Marcos Jiménez Lobera

Imagen destacada: Blue Note Records

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *