París de todos mis sueños

París era una fiesta, lo dijo Hemingway y todos siempre lo sospechamos, lo comprobamos después y soñamos con una ciudad que no se acaba nunca, como bien señalara Enrique Vila-Matas. París es ese lugar en el que parecen confluir sueños y realidades y, quizá, la máxima expresión de la magia para todos los creadores europeos.


Sara Herrera Peralta, Documentum, Madrid, Torremozas, Premio Carmen Conde de Poesía 2014, 70 páginas.

Sara Herrera Peralta, Documentum, Madrid, Torremozas, Premio Carmen Conde de Poesía 2014, 70 pp, 10 €

París siempre será esa ciudad que camina al lado de la cultura y que todavía representa lo esencia de una Europa que, aunque se ha confundido de modelo en su lucha con el gran gigante americano, no puede dejar de ser lo que es, pues imitar algo (simulacro) no supone ser ese algo (como la rosa y la imagen de la rosa de Rilke, o algo así). París nunca será Nueva York, afortunadamente. París representa muy bien lo que es la poesía de Sara Herrera Peralta, la exaltación de la poesía española actual apoyada en los grandes referentes de la poesía europea (prometo no retrasarme demasiado en la publicación del texto sobre la importancia de Wilawa Szymborska y de las traducciones de Abel Murcia, Gerardo Beltrán y Xavier Farré en la poesía española contemporánea, con destacadísima trascendencia en la poética de la autora que aquí trato, la de Sofía Castañón o Elena Medel). «París, mom amour» dice Sara Herrera Peralta en esa relación que sobrepasa a la propia ciudad porque es a la vez un lugar, un sueño, multitud de descubrimientos y también aquellas cosas que quedaron lejos (pero solo en la distancia, no en el recuerdo): «París era mi abuelo en la distancia / diciendo adiós y cuídate, / el murmullo de la época adolescente. / París era el sueño de tantos / que París fue grande siempre».

Hay más, por supuesto: un recorrido por algunos lugares de la ciudad y del imaginario de la poeta, y el planteamiento de algunas cuestiones cruciales en su obra como la presencia (ausente) de su familia y la sensación continua de ser extranjero (de la que saldrá victoriosa): «Si el miedo ha venido a verme / tantas veces, / he estado viva, he sabido siempre / tocarme el extremo izquierdo / de este corazón que tengo». Su corazón siempre está ahí presente, su poética podría denominarse (ya que parece que no puedo evitar mi manía etiquetadora) vital, emocional, sentimental, intimista y, como marca generacional, absolutamente realista: «Por más que alguien no lo quiera, / la ciudad nos pertenece, / siempre, / por un íntimo derecho o una batalla / que alguna vez, en algún momento, / ganamos méritos / y nostalgia».

¿Y qué es Documentum? Pues un poemario que trasciende lo más puramente estético y plantea, quizá, el acercamiento al interior de la poeta, a lo que convive con ella cuando compone y corrige sus poemas. Ajenos a toda teoría literaria que dice que la biografía no es necesaria para entender los textos, tenemos en estas páginas la oportunidad de acercarnos a la esencia que «mueve» la escritura, las emociones y vivencias que condicionan y justifican un texto. Un libro para comprender una poética que merece toda nuestra atención. Un libro para entender la relación que el poeta establece con sus textos, porque en ellos se reconoce y, pase lo que pase a su alrededor, siente en los mismos el lugar en el que apoyarse. Un libro para llegar al interior de la autora. Y eso es mucho.

Sara Herrera Peralta, Documentum, Madrid, Torremozas, Premio Carmen Conde de Poesía 2014, 70 pp, 10 €

Por Nacho Escuín

Un comentario de “París de todos mis sueños

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *