Las mejores series del 2014

Los listados son parciales por muchas razones. La primera es que es prácticamente imposible que nadie haya podido ver todas las series estrenadas durante el año para valorar cuáles han sido las mejores. Mejores para qué, sobre qué, para quién, de qué géneros y un largo etcétera hace, cómo no, que la lista, cuando menos, sea parcial.

Los problemas, como vemos, son imposibles de solventar, y aun con todo, las listas son necesarias para guiar al aficionado, esa es la intención de estas líneas.


 

La serie Fargo transcurre en el mismo universo que la película homónima de los hermanos Coen

La serie Fargo transcurre en el mismo universo que la película homónima de los hermanos Coen

Vamos a tomar como punto de partida la lista que ha confeccionado el American Film Institute, puesto que, vamos a reconocerlo, somos consumidores compulsivos de series de factura estadounidense. Las series citadas son las siguientes: Juego de Tronos (HBO), Mad Men (AMC), Jane the Virgin (The CW), Orange is the New Black (Netflix), Fargo (FX), The Americans (FX), Transparent (Amazon), Silicon Valley (HBO), The Knick (Cinemax) y Cómo defender a un asesino (ABC).

La revista Time ha hecho lo propio: Transparent, The Americans, The Good Wife (CBS), Orange Is the New Black, Fargo, Last Week Tonight with John Oliver (HBO), Broad City (Comedy Central), Louie (FX), High Maintenance (Janky Clown Productions) y Silicon Valley.

Así que las coincidencias son Orange is the new black, Silicon Valley, Fargo y Transparent. «La del color naranja» apenas me retuvo delante de la pantalla unos pocos capítulos. Una mujer perfectamente insertada en la sociedad debe cumplir una condena años después de cometer una fechoría cometida por amor. En la cárcel se encuentra con su antigua pareja y se producen varias escenas que van desde lo cómico a lo dramático, ¿dramedia entonces? En fin, no sé qué me pasa, pero no puedo con las series de humor, a excepción de Louie, que sí está en la lista de Time.
Poco más o menos igual me pasó con Silicon Valley, un puñado de «frikis» informáticos en el valle que alienta nuestras pasiones tecnoadictivas, no pasé del primer capítulo, lo siento.

Fargo es otra cosa, una serie de factura exquisita y con un cuidado conflicto narrativo procedente de la llegada del mal a un tranquilo pueblo rodeado por la nieve. Se ve como si fuera algo nuevo y original, es decir, que no está anclado a su origen fílmico, el de los Cohen.

Transparent me retuvo delante de la pantalla 4 o 5 capítulos pero va a ser que no, el padre de familia descubriendo su orientación sexual a sus hijos talluditos y muy perdidos en la vida y el buen rollito reinante no me llamaron la atención.

The Good Wife ha estado nominada en más de 40 ocasiones a premios como los Emmy, el Globo de Oro o los Television Critics Association Awards

The Good Wife ha estado nominada en más de 40 ocasiones a premios como los Emmy, el Globo de Oro o los Television Critics Association Awards

Me quedo con los clásicos, soy así de antiguo: The Good Wife con una interesante trama mixta en donde lo político se iguala con la resolución de casos judiciales; no falta, por supuesto, el conflicto personal y de identidad. Game of Thrones, la colosal producción sobre los siete reinos que es, en realidad, trasunto de la naturaleza humana y la dicotomía del bien y del mal.

Por supuesto, en esta lista obvia tiene que estar Mad Men, no por lo genial de su trama, ni su originalidad, sino por lo fastuoso de un proyecto de una belleza estética tan profunda que nos hace sentir parte de algo; un proyecto consolidado durante años que consiste en conocer perfectamente a unos personajes tan imperfectos que se parecen demasiado a nosotros. No podemos olvidar The Walking Dead, como ya hemos visto en esta revista, una serie que no trata sobre el apocalipsis zombi, sino más bien el apocalipsis del alma humana. También está Homeland, la resurrección de una serie que parecía acabada y que se transforma magistralmente en una producción de espías y nuestro mundo contemporáneo en lo que muchos han llamado la III Guerra Mundial.

Espacio aparte merece también True Detective, serie que, incomprensiblemente, no está en ninguno de los listados antes citados. Bajo mi punto de vista es merecedora de un espacio en nuestra memoria por varias razones. La creación de un mundo particular representado con una estética inolvidable para el espectador, la tremenda originalidad narrativa y la interpretación inolvidable de unos actores por todos conocidos pero presentados como nuevos serían razones más que suficientes para tenerla en cuenta.

De momento ya tenemos algunas pistas, aunque por fortuna hay más, muchas más. Feliz Año Nuevo y felices series.

Por Pablo Lorente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current month ye@r day *