Bares en los que leer está permitido (e incluso bien visto)

A nadie le extraña entrar a un bar en el que cueste entablar conversación con quien tiene al lado por el incesante ruido. Cada vez es más común que la gente quede a tomar algo y termine más pendiente de su smartphone que de la persona que tiene delante. Pero, ¿qué pasa con aquellos que van a cafés y bares a disfrutar de un libro? Que cada vez son más y tienen de su lado a establecimientos que fomentan la lectura con bibliotecas propias. Presentamos alguno de ellos en es_Cultura.


IMG_09001. El rincón de Momo (c/ Santa Teresa de Jesús, 28). La literatura es el leitmotiv de este café: las mesas están decoradas con páginas de libros, hay frases e ilustraciones de clásicos hasta en el servicio y su amplia biblioteca despierta la curiosidad de cualquiera. Sus primeras mesas con sofá son un lugar idóneo para dejarse llevar por la lectura mientras se disfruta de su repostería casera. El único condicionante para coger prestado un libro es dejar una fianza de 2€.

 

 

1934671_57601370913_205679_n2. The Penguin Row (Avenida Goya, 68). Esta taberna irlandesa retransmite partidos de fútbol, la liga nacional de fútbol americano (NFL); organiza tertulias en inglés, catas de cervezas artesanas, conciertos en directo y, además, mantiene una biblioteca con libros tanto en inglés como en castellano, que deben ser leídos dentro del local.

 

La Biblioteca Frida Kahlo cuenta con más de 400 socios3. La Birosta (c/ Universidad, 3). Además de por ser uno de los vegetarianos más famosos de Zaragoza, La Birosta es conocida por sus actividades culturales y ser una de las sedes de la Biblioteca Frida Kahlo (BFK). Gracias a las donaciones de colectivos y particulares, esta biblioteca cuenta con multitud de libros, fanzines, tebeos, revistas… Los interesados en coger prestado un libro, deben hacerse socios de la biblioteca donando un libro que les haya gustado.

 

En la biblioteca de La Ciclería se puede disfrutar de los productos de La Birosta4. También se puede disfrutar de los productos de La Birosta en La Cicleria Social Club (c/ Gavín, 6), donde tienen otra biblioteca, aunque de temática ciclista. Libros de viajes, de mecánica, cicloturismo, mapas, guías de ruta, novelas… La consulta de los libros en el local es libre y para poder tomarlos prestados hay que ser usuario de la promoción de la bicicleta.

 

Otros cafés y bares como El Hemisferio (c/ Latassa, 35), El Café Botánico (c/ Santiago, 5), La tetería Sherezade (c/ San Lorenzo, 44) o el Café Nolasco (c/ San Jorge, 18) también resultan ideales para leer, siempre y cuando el libro lo traigas de casa.

Está claro que estos establecimientos son pequeños oasis en el desierto zaragozano pero también una muestra de que la actividad cultural está adoptando formas muy diferentes.

Por Leyre Beazcochea

 

 

Un comentario de “Bares en los que leer está permitido (e incluso bien visto)

  1. Soy asiática y en Asia, es algo muy normal ir a estudiar en cafetería pero me parece en España, no es tan común. Me resulta muy complicado encontrar algún sitio para leer o estudiar cuando las bibliotecas están cerrada. Muchas gracias por esta información! Es muy muy útil para mi!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *