«Rubicon», la serie

Un hombre lee la prensa en su mansión, entre los periódicos de la mañana encuentra un trébol de cuatro hojas, pocos minutos después se dispara en la cabeza. Esta trama queda, en teoría, en un plano secundario poco después para asistir a la trama principal, protagonizada por uno de los tantos servicios de analistas de información del Gobierno de los EE. UU. (denominado API), así que nos encontramos ante una serie de espías un tanto particular, y es que en lugar de acción en sentido estricto (como Covert Affairs, The Americans o la última temporada de Homeland) a lo que asistimos es a la investigación y descubrimiento de confabulaciones e intrigas relacionadas con el suicidio que hemos mencionado, hecho que, finalmente, tendrá consecuencias para todos los personajes.


Rubicon es una serie de Estados Unidos creada por Jason Horwitch, y producida por Henry Bromell. Fue emitida por la AMC en el año 2010.

Rubicon es una serie estadounidense creada por Jason Horwitch, y producida por Henry Bromell y emitida por la AMC.

Uno de los aspectos que más me ha interesado es la capacidad de leer de estos equipos de analistas; leer es, claro, interpretar una página escrita, aunque para mí, en un sentido más libre, significa interpretar el mundo que nos rodea. El que mejor lee de todos los personajes es el personaje principal, Will Travers, interpretado por James Badge Dale. Travers guarda cierto parecido con el protagonista de El mentalista: es un fenómeno de la interpretación de códigos, claves, pero sobre todo, de la información. Y es que la información —podría ser la moraleja de esta serie—, domina nuestras vidas a todos los niveles y, por supuesto, tenerla y saberla interpretar es sinónimo de poder, baste con recordar que invertir con información privilegiada es un delito.

Hagamos un poco de memoria y veamos esta ficción con los ojos de nuestra realidad. No mucho tiempo antes de que comenzara la galopante crisis económica que padecemos y cuya fecha de inicio se sitúa en el año 2008, el banco Santander vendió sus bienes inmobiliarios por valor de unos 4000 millones de euros. Mientras tanto, el Gobierno del señor Rodríguez Zapatero, seguía negando la crisis. Bien pues por los «lectores» de los bancos.

Rubicon es una serie que te detiene y te subyuga bajo su ritmo lento, en ocasiones demasiado, pero bajo mi punto de vista justificadamente, ya que se requiere que la resolución de los cabos sueltos lleve su ritmo. No falta de nada: muertes, códigos secretos y la certeza —se nos da muy poco a poco— de que nada es lo que parece y de que la conspiración está servida, aunque nos cueste vislumbrar de dónde viene y, una vez descubierta, no deje ninguna opción para el personaje, ya que todo está hecho. Desmoralizador, tal vez, pero me temo que realista.

puntuacion rubicon

 

 

 

 

 

Por Pablo Lorente

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current month ye@r day *