Las mejores series del 2015

Se ha acabado el año y llega el momento de hacer este tipo de listados, tan injustos como necesarios. Injustos por variadas y obvias razones, la más evidente es que, a Dios gracias, no he visto todas las series. Otra razón para la injusticia es que, como bien sabrán las personas que me siguen en este medio, no suelo comentar series cómicas, lo siento.

Además, es un listado en el que manda, como no puede ser de otra manera, la subjetividad. De tal modo que sería más justo titular esta entrada como «las series que más me han gustado de entre las estrenadas este año» o «algunas series molonas», pero claro, no hay color.

Decía también que necesarios, sobre todo por una razón, y es que bien pueden servir al despistado para encontrar algo que pueda merecerle la pena. Veamos.


Así pues, en riguroso orden alfabético:

fargoFargo (segunda temporada) es, sin duda, una de las series más notables de este año. La supuesta historia real que se nos narra, una cruenta guerra entre dos mafias, nos deja hipnotizados frente al televisor. Impresionante.

 

 

 

Juego de TronosProseguimos con algo «original», Game of Thrones. La quinta temporada nos dejó con el desnudo humillante de Cersei Lannister, amén de otros buenos misterios y escenas, en abril de 2016 llega la nueva temporada, no queda nada para seguir disfrutando, tranquilos.

 

 

índiceThe Good Wife sigue al pie del cañón, la abogada-madre-política-esposa-amante Alicia Florrick nos sigue dando momentos incomparables y memorables en una producción que nos lleva acompañando ya 7 temporadas, aunque ha perdido algo en originalidad.

 

 

 

homelandHomeland se reinventa una y otra vez y es, sin duda, la mejor serie de acción de la parrilla televisiva. También es una serie de espías (me gusta más que The Americans, qué se le va a hacer) que trata la violencia de nuestras sociedades occidentales y democráticas, sobre nuestro mundo globalizado en pie de guerra, sobre nosotros mismos y el mundo que, sin saberlo, estamos ayudando a crear.

 

Mad Men2015 fue la despedida de Mad Men. Si no la has visto y te gustan las series, deberías verla; si la has visto y te ha aburrido, deberías seguir viéndola; si no te gustan las series… La serie sobre el mundo de los publicistas (en realidad es una análisis del alma, de la identidad y de un tiempo que ha forjado el nuestro, si no es el mismo) de Manhattan se despide, cómo no, de forma magistral. ¿Don Draper, qué habrá sido de ti?

 

El ministerio del tiempoEl Ministerio del Tiempo merece un espacio en estas líneas por su calidad, originalidad y, sobre todo, por dar a la cultura, a los libros y a la historia un espacio en la parrilla televisiva (le daremos un espacio en esta revista en otra ocasión para comentar el libro que la trata Dentro del Ministerio). Cualquiera puede argüir, con razón, que esa es precisamente la responsabilidad de un canal público, y sin embargo, qué raro es encontrarse con productos así. Con qué placer he contemplado a García Lorca, a Lázaro de Tormes, a Lope y a tantos y tantos otros tomar vida convertidos en personajes de ficción y realidad.

NarcosNarcos, sin duda, ha sido una revelación, demostrando, una vez más, que la ficción puede tratar una realidad de sobra conocida en donde no hay sorpresas (las andanzas y fechorías del narcotraficante colombiano Pablo Escobar), desarrollando una narración de gran calidad.

 

 

 

True DetectiveTrue Detective, en su segunda temporada, a pesar de las duras críticas que ha recibido me ha parecido magistral desde el punto de vista de la acción y la narratividad. Merece también, por lo tanto, un merecido puesto en este listado, pues me ha tenido pegado al sofá con una intensidad que hacía mucho que no recordaba.

 

 

The Walking DeadOtra serie veterana como The Walking Dead sigue haciendo las delicias de sus aficionados (me incluyo) en su sexta temporada, en donde los supervivientes deben defender una ciudad, en realidad el paraíso. Creo que ya lo hemos dicho, pero no es una serie sobre zombis, sino sobre seres humanos sobreviviendo, y el mayor peligro, paradoja mediante, son los propios humanos. Fear the Walking Dead, que parecía lo mismo en otro contexto, sin embargo, no estuvo a la altura de las expectativas.

 

Hay muchas más series memorables de este año, si revisamos algunos de los principales listados sobre los mejores productos seriéfilos de este año, debemos mencionar (por coincidir varios críticos en nombrarlas, no porque yo las haya visto, que no; hay más días que longanizas): The Knick, Leftovers y Transparent (todas ellas en su segunda temporada). Así que ánimo y al tajo.

Por Pablo Lorente

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current month ye@r day *