«Satellite Reign»: ¿el regreso del clásico «Syndicate»?

El verano de 2015 trajo consigo uno de los juegos para PC más esperados por todos aquellos que clamábamos un Syndicate a la última y es que los chicos de 5 Lives Studios se nota que habían hecho los deberes. Tras ese first person shooter de 2012 llamado Syndicate (homónimo del juego de Bullfrog Productions) que nada tenía que ver con el clásico RTS (real-time strategy) de 1993, Satellite Reign recupera a la perfección la esencia del espécimen original.


SR4

El modo francotirador, ideal para eliminar enemigos a distancia.

Conservando toda esa magnífica ambientación ciberpunk, el juego comienza con un pequeño tutorial en el que manejamos a uno de los cuatro agentes disponibles. Precisamente esta es una de las principales novedades de Satellite Reign frente a Syndicate, la diferencia entre agentes. Contaremos con cuatro clases que no se pueden repetir y bastante equilibradas y esenciales para lograr nuestros objetivos: el soldado, el hacker, el ayudante y el infiltrado. Naturalmente esto dota al juego de un interesante sabor a RPG (roleplaying game) que en general es bien recibido. A diferencia de otros juegos, donde un miembro del equipo es capaz de hacer todo, en Satellite Reign vas a necesitar especialmente al principio de la colaboración de todos tus agentes y sus habilidades singulares. A mitad de juego más o menos esta colaboración ya no será tan estrecha debido a las mejoras, pero seguirá siendo un componente clave para nuestras misiones.

Pero vayamos por partes, Satellite Reign es un sandbox que nos permite recorrer una ciudad ciberpunk dividida en cuatro distritos no muy diferenciados. Las misiones las podemos encontrar activando unas balizas y hacerlas en el orden que queramos, pero ya avanzo que no son muy variadas. Prácticamente en los cuatro distritos hay que hacer las mismas misiones (atracar el banco, sabotear la seguridad, robar tecnología, asaltar los edificios especiales del distrito, etc.), pero en su favor, diremos que la forma de hacerlas es muy muy variada, lo que sin duda hace que nos quedemos pegados en la pantalla durante horas. Los accesos a estas zonas son muy diversos pudiendo optar por el sigilo o entrar a tiros.

SR5

Recorre los cuatro distritos con total libertad.

La investigación es una de las partes esenciales del juego, con ella conseguiremos equipo para mejorar a nuestros agentes y adaptarlos a nuestro estilo de juego. Los planos y prototipos de tecnologías los encontraremos realizando las misiones, mientras que por la calle deberemos estar atentos a ver si encontramos científicos que quieran entrar en nuestra nómina. Por tanto, lo mejor es atracar los bancos y hackear los cajeros cuanto antes para obtener fondos, porque la investigación es extremadamente cara al principio.

A estas alturas ya estaréis pensando ¿hay prótesis biónicas? ¡Por supuesto! Es uno de los guiños más claros al clásico Syndicate, además las prótesis son muy variadas y cumplen funciones diferentes como permitir que nuestros agentes corran más, faciliten su infiltración, lleven más armas, etc. Hablando de armas, se establece una triada ya conocida por todos los fans del género: proyectil sólido, plasma y láser (¿estoy oyendo X-Com?); con funciones diferentes y sí, la minigun es una de las opciones en las tres modalidades.

SR6

Cubre a tus agentes o no durarás mucho cuando vuelen las balas.

Otra novedad es el sistema de clones. Básicamente consiste en ir secuestrando civiles con la habilidad «secuestro neuronal» del hacker (guiño directo al persuasor del Syndicate) y mandarlos a nuestra base. Esto cumple una doble función, primero sustituir a un agente caído y segundo, cada civil tiene stats diferentes, con lo que podremos usarlos para mejorar a nuestro agente. Y ya que estamos con los agentes… el soldado es el clásico tanque que ya de serie puede llevar armamento pesado sin necesidad de mejoras; el ayudante es una especie de support que permite curar heridas, así como localizar terminales de hackeo, objetivos y otras cosas útiles o mejorar los atributos de nuestros agentes; el hacker es el encargado de piratear todo lo que encuentres y realizar los secuestros neuronales para controlar enemigos o civiles; por último, el infiltrado, para mí la mejor clase cuando la combinas con el hacker de proxies (una mejora que le permite hackear), especialista en hacerse invisible, robar y pegar en cuerpo a cuerpo con su espada.

SR7

Planifica tu estrategia de forma meticulosa.

Vayamos con la jugabilidad. Satellite Reign es totalmente en tiempo real lo que requiere un alto nivel de coordinación para ejecutar las acciones con precisión. Por suerte las habilidades tienen una tecla rápida asignada y todo es perfectamente modificable. El sistema de coberturas es simple, como en otros juegos del género (Company of Heroes, Dawn of War, etc.), solo hay que acercarse y el agente se esconde o cubre, ¡pero ojo!, las coberturas pueden ser destruidas por armamento pesado. La IA roza el aprobado, a veces realiza excelentes acciones de flanqueo para pillarte sin cobertura y otras veces se queda en terreno descubierto esperando ser fusilados. Personalmente creo que se podría pulir un poco más.

El asesinato es una acción que pueden realizar los agentes usando un arma de fuego recomiendo el uso de silenciador, muy eficaz para eliminar a cualquier enemigo humano de un solo disparo por la espalda. El problema es la cantidad de veces que ordenas el asesinato y este no se realiza y en el peor de los casos lo cambia por un disparo normal, con los problemas subsiguientes.

SR8

Disfruta de la acción en tiempo real.

Los movimientos de los agentes son buenos y por lo general responden bien a las órdenes. Quizá en el fragor del combate es cuando más tardan en responder, pero es normal, ¿a quién le gusta que le manden correr hacia el enemigo en medio de un tiroteo?

En conclusión, Satellite Reign no está llamado a ser el juego del siglo, pero sí ocupará un puesto importante en el mundo de la temática ciberpunk y los juegos de acción táctica en tiempo real. Sigue siendo una buena alternativa al excelente Shadowrun y un buen juego que te brindará muchos horas de diversión, tanto jugando como personalizando a tus agentes con la gran cantidad de equipo disponible. Si te gustan los juegos estilo Commandos, Desperados o Breach and Clear Deadline, este merece un hueco en tus estantes (o biblioteca digital); si te encantó el Syndicate de 1993, ya estás tardando en comprártelo.

 

Por Guillermo Morales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current month ye@r day *