Carlos Val, su película «Bestfriends» y la crisis de los 30

Un cambio en la vida puede conducirte hasta ciertas películas y, sin duda, hay películas que te cambian la vida. Pero solo en algunos casos confluyen ambas variables, y esa es mi historia de amor con Bestfriends, la película de Carlos Val y Jonas Grosch, que se estrenó en España el pasado jueves en el Festival de Cine de Huesca y que en Zaragoza se podrá ver a partir del 1 de julio en los Cines Aragonia. Una producción que habla de forma clara y directa del cambio existencial.


Carlos_Val_Naval

Bestfriends es el primer largometraje del director y guionista aragonés Carlos Val, que también ejerce como profesor en CPA Salduie. La distribución del film en España corre a cargo de Cosmos Fan.

Hay momentos en los que percepción selectiva y karma cósmico se confunden, nos confunden. Instantes en los que sientes que todo habla de ti, te identifica, te envuelve. Y así llegó hasta mí el tráiler de Bestfriends. Nevera vacía, cervezas, más tabaco del habitual, más cervezas, y, sobre todo, amigos que sientes cada vez más lejos. ¿Soltera a los 35?, estás en un páramo, amiga. Y con ello dos eternas preguntas que suelen ir de la mano, ¿lo he elegido yo?, ¿lo cambiaría? Seguramente no hay respuesta. Siempre deseamos lo que no tenemos, y esto no va solo de postadolescencia. Bestfriends plantea estas y otras muchas preguntas y, si prestas atención, te darás cuenta de que eres, has sido o te convertirás en alguno de sus protagonistas, porque ya lo dijeron los REM hace mucho tiempo: «Everybody hurts».

Y por si quedaba algo sin responder, quedamos con Carlos Val en pleno Festival de Cine de Huesca para hablar de Bestfriends y, cómo no, sobre la vida. Porque ¿acaso no es eso el cine?

¿Crees que Bestfriends es una película generacional?

Sí, es totalmente generacional. En un primer momento nos decían que esta película estaba hecha para gente que no va al cine, un público que empieza a tener hijos y si va a las salas es para ver Buscando a Nemo. Jonas Grosch y yo nos pusimos un objetivo: contar la película que queríamos contar y hacer la película que queríamos hacer. Hablar de nosotros, de nuestro momento y también del de Katharina Wackernagel, la actriz principal. El momento de la crisis de no tener pareja, plantearse la posibilidad de tener o no hijos, empezar a valorar las amistades y el tipo de vida que te rodea. Todo esto es una constante a partir de los 30.

¿Pero habrá un reducto de público que esté viviendo ese momento?

En este caso la protagonista, Susi Q, no tiene hijos y no se lo plantea. Ella vive la juventud —o lo que nosotros consideramos como juventud— de una manera muy intensa. Se revela contra todo eso pero luego resulta ser conservadora en otros aspectos. Esos eran los matices que nos interesaban especialmente. Siempre hay una Susie Q dentro de nosotros. Todos tenemos ese demonio que quiere salir y decir carpe diem, pero luego hay una necesidad de estabilidad, de estar en pareja y de tener un amor estable y no difuso. También está representado en otros personajes de la película como el de Steffen, mi personaje favorito, uno de los actores secundarios interpretado por Niels Bormann, actor de la escuela más importante de teatro de Alemania (Schaubühne am Lehniner Platz).

bestefreunde-02-SUSI-Q-(Katharina-Wackernagel)

Si no dejas de repetirte «Malditos 30», hay algo de Susi Q en ti. Una excelente actuación de Katharina Wackernagel que no te dejará indiferente.

¿Crees que hoy en día la juventud se puede entender casi como un estilo de vida? Parece que, si la extiendes más allá de lo esperado, te estás saliendo de ciertos cánones sociales.

Hay una película de Max Ophüls, El placer, compuesta por varias historias. Una de ellas comienza con un tipo que se cuela en una fiesta con una máscara. Empieza a bailar de una manera completa y absolutamente alocada. En un momento, cae al suelo exhausto, muerto. Le quitan la máscara y descubren que es un señor mayor, nonagenario, y la gente se sorprende precisamente porque sus movimientos y actitud no coincidían con su rostro. Eso es un poco lo que nos sucede en la vida real. En este caso, llega un momento en el que pasas de los 35 o los 40 y, aparte de que te llaman señor por la calle, ya no está bien visto que hagas una serie de cosas.

¿Crees que es la sociedad quien nos dicta el final de esa eterna juventud?

Yo creo que no solo es la sociedad, porque la sociedad ¿qué es? La sociedad está dentro de nosotros, ¿no? El problema es que en un momento te plantas y te preguntas: ¿debería comprarme una casa?, ya que tengo un hijo, ¿tenemos otro? Esas cosas son las que la sociedad nos ha metido en la cabeza y también son esos goles que nos acabamos metiendo a nosotros mismos.

¿Se puede llegar a un término medio?

Creo que estamos ante una lucha constante. Hay que ser coherente con uno mismo y las apariencias engañan. De hecho en Bestfriends, Steffen parece el típico padre calzonazos pero luego todo cambia y resulta ser el personaje más rebelde.

¿La idea de la película surgió a raíz de una vivencia personal? 

Jonas y yo teníamos un amigo en común con el que habíamos hecho un montón de cosas. Un día este amigo se echó novia y ella le empezó a desaconsejar nuestra compañía. Le decía que hablábamos demasiado alto significa que no le gustaban sus amigosy él, en vez de rebelarse, decidió hacerle caso y empezamos a perder el contacto. Por eso Jonas y yo pensamos en hacer una historia de esto. Algo muy habitual a partir de los 35, un momento en el que las cosas te empiezan a alejar de los amigos de toda la vida: el trabajo, la pareja, los hijos. Parece que tienes que construir una casa, amueblarla y empiezas a pasar todo el maldito día en Ikea.

CARTEL-BESTFRIENDS-B-702x1000-211x300

Bestfriends también ha sido proyectada en prestigiosos certámenes internacionales como el Festival Internacional de Cine de Hof o el Filmfestival Max Ophüls Preis.

¿Por qué decidisteis rodar en Alemania?

Digamos que el dinero era más fácil de conseguir allí. Katharina, la protagonista, es muy famosa en Alemania y nos podía abrir más puertas que en España. También es la tercera película que rueda Jonas y ya conocía la manera más barata de conseguir técnica, actores y gente comprometida. En Berlín era infinitamente más fácil adquirir todo esto, sobre todo sin pedir subvenciones. Simplemente teníamos que coger una cámara, ir a la localización y empezar a rodar sobre el guion.

¿Qué acogida tuvo allí la película?

Yo creo que ha funcionado muy bien, de hecho, se puede decir de pocas películas que hayan sido un éxito completo. En el caso de Bestfriends no ha sido un éxito de público, taquilla y crítica, pero sí lo ha sido en tanto que capitalizamos todo el equipo. El sueldo partía de una idea comunista, todo el mundo cobraba mil euros, excepto los productores que tenían que recuperar la inversión. Había posibilidades de venderla a la tele y, aunque no es algo habitual, la televisión alemana la compró y por eso todo el mundo pudo cobrar posteriormente esos mil euros.

¿Por qué la gente tendría que ir al cine a ver Bestfriends?

Es una comedia agridulce que avanza a ritmo frenético. Contamos una historia muy fresca a ritmo de rock & roll. Hay muchos temas dentro de la película que podrían ser interesantes para la gente. Dentro del tema de la amistad rota o el problema de la crisis de la amistad a partir de los 35, también se toca el tema de los desahucios. Es una cosa que parece que en Alemania no sucede pero es bastante habitual con las rentas antiguas. También se habla del tema de la juventud y del punto en el que se supone que se debe sentar la cabeza. Además los actores están fantásticos.

—¿Algún nuevo proyecto entre manos?, ¿nos podrías adelantar algo?

No puedo adelantar mucho. Estoy trabajando en una historia basada en hechos reales de dos jóvenes que huyen de un presente muy doloroso que les lleva al extremo. Son historias que sucedieron en los años ochenta, época de la droga y de las sectas. Todo esto modificado para contar una historia del presente. Esta vez será una producción española escrita y dirigida por mí.

 

Por Elisa Plana

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current month ye@r day *