Recetas de rock: salchichas de Keith Richards

En cuestiones culinarias los gustos de las estrellas de la música rara vez trascienden. En todos estos años solo he conseguido saber que a los Pet Shop Boys no les gustaba nada que les fotografiasen comiendo y, de hecho, todavía nadie ha logrado hacerlo.


life_1

Memorias escritas por Keith Richards y James Fox y editadas por Weidenfeld & Nicolson en octubre de 2010.

Se sabe, eso sí, que Sir Paul McCartney es vegetariano y que Dave Grohl, actual cantante y líder de los Foo Figthers, en su época de batería en Nirvana era adicto al picante.

El caso de Keith Richards es otra cosa, en su estupendo libro de memorias Life, nos cuenta innumerables anécdotas de todo tipo. Por lo visto, cuando se levantaba de la cama —la mayoría de las veces en condiciones lamentables— se ponía cualquier cosa que encontraba por el suelo. Muchas veces esas prendas pertenecían a su pareja, Anita Pallenberg, como comenta el guitarrista en sus memorias, «tenemos la misma talla», así que Keith desayunaba vestido con blusas de su esposa, «de repente y solo por esta circunstancia me vi convertido en un icono de la moda» y esto era cierto, de hecho, su amigo Johnny Deep le visitó para que le ayudara a copiar su look para la película Piratas del Caribe a la que el aspecto de filibustero de Keith le venía de perilla.

Volviendo al tema de las comidas, Richards nos comenta su teoría sobre las costumbres occidentales sobre la alimentación, «eso de comer tres veces al día es una chorrada, hay que comer cuando se tiene hambre». A su favor hay que decir que en sociedades menos ocupadas que la nuestra este sistema funciona bien, quizá sea también porque comen cuando pueden, en nuestra cultura solo Keith y algunos bebés comen «a demanda».

La organización del guitarrista comenzó sin duda cuando tras los conciertos no encontraban ningún lugar abierto en que les dieran de cenar. Mick Jagger solucionó este problema encargando una tarta antes para después de las actuaciones y poniendo una norma, solo él puede empezarla, pero Keith, ni corto ni perezoso, se agenció un hornillo de butano como los de las excursiones y lo lleva siempre consigo junto a los ingredientes para cocinar su comida preferida. Como veréis es una receta sencilla pero él nos la brinda en su libro con toda la generosidad y entrega de la que un Rolling Stone es capaz. Aquí va la receta:

Las salchichas de Keith Richards

Ingredientes para cuatro personas: 12 salchicas frescas, 2 cebollas, 250 gr. de panceta especiada, 1 kg. de patatas, 200 gr. de guisantes, 200 gr. de zanahoria, salsa de carne HP, 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra y 60 gr. de sal.

1. Lo primero, encontrar un carnicero que haga salchichas frescas.

2. Se prepara un sofrito de cebolla y panceta bien especiada.

3. Se ponen las patatas a cocer con un chorro de aceite, unas cuantas cebollas picadas y sal —condimentar al gusto—. Se añaden unos pocos guisantes a las patatas —o unos trocitos de zanahoria—. Ahora vamos por buen camino.

4. Luego se puede optar por hacer las salchichas hervidas, al grill o fritas. Se añaden al sofrito de panceta y cebolla —o se ponen en una sartén sin precalentar y se les añade el sofrito al cabo de un rato— y se dejan que se vayan haciendo poco a poco, dándoles vuelta cada pocos minutos.

5. Se hace el puré.

6. Las salchichas ya están desgrasadas.

7. Servir con su jugo.

8. Salsa de carne HP —marca inglesa— según el gusto personal.

 

Beban y coman con moderación, en la dosis está el veneno. Mucha salud.

 

Por Quique Artiach

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current month ye@r day *