Café con Luisa Gavasa

El aroma de los gladiolos perfuma la ciudad inundando el corazón de zaragozanos y foranos. Esta esencia, como si de la magdalena de Marcel Proust se tratara, remueve intensos recuerdos haciéndonos viajar a uno de los momentos más emocionantes de las Fiestas del Pilar: el pregón. Todavía podemos escuchar el «¡Viva Zaragoza!» que Luisa Gavasa (Zaragoza, 1951) nos regaló desde el balcón del Ayuntamiento de Zaragoza el pasado 8 de octubre.

Ella, imparable, lleva actuando desde 1977 con Doña Perfecta hasta La Novia en 2015, ha trabajado con directores de la talla de Pedro Almodóvar, Javier Balaguer o Dominique Maillet, y actualmente, está inmersa en la grabación de Las chicas del cable, primera serie en español de Netflix. Entre su apretada agenda, siempre tiene tiempo para dedicar palabras de amor y gratitud a su tierra, Aragón. Les invitamos a escuchar su característica voz intensa, majestuosa, segura y honesta. Un auténtico placer tomar un café con ella, Luisa Gavasa, disfruten.


Luisa-Gavasa-12.0

Se formó como actriz en la barcelonesa Escuela Adrià Gual y en el Actor’s Studio de Nueva York. Foto: página oficial Luisa Gavasa.

¿Qué se siente al subir al balcón del Ayuntamiento?

¡Ya te puedes imaginar! El balcón es tremendamente emocionante, cuando fui hija predilecta de Zaragoza pensé: «Qué bien que no tengo que hablar». Y resulta que, años después, me entero de que tengo que salir a dar un discurso. Es un sentimiento de responsabilidad enorme. Lo que pasa es que lo disfruté mucho, fue tanta la alegría y la emoción. Sin duda, una de las experiencias más hermosas de mi vida.

¿Se podría comparar la sensación de subir a un escenario con la de estar sobre el balcón?

No, son emociones distintas, el sentimiento de subirte al escenario tiene que ver con otras cosas, con la profesión, con el público. El balcón es mi gente, mi ciudad, mi cierzo, el Ebro, las jotas que cantaban mis abuelos, mis padres, el sonido de sus nombres… ¡No tiene nada que ver!

¿Recuerdas algún momento del pregón con especial emoción?

Cuando hablé de los míos, recordando a mis padres y abuelos. Otro de los momentos especialmente apasionantes fue cuando dije: «¡Viva Zaragoza!», ahí me emocioné muchísimo. Ahora al recordarlo me vuelvo a emocionar.

«Nunca sabes lo que tienes hasta que lo pierdes», ¿empezaste a valorar más tu tierra a raíz de irte fuera?

No, irme fuera, en mi generación, era casi forzoso a nivel profesional, no había muchas alternativas, no había escuelas. Así que en mi caso no es cierto que lo haya valorado más con la distancia. Yo iba haciendo mi carrera en Madrid y la vida me ha ido trayendo premios y reconocimientos. Si hay algo de lo que he presumido siempre es de ser profeta en mi tierra y, además, he tenido reconocimientos constantes, siempre me han tratado de maravilla.

¿Qué pensaste cuando viste un grupo de Facebook que se llama Seguidores de Luisa Gavasa ?

Me quedé muy sorprendida y luego me sentí tremendamente agradecida, como es lógico. Siempre me sorprenden mucho estas cosas, pienso: ¿tantos méritos me ve la gente? Que haya personas que siguen mi carrera y me reconozcan es muy gratificante.

de-tu-ventana-a-la-mia-pelicula-6

Luisa Gavasa consiguió su primer Goya por su segunda colaboración con Paula Ortíz: La Novia (2015), que vino tras De tu ventana a la mía (2011).

Como actriz profesional, ¿qué consejo le darías a los jóvenes que se están formando en este oficio?

Es una carrera muy larga, una carrera de fondo, de resistencia. Nunca hay que pensar que has llegado porque nunca llegas a ninguna parte, siempre estás llegando. Les recomiendo que se formen, que estudien y que aprendan inglés, esto último siempre lo digo y es muy importante.

¿Hay algún consejo que te dieran tus padres que tengas presente hoy en día?

Mi padre me dijo que el pecado no existía. Bueno, que solo había dos: tirar comida porque hay gente que pasa hambre y traicionar a los amigos. Estas dos cosas las tengo marcadas a fuego. Otra cosa que también me decía todas las mañanas era que cuando me mirara al espejo me pudiera mirar siempre a los ojos. Afortunadamente lo sigo haciendo cada día.

En el discurso de agradecimiento al recibir el premio a la mejor actriz de reparto en los premios Goya comentaste que le diste la mano por primera vez a Paula Ortíz hace 16 años. ¿Cómo fue el inicio de esta relación?

Hace 16 años fui a Zaragoza para ser jurado en un festival de cortos. Las obras que salían no me interesaban mucho, hasta que, de repente, salió un corto en blanco y negro con una mujer y un texto maravilloso de Juan Mayorga.

Me emperré con que la directora tuviera un premio, como me puse tan pesada, me dijeron que fuera yo la que se lo entregara. En el momento de la gala me encontré a una Paula de 20 años, era como un pajarico. Al día siguiente, me llamó una amiga, Concha Gaudó, para decirme que le habían dado un premio a Paula Ortíz, me sorprendió que lo supiera porque en esa época no había móviles y me dijo que era hija de Tomás Ortíz y Gloria Álvarez, dos compañeros míos de la Universidad. Me comentó que a Paula le habría gustado mucho que yo le pusiera la voz al corto pero le dio vergüenza. En ese momento, me hice con su teléfono y la llamé.

«¿Eres Paula Ortíz?, soy Luisa Gavasa», al instante se hizo un tremendo silencio. Le dije lo siguiente: primero, nunca te digas que no antes de preguntar, porque yo te habría dicho que sí. Y segundo, quiero que sepas que a partir de ahora puedes contar conmigo para todo lo que necesites porque voy a estar a tu lado. Así empezó nuestra historia de amor, y así seguiremos hasta que me diga adiós.

Luisa-Gavasa-5.0

Luisa ha compaginado su trabajo como actriz con sus estudios de Filología inglesa y Periodismo. Foto: página oficial Luisa Gavasa.

¡Qué lujo poder trabajar así!

Sí, la verdad es que no tiene precio, es una relación muy especial. Nos miramos a los ojos y ya sabemos lo que pensamos. Sé que sin ella yo nunca hubiese tenido un Goya y esto es algo que le agradeceré siempre.

En numerosas ocasiones has manifestado tu gratitud hacia tu representante, una figura muy importante y pocas veces visible. ¿Cómo es vuestro vínculo?

Teniendo en cuenta que mi nieta le llama tito Alberto, te puedes imaginar cómo es. Anoche precisamente estuvimos en casa de mis hijos viendo un programa precioso de Aragón Televisión que se llama ADN Aragonés.

Tenemos una relación que trasciende a lo profesional, de absoluta confianza. Con decirte que ni siquiera firmamos un contrato. Lo conocí hace 25 años porque trabajaba con María Luisa Ponte y con Agustín González. Afortunadamente hace 16 años que empezamos nuestra relación laboral, es como tener un hermano que se ocupa de mis asuntos.

A lo largo de tu carrera has recibido muchos premios y reconocimientos: un Goya por la mejor interpretación femenina de reparto, un premio Simón por la mejor interpretación, etc. ¿Hay algún galardón que sea más especial para ti?

Un premio muy importante es el premio a mi trayectoria en la Semana del Cine y la Imagen de Fuentes de Ebro. También el premio de la Unión de Actores y Actrices, ya que te hace sentir el apoyo y respeto de los compañeros de profesión. El Goya también es importante porque hace que dejes de ser invisible para mucha gente, sobre todo de cara a los directores.

¿Algún premio personal?

Evidentemente, el premio de mi vida es mi hijo, su mujer, mis nietas y mi pareja. Tener salud es otro premio valiosísimo en estos momentos de mi vida.

Desde luego haber sido pregonera de las Fiestas del Pilar es otro de los regalos que me ha hecho la vida, te lo aseguro.

 

Por Isabel Esteban

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current month ye@r day *