Shake-A-Round 2º Aniversario, «¡Bailad, malditos!»

No siempre la semana trascurre como querríamos; bendito sábado y su redención. Con él comienza ese mágico ritual que algunos envolvemos a base de cervezas y buena música. Algo de lo que saben, y mucho, los creadores del Shake-A-Round, un ciclo de «música en directo y “vinilíticas” sesiones a los platos» que el sábado pasado celebró por todo lo alto su segundo aniversario entre La Casa del Loco y La Lata de Bombillas.


Shake-A-Round-1

DeeJay Francho y Dj Beiby son los nombres de guerra de Francho Angás y José Manuel López, organizadores y DJ residentes del Shake-A-Round. Foto: Cristina Alejandre

Los organizadores del Shake-A-Round, Francho Angás y José Manuel López, lo tuvieron claro desde el principio: «Había que darle a Zaragoza la fiesta que se merecía en cuestión de sonidos de rock’n’roll y rhythm & blues original. Planteándolo desde una perspectiva fresca y abierta, que no oliese a apolillado y con el objetivo de conseguir que la gente se desmelene y ¡baile! Nosotros hemos copiado el tipo de club que existe en Inglaterra y en muchas capitales europeas desde los años sesenta, dando la misma importancia al músico que al DJ, y apostando por la música en vivo y sobre todo por el baile. Es una vieja fórmula pero que estamos demostrando que funciona, porque la música para nosotros es sobre todo diversión y eso es lo que intentamos transmitir a la gente. Y parece que nos entienden».

Desde luego que lo entendemos. Shake-A-Round es mucho más que su programa de conciertos, ha sido capaz de generar una comunidad sólida, un club, que se reúne sea cuál sea la sede, cita tras cita, en torno a música de los cincuenta y los sesenta. Un fiel grupo de seguidores que demuestra con creces que los rockabillies zaragozanos no desaparecieron con su mitiquísimo Kezka, y que están dispuestos a acoger a los neófitos al grito de «¡Bailad, malditos!». Todo aquel que haya vivido una de sus sesiones se da cuenta de que su atmósfera va más allá de las actuaciones, Shake-A-Round también es cuidados estilismos, conversaciones en los baños postconcierto, bailes improvisadamente coreografiados por expertas rockabillies, y, sobre todo, muy muy buen rollo.

The Texatones

The Texatones no son ni mucho menos nuevos en esto, proceden de formaciones anteriores tan potentes como The Vibrants (Chuco y Sergio), The Tacomas (Cucho) o Los Tornados y The Nitemares (Jesús Sanz). Foto: Cristina Alejandre

Y una vez puestos en contexto, vamos al meollo. La noche del 21 de enero comenzó suave, gracias a las caricias de The Texatones, una reciente formación que debutó esa misma noche en nuestra ciudad y que está compuesta por dos zaragozanos: Chuco (voz y guitarra) y Sergio «Norton» (batería), y por un madrileño Jesús Sanz (contrabajo). Su r&r texano nos trasladó al mismísimo estudio de grabación de la Sun Records y, con mucha clase, la aterciopelada voz de Chuco recorrió temas míticos de Cliff Richard o Buddy Holly (muy grandes «Peggy Sue» y «Tell Me How»). Pero cuando sonó el brutal «I’m Ready» de Cochran, The Texatones dejaron a un lado su suavidad, para comenzar a dejarnos sin aliento. Aunque está claro que, por su más que demostrada calidad, ejercieron más que de simples teloneros, tuvieron la elegancia de guiarnos con una selección de temas perfecta para la llegada de Pep Torres & His Pepinos.

Pep Torres & His Pepinos

Con motivo de su segundo aniversario el colectivo Shake-A-Round contó por primera vez un artista internacional desde USA, el gran Pep Torres. Foto: Cristina Alejandre

«Si aplaude el zapato en la primera canción, es buena señal»; sí, Pep, un zapato roto siempre es buena señal. Y, así, en calcetines y sin miramientos, Pep Torres continuó un concierto en el que cómodamente pasaba de baladas a sus temas más cañeros, tomando poco a poco el escenario y ganándose al público con cada una de sus intervenciones. Catorce años después de su último concierto en Zaragoza, el californiano de origen mexicano (curiosamente su madre nació en Atizapán de Zaragoza) y residente en Suiza, nos dejó claro desde el primer minuto que esta también era su ciudad «por derecho de conquista». Qué iba a hacer sino conquistarnos un tipo que está considerado como un rey del r&r latino… Desde luego, con grandísimos temas como «You & I», «Muchacho Zafado» o «Lorena», lo consiguió. Y qué podemos decir de His Pepinos, ¿de verdad que casi no habían ensayado? Creo que dudaron más ellos del resultado final que los asistentes, que al margen de detalles técnicos, se dejaron llevar por la fuerza del conjunto.

Pero la fiesta no terminó ahí, fuimos muchos los que nos quedamos con ganas de más y decidimos continuar el decumano hasta La Lata de Bombillas. Allí la agitada masa del Shake-A-Round se mezcló con los parroquianos habituales de La Lata al ritmo de DJ Moonwolf, que desde Castellón trajo los sonidos más black de la noche: rhythm & blues del bueno. Las horas pasaban, y DeeJay Francho y DJ Beiby se alternaban en la cabina con la calidad de siempre, a unas horas en las que he de confesar que las cervezas y los bailes frenéticos también comenzaron a alternarse demasiado, así que solo puedo terminar diciendo: Let’s Shake! ¡Próxima cita, el 25 de marzo!

 

Por Elisa Plana

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current month ye@r day *