«Horizon Zero Dawn»: un futuro salvaje, primitivo y… ¿con máquinas?

Salvo unos pocos afortunados y la prensa especializada, al resto nos ha tocado esperar hasta el 1 de marzo para probar la punta de lanza de Sony para este primer trimestre. Ahora, y tras los primeros compases del juego, vamos a arrojar un poco de luz sobre lo nuevo de Guerrilla Games.


Lejos queda la presentación oficial de Horizon Zero Dawn en el E3 de 2015, donde sorprendió desde el primer momento, al ser una nueva IP de un ya conocido estudio como es Guerrilla Game. Los padres de la saga Killzone se atrevían con algo nuevo y alejado de su elemento: el shooter. Así pues, nos encontramos con un juego tipo sandbox —de mundo abierto—, algo con lo que este estudio nunca había tratado. Las dudas surgieron rápidamente. Cabe destacar que la saga Killzone ha tenido sus altibajos. Fue presentada como HaloKiller —en referencia a competir directamente con el buque insignia de su principal oponente, Microsoft—. No consiguió alcanzar las cotas de excelencia que se esperaba de ella, si bien es cierto que dio un golpe sobre la mesa con Killzone 2, demostrando que el estudio tenía músculo técnico, y un adictivo competitivo online. Por desgracia, no supieron mantener el nivel con un descafeinado Killzone 3 en los últimos años de PS3. Tampoco acabaron de entrar bien en la Next Gen con Killzone: Shadow Fall que, pese a ser un juego más que notable, no entusiasmó ni a la crítica ni a los fans.

Pero si algo consiguieron con esta presentación fue llamar la atención y generar expectativas. Siempre es un placer cuando en la presentación oficial de un juego ya podemos ver gameplay real y no solo cinemáticas. De esta manera, y tras una breve introducción de su universo, comenzaba una demo de lo que hoy tenemos entre manos.

Horizon-Zero-Dawn

Es un auténtico deleite visual y un soplo de aire fresco ver una dirección artística con tanta personalidad, acompañada de semejante calidad gráfica. En este aspecto, Guerrilla Games nunca ha decepcionado. Esta vez, han aprendido de sus errores y han mejorado sus flaquezas.

El universo en el que se desarrolla Horizon Zero Dawn es su primer punto a favor. Nos encontramos en un mundo donde el ser humano ya no es la raza dominante, y las grandes ciudades son cosa del pasado. Apenas quedan resquicios de ese tiempo, y estos están totalmente modificados por la propia naturaleza.

En torno a la historia, debemos decir que se ha ido mostrando con cuentagotas. Poco sabíamos hasta tener el juego en nuestras manos, y comenzar las primeras horas. Sin entrar en spoilers, debéis saber que la historia gira en torno a Aloy, miembro de una de las tribus más antiguas que se nos presentan. Tras unos sucesos, nuestra protagonista se aleja de su tribu hacia tierras prohibidas, en busca de su origen y de los motivos por los que esas grandes civilizaciones que poblaban la Tierra en el pasado han desaparecido. El juego nos deja unos primeros compases espectaculares, planteando muy bien los conflictos y las motivaciones de Aloy, que dicho sea de paso, me parece una protagonista que puede convertirse en otra de esas caras representativas de Sony junto a Nathan Drake o Kratos. Siempre agrada ver un nuevo tipo de heroína, y Aloy demuestra que hay hueco para personajes femeninos fuertes e interesantes en la industria. Guerrilla Games ha hecho un trabajo excepcional retratando y definiendo a su protagonista, haciéndola muy humana y alejándola de ese fantasma que ya empieza a quedar en el pasado de mujeres en los videojuegos como secundarias vacías e hipersexualizadas. Es una alegría ver cómo la industria avanza en la creación de personajes más verosímiles. Ejemplo de ello es cuando Crystal Dynamics trajo el reboot de Tomb Raider, mostrándonos a una Lara Croft con unas proporciones más realistas.

Horizon Zero Dawn 2

Las animaciones también son fluidas, y en su conjunto, con sus múltiples variables, ayudan a representar a esa protagonista ágil y escurridiza que es Aloy.

No sería justo continuar hablando de los personajes sin mencionar lo único que quizá le puede plantar cara a Aloy en carisma y detalle. El realismo y la coherencia con el que se ha elaborado el bestiario del videojuego es fascinante. Hay dinosaurios pequeños y escurridizos que alertarán a la manada si nos descubren, los hay acuáticos, y también gigantescos, recordándonos a los temibles T. rex. Todos gozan de un nivel de detalle increíble, habilidades únicas y una IA de lo más cuidada. Me ha sorprendido gratamente ver que reaccionan de manera muy distinta, dependiendo del contexto, y tras varios enfrentamientos sigo descubriendo nuevos patrones y movimientos. Se pueden perder horas admirando cómo interactúan los animales con el mundo, dejando imágenes para el recuerdo de todo jugón. La magnitud del juego sorprende desde el primer minuto.

Puede sonar exagerado, con juegos como Uncharted 4 en el mercado —que demostró que un sistema cerrado puede plantar cara a PC de gama alta—, pero en Horizon Zero Dawn la escala está a otro nivel. No nos encontramos ante una aventura lineal. Podemos recorrer un vasto mundo con distintos terrenos y climas dinámicos. Algunos enemigos y animales robóticos muestran momentos técnicamente brillantes. Algunas vistas al llegar a zonas altas nos ayudan a comprender la magnitud del mundo que Guerrilla Games ha creado. Es difícil que un juego sorprenda a día de hoy por gráficos, teniendo cosas de tanta calidad moviéndose en equipos de miles de euros, pero Horizon Zero Dawn lo consigue, y eso es una gran virtud. Me atrevería a afirmar que nos encontramos ante el juego de mundo abierto más bonito y gráficamente potente que se ha realizado hasta la fecha.

Horizon Zero Dawn 3.5

Se nos presenta una combinación de combate cuerpo a cuerpo y shooter en tercera persona que funciona.

Pero no solo esto da la sensación de ser un juego muy cuidado. En la jugabilidad mantiene el mismo nivel. Disponemos de distintas armas, personalización, y todo tipo de proyectiles para hacer frente a estas criaturas. Resulta interesante remarcar que la munición se crea con elementos que se encuentran en el mundo, añadiendo así un componente de crafteo. Aloy también puede escalar, nadar e incluso domar ciertas bestias para usarlas como medio de transporte. Mención especial merece el sistema de sigilo que en muchos momentos se posicionará como otra manera de afrontar determinadas misiones y desafíos. Sin embargo, no me ha dado la sensación de que esté al mismo nivel que el resto de opciones. Otro punto interesante de Horizon Zero Dawn es su toque RPG. Aloy sube de niveles y podremos ir desbloqueando habilidades para mejorar puntería, pirateo, vida, habilidad cuerpo a cuerpo, ayudando a afinar nuestro estilo de juego y creando una personalización de lo más interesante.

En cuanto a la trama, tenemos una línea de misiones principales que va desarrollando la historia, pero también numerosas secundarias y eventos dinámicos repartidos por el mapa. Esta variedad consigue atrapar tanto como la trama principal; todo un acierto para alargar la vida del juego.

Horizon Zero Dawn 3

Si bien tenemos las típicas misiones de recadero y recolección que tanto aparecen —y cansan— en los juegos de mundo abierto, también hay numerosas cadenas de misiones secundarias que ayudan a arrojar más luz sobre este universo.

Se trata de un juego en el que hay mucho por hacer, y los que se detengan a explorar y dejarse atrapar por esta experiencia, fácilmente podrían disfrutar de 40 horas de juego. Los que solo busquen completar la historia principal podrían hacerlo en torno a 18-21 horas. Una duración, en ambos casos, bastante larga.

Mientras escribo estas líneas, no puedo esperar a volver a adentrarme en esta maravilla, y ayudar a Aloy a descubrir los misterios que se esconden en las antiguas ciudades ya extintas. Os recomiendo encarecidamente que le deis una oportunidad. No os defraudará.

 

Por Enrique Carricoba

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current month ye@r day *