Te recomendamos: especial Madrid literario

Hace unos días realicé una ruta de interés literario y artístico por una de nuestras más carismáticas ciudades: Madrid. Aunque se trata de una ciudad que visito periódicamente como medio de enriquecimiento cultural, lo cierto es que la capital madrileña ofrece siempre un rostro nuevo. Se trata de un espacio donde la pluralidad, el dinamismo y el insomnio —que parecen ser los rasgos característicos del entorno urbano— alcanzan su máximo esplendor en lo que concierne a la geografía española. Madrid es sencillamente sorpresa, libertad, espacio donde el individuo es capaz de manifestarse sin subvertir una atmósfera ya construida a base de contrastes. Según William Cowper, «Dios creó el campo, y el hombre la ciudad», por lo que, pese a la decadencia que se observe en ella, es posible rescatar numerosos aspectos propios de la genuinidad humana…


A dónde ir:

Hiperión. Calle Salustiano Olózaga, 14, 28001 Madrid

Hiperión (c/ Salustiano Olózaga, 14)

Pocas horas después de mi llegada a Madrid, el primer lugar al que decidí acudir fue a la mítica librería Hiperión, situada a pocos minutos del parque del Retiro y donde se encuentra a su vez la sede de la editorial Hiperión (fundada en 1975 por Jesús Munárriz). Aunque dicha editorial destaca, sin lugar a dudas, por sus ediciones de poesía, no debemos olvidar el especial interés que la librería dedica a los libros de ensayo, narrativa, historia, filosofía e incluso manuales de idiomas. Además de ser una librería imprescindible para aquellos poseídos por la poesía, cabe mencionar que, en 2004, Hiperión obtuvo el Premio Nacional a la Mejor Labor Editorial Cultural, concedido por el Ministerio de Cultura español. Un reconocimiento que sugiere la importante labor literaria que llevan haciendo hasta la fecha.

Qué leer:

“Mucho antes de anochecer                                                                                                                                                                                entra en tu casa quien con lo oscuro el saludo cruzó.                                                                                                                                                           Mucho antes de amanecer                                                                                                                                                                                        despierta                                                                                                                                                                                                                             y atiza, antes de irse, un sueño,                                                                                                                                                                                                       un sueño resonante de pasos:                                                                                                                                                                                          le oyes recorrer las lejanías                                                                                                                                                                                                         y hacia allí lanzas tu alma.”

Paul Celan, De umbral en umbral, Madrid, Hiperion, 2005, 128 pp., 10 €.

Aprovechando mi visita a la librería, adquirí uno de los poemarios que han acompañado mi estancia en Madrid: De umbral en umbral del poeta alemán Paul Celan, en una cuidadísima edición bilingüe con traducción y notas de Jesús Munárriz.

Mucho antes de anochecer
entra en tu casa quien con lo oscuro el saludo cruzó.
Mucho antes de amanecer
despierta
y atiza, antes de irse, un sueño,
un sueño resonante de pasos:
le oyes recorrer las lejanías
y hacia allí lanzas tu alma.

 

 

Qué ver:

azotea-810x456_c

El Círculo de Bellas Artes está situado en la calle de Alcalá nº 42

Después, decidí acercarme al Círculo de Bellas Artes, localizado en la céntrica calle de Alcalá, que por cierto está considerado como uno de los centros culturales de referencia a nivel europeo. Dicho centro se ubica en un emblemático edificio diseñado a principios del siglo XX por el famoso arquitecto y urbanista español, Antonio Palacios. Las distintas salas donde se desarrollan actividades y exposiciones que abarcan variadas disciplinas como las artes plásticas, la literatura o las artes escénicas, se ven coronadas por un maravilloso mirador donde se puede disfrutar de una de las vistas más privilegiadas de la capital.

Más allá de la preciosa panorámica urbana, el Círculo de Bellas Artes acoge —hasta el día 21 de mayo—, una interesante exposición sobre el pintor británico Francis Bacon: «Francis Bacon. La cuestión del dibujo»;con la que se pretende desmentir la afirmación de que el célebre artista (como en muchas ocasiones llegó a reconocer él mismo) no dibujaba. Las obras, regaladas por Bacon a su expareja Cristiano Lovatelli Ravarino, versan sobre algunos de los temas que más obsesionaron al pintor, tales como el papa Inocencio X de Velázquez.

Por otro lado, el subterráneo del edificio alberga, hasta el domingo de esta semana, una exposición sobre el poeta portugués Fernando Pessoa, en un recorrido audiovisual por la ciudad de Lisboa al hilo de algunos de sus escritos más relevantes. La muestra, que lleva como título «Pessoa/Lisboa», resulta una opción muy recomendable para acercarnos a la vida y obra de uno de los escritores más brillantes del siglo XX.

Qué comer:

taberna-alambique-vista-interior-ef2ee

La taberna El Alambique abre de lunes a sábado de 13 h a 16:30 h, y de 20 h a 00:30 h. Los domingos no abre por las noches

A mitad de jornada, di un tranquilo paseo hasta el barrio de las Letras, con la intención de comer en algún restaurante típico y de ambiente familiar, puesto que a veces, uno regresa a la visión impersonal de las ciudades. Con motivo de mi refugio, pero también deseoso de no perder la causa cultural de mi visita, opté por acudir a la taberna El Alambique, un pintoresco establecimiento donde curiosamente se reúnen, desde hace más de veinte años, numerosos escritores y pintores de la capital como los poetas Ángel Guinda, Agustín Porras, José Cereijo o el pintor Juan Antonio Díaz. Al destilamiento artístico que con frecuencia presencian, les acompaña un menú de gran riqueza gastronómica y buen precio, aconsejable para todos aquellos que deseen combinar las letras con los placeres del estómago.

Por qué ir:

De mi visita podría rescatar otros tantos lugares que considero fundamentales para lograr una experiencia plena en la capital, como la bohemia de Malasaña, el conocido Museo del Prado o los teatros de la Gran Vía. Lo cierto es que un par de días no son suficientes para conocer ni la mitad de esta vastedad de cristal, neón y acero llamado Madrid, y mucho menos aún la limitación con que la palabra trata de comprimir la urbe en este artículo.

No obstante, me respaldo en la conclusión de que hasta la más calculada metrópolis necesita de algunos puntos de fuga; una cierta serendipia que demuestre por qué ese «gran desierto» (como diría Fuller) también respira.

 

Por Javier Fajarnés

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current month ye@r day *