Alberto Pérez Puyal recupera la historia de los refugiados albaneses y kurdos a través de la fotografía

El documentalista y fotógrafo oscense Alberto Pérez Puyal acaba de publicar Refugiados: Albania 1998 – Kurdistán turco 2002. Con una cámara analógica y contratando a un fixer, obtuvo un material con el que, a fines de los noventa y comienzos del 2000, consiguió publicar algunos reportajes en Heraldo de Aragón. Casi veinte años después, decidió rescatar todo este material, acumulado en una caja, y convertirlo en una publicación. Con una óptima financiación de crowdfunding, y aventurándose en el mundo de la maquetación, Pérez Puyal —también profesor de imagen y sonido— ha logrado publicar este libro, que presentó el pasado martes 21 de marzo en CPA Salduie, y que busca destinar parte de sus ganancias a varias ONG.


Presentación del libro de Pérez Puyal. Fotografías cedidas por el CPA Salduie

Imagen de la presentación de Refugiados: Albania 1998 – Kurdistán turco 2002 en CPA Salduie. Foto: CPA Salduie

«La historia surgió hace casi veinte años, cuando opté por comenzar mis propios trabajos de manera freelance. El primero que hice fue un trabajo de la situación de Albania en 1998. Entonces, atravesaba un momento realmente complicado. Por un lado, el fin de la dictadura comunista más cerrada que Europa había tenido llevó al país a desarrollar un capitalismo salvaje, con muchísimos negocios especulativos que llevaron a todo el país a la bancarrota. La situación estalló por los aires: hubo enfrentamientos con el Gobierno, con la policía, etc., se ejecutaron a los presos y ardieron todos los bancos. En 1997 y 1998, muchos albaneses estaban subiéndose a barcos, clandestinamente, para saltar hasta Italia. Además, por otro lado, Albania tenía la situación de guerra abierta en Kosovo, durante la última guerra de la antigua Yugoslavia, y a Albania pasaron, cruzando las montañas, aquellos que huían del Gobierno serbio, en busca de un sitio relativamente seguro».

En la primera parte del libro su autor no solo nos muestra pinceladas de la situación de aquellos que huían buscando un lugar mejor donde vivir, sino que documenta la situación civil y militar en Albania; ciudadanos armados con rifles de asalto y granadas, comerciantes del mercado negro, y una ciudad rodeada de nidos de ametralladoras. Un paseo sórdido por las calles de un país que estuvo a punto de ser un Estado fallido. Una realidad que, contra todo pronóstico, no fue claramente definida por los medios españoles. «En el año 98 la web 2.0 no existía. Existía Internet, pero entonces se podía consultar la información que había en los periódicos del quiosco, como mucho. Sin tener casi información sobre el país, marché para allá».

Foto Kurdistán Turco - Libro Pérez Puyal

Recientemente, la agencia estadounidense de fotografía Getty se ha puesto en contacto con Pérez Puyal para incorporar en su catálogo algunas de las imágenes de su libro.

La publicación de Pérez Puyal también aborda la historia de los refugiados que se encontraban en el Kurdistán turco, en el año 2002, justo en el año anterior a la Segunda Guerra del Golfo. «La idea era ir a Turquía, pasar a Irán y cruzar a Irak. Finalmente, terminé en Van, a unos 70 km de la frontera con Irán, y allí me encontré una ciudad peculiar, de un tamaño un poco menor que Zaragoza, donde se calculaba que el 50 % de la población eran refugiados». Durante esta segunda parte del libro toma un mayor protagonisto la fotografía de retratos, acompañada por breves fragmentos de textos que relatan la historia y la situación de los fotografiados. «Es increíble cómo la mayoría de esta gente se siente aliviada y te piden contarte su historia. Tú sientes que te estás aprovechando de ellos, y ellos te dan las gracias. He intentado buscar los porqués, y creo que no tienen a nadie que haga de psicólogo. Nadie quiere escuchar sus historias».

Con este trabajo, Pérez Puyal busca humanizar a todas aquellas personas que se ven obligadas a huir de su país. «Ahora se habla mucho del término “oleadas” de refugiados. No son oleadas. Ese término da miedo. Vamos a personalizar un poco a esta gente. Son personas que se van de su país porque lo tienen crudo».

Con el resultado final ya en las manos, Alberto Pérez Puyal recuerda su experiencia en Albania y en el Kurdistán turco con una intersante reflexión: «Para mí, estos refugiados son los más europeos de entre los europeos. Es gente que se juega la vida para llegar a un sitio donde creen que van a tener libertad, igualdad y fraternidad. Es decir, luchan por los valores que teóricamente nosotros tenemos. Ellos sí que creen en eso. Nosotros, si somos europeos, es porque hemos nacido aquí. Punto».

 

Por Adrián Martínez Moliné

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current month ye@r day *