El Shakespeare más transgresor en el Teatro Principal

Nada invitaba a creer, viendo el cartel de Sueño de una noche de verano, que este humilde aficionado a la cultura iba a asistir a un espectáculo tan estimulante y a la vez tan alejado de su amado William.


Cartel_Voadora_SDUNDV

La compañía Voadora ha recibido galardones tales como el premio a mejor espectáculo en el IX IndiFest por Waltz, y ha sido finalista a los Premios Max a Mejor Espectáculo Revelación por Tokio3

El Teatro Principal tuvo, en la noche de estreno de esta obra, una discreta aunque bastante entusiasta entrada de gente realmente versada en compañías punteras en el teatro, como la premiadísima Voadora, que ofreció una adaptación, desde luego, impactante, con imágenes poderosas y hasta bellas, dejando en un segundo plano el texto original en aras a una mayor modernidad del clásico.

Una propuesta valiente que incluye desde canciones de Sinatra, o estupendas coreografías de danza moderna, hasta paseos en monopatín, que sin duda tienen y tendrán sus adeptos, pues la obra y la compañía tienen calidad más que suficiente para llevar adelante una propuesta tan arriesgada y emocionante como gratificante. Sin embargo, a los cuatro chalados que vamos todavía al teatro a disfrutar de las versiones originales, o a las mentes más modernas que aprecian la poesía de los textos clásicos, nos costará un poco más, y para este reducido aunque contumaz grupo de público solo pido una única concesión que, sin duda, beneficiará a la larga a todo el sector del teatro: por favor, si se hace teatro moderno o de vanguardia, anúnciese para que el respetable vaya avisado y positivamente dispuesto: si es free jazz, no lo llaméis folk.

Foto Sueño Noche Verano

Sueño de una noche de verano ha pasado por ciudades como A Coruña o Vigo, y está pendiente su representación en Cádiz, entre otros

Estamos, en mi humilde opinión de aficionado, en una época en que todas las artes sufren o disfrutan de la resaca creativa del pasado y, sobre todo, sufren la presión del siglo anterior. Es esta una etapa para digerir a los grandes clásicos como Shakespeare, así como a las vanguardias pictóricas. Abundan, por eso, las versiones musicales, cinematográficas, pictóricas y teatrales, derivadas de una misma obra.

Nadie sabe, creo yo, hacia dónde va el arte. Avance pues este en las buenas manos de compañías como Voadora.

 

Por Quique Artiach

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current month ye@r day *