Cortometrajes de los VI Premios Simón bajo análisis

El próximo sábado 6 de mayo se celebrará la VI Edición de los Premios Simón, concedidos por la Academia del Cine Aragonés. En ella, se disputarán los galardones títulos como Villaviciosa de al lado, Nuestros Amantes o Jota de Saura, y actores como Eduardo Noriega o Elena Rivera. Cada año, la Filmoteca de Zaragoza proyecta los trabajos finalistas, entre los que, por supuesto, también se encuentran los nominados al mejor cortometraje. El pasado viernes, 21 de abril, fue el turno de estos pequeños pedazos de cine, y hemos querido analizarlos. Algunos han sido realizados por profesionales experimentados, y otros por gente muy joven que pretende hacerse un hueco en el panorama audiovisual y, quien sabe, preparar su salto al largometraje.

Entre tanto, los días 27, 28 y 29 de abril, continúan las proyecciones de nominados en la filmoteca.


El Morico_Cartel

El Morico es el cortometraje con más nominaciones de esta edición. Además de optar al mejor cortometraje, también opta a mejor interpretación, mejor dirección, mejor producción, mejor fotografía, mejor guion y mejor BSO (categoría especial)

El Morico de Jorge Aparicio saca de su contexto festivo a este icono zaragozano para darle voz, pasado y un lugar en el mundo. La apuesta argumental sube al girar el conflicto de la historia, y ser el propio cabezudo la solución al problema. Y, al acabar la proyección, bien se podría reflexionar sobre los límites en las comparsas de cabezudos, pues hay quien lleva la broma más allá de las conocidas coplas, u ocasiones en las que algún cabezudo no ha medido la fuerza de su látigo. Da la sensación de que su director quería dar pie a que le dieramos una vuelta a este tema, de una manera sutil y amable.

Sin llegar a la parodia, El Morico consigue sacar gags sencillos que mantienen la sonrisa hasta los créditos.

 

 

 

 

 

 

 

eltrastero_cartel_claim

El relato en el que se basa este corto proviene del libro La vida a veces de Carlos del Amor

El trastero es el nuevo cortometraje de Gaizka Urresti, quien no retomaba este formato desde Abstenerse agencias, con el que ganó el Goya al mejor cortometraje. Basado en un relato de Carlos del Amor, Urresti cuenta una historia pequeña y menor para desplegar una serie de temas universales, con recursos que estimulan la emoción o generan reflexión nostálgica sobre el tiempo y nuestros seres queridos . Urresti no tartamudea ni se precipita al dar más importancia a lo emocional que a lo argumental, esquivando los riesgos de caer en lo cursi, lo empalagoso, o en no conseguir un mínimo de empatía con el espectador.

Carmelo Gómez y Unax Ugalde se encargan de mantener con fluidez esa transmisión de valores y conceptos, desde el guion adaptado de Gaizka Urresti hasta el espectador.

 

 

 

 

Dos segundos de silencio_Cartel

También opta al Simón por mejor fotografía y mejor producción

Dos segundos de silencio es el segundo cortometraje de Felipe Sanz, un joven realizador que apenas supera los 25 años. Si su primer corto, Nemo, era un buceo psicológico turbulento conseguido con escasos recursos, Dos segundos de silencio pretende demostrar la amplitud de mirada de Sanz. Un certamen de piano enfrenta a dos pianistas interpretados por Jorge Clemente y Nadia de Santiago. Los conflictos personales que viven uera del certamen impulsan a estos jóvenes pianistas a buscar el sentido y significado de interpretar la música más allá de una partitura.

Felipe Sanz vuelve a demostrar con este cortometraje su economía narrativa para contar mucho con muy poco.

 

 

 

cartel_lechatdore

También opta al Simón por mejor BSO (categoría especial)

Le chat doré es algo más que un cortometraje. Es una circunstancia cultural y política. Es una mirada crítica a la actualidad con el envoltorio de los orígenes. Una pequeña pieza coral en la que figuran rostros como el de Miguel Rellán, Javier Cámara, Carmen Ruiz, Cristina Castaño, y bajo la batuta de Ara Malikian. Con un simpático guiño final, la directora Nata Moreno hace de una breve historia cómica y anecdótica su manifiesto contra las taxativas medidas que se imponen a la cultura —y, por qué no decirlo, más concretamente al cine—.

Moreno consigue revivir el estilo, el movimiento y el montaje de las películas que en su día dirigieron Murnau, Lang o Keaton entre muchos.

 

Un minutito_Cartel

También opta al Premio Simón por mejor guion

Un minutito es algo que a muchos realizadores audiovisuales les ha podido pasar por la cabeza: coger un detalle curioso de la realidad o de la rutina y sacar una historia de ello. La cuestión es si todos pueden hacerlo con la agilidad, la certeza y la picardía con la que lo ha hecho Javier Macipe. Un minutito toma como punto de partida un día en la vida de una mujer que para gente por la calle para recoger firmas y cambiar una ley. Jugando con el espectador a adivinar cuánto de real y de ficción puede haber en el cortometraje —debido a un estilo cercano al falso documental—, Macipe dibuja con pincelada precisa un retrato general y amplio de la sociedad en una frecuentada calle de Madrid.

No sabemos si este cortometraje correrá tan buena suerte como el anterior de su realizador, Os meninos do rio, pero lo que está claro es que el recorrido de Javier Macipe no se puede perder de vista.

 

 

Rewind_Cartel

Además, opta al Simón de mejor interpretación, mejor dirección, mejor producción, mejor fotografía y mejor guion

Rewind está pasando por distintos festivales despertando la simpatía del jurado y del público. Tras alzarse con el Premio del Público en el Festival de Cine de Zaragoza, este segundo cortometraje de Rubén Pérez Barrena es un viaje al cine de terror de los años ochenta. Con un notable esfuerzo visual y estilístico, Rewind convierte Zaragoza en la Norteamérica poblada por Freddy Krueger y Kurt Russell. Con John Carpenter y Wes Craven como claros referentes, Rewind cuenta la historia de una chica —Elena Rivera— que, tras escuchar una grabación en su walkman, empieza a ser atormentada por una presencia que le persigue.

Aunque parezca, por su estética y temática, que se trata de un corto que aprovecha los éxitos que ha generado Stranger Things, lo cierto es que la serie de los hermanos Duffer todavía no había sido emitida cuando este cortometraje ya estaba en proceso creativo.

 

 

 

Por Adrián Martínez Moliné

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current month ye@r day *