Oscar Sanmartín Vargas: «Las imágenes que no entiendo son las que me interesan»

Oscar Sanmartín Vargas (Zaragoza, 1972). Ilustrador, diseñador gráfico y modelista, destacamos su labor artística en la editorial Tropo Editores, el diseño de los álbumes del grupo El Niño Gusano, así como numerosos trabajos para proyectos audiovisuales y escénicos, que abarcan desde la dirección de arte a la construcción de elementos de escenografía y atrezo; es el caso de series como Águila Roja (2009-2016) o largometrajes como Pájaros de Papel (2010).

¿El motivo de la entrevista? Ninguno en concreto. Cada proyecto nuevo de Oscar contiene múltiples puntos de fuga que suscitan el interés de todo aquel que lo visualiza. No obstante, nos vemos en la obligación de destacar uno de sus últimos y más llamativos trabajos: el diseño del nuevo álbum de Ara Malikian: The Incredible Story of Violin (2016). Un proyecto que todavía sigue en marcha y que se convertirá, para todos aquellos que sigan la trayectoria del músico, en una verdadera pieza de coleccionista. Sirva este proyecto como excusa para adentrarnos en el universo de Oscar Sanmartín.


Portada El Niño Gusano

Ilustración de Sanmartín para la portada de El Efecto Lupa (1996) de El Niño Gusano.

—¿Cómo surgió la posibilidad de trabajar como portadista para Ara Malikian?

Habitualmente no trabajo haciendo portadas para discos. Siempre he trabajado en el mundo editorial diseñando cubiertas de libros. Sin embargo, hace mucho tiempo, hice las portadas para los discos de El Niño Gusano (entre los años 95 y 98) y dio la casualidad de que el agente de Ara Malikian, Jorge Puyuelo, me conocía de la época en la que hacía las portadas. Ara Malikian estaba preparando un proyecto que incluía —por primera vez— sus propias composiciones, y le apetecía que su nuevo disco tuviera una estética similar a mi trabajo con El Niño Gusano.

 

¿Trabajaste sobre alguna idea previa?, ¿desarrollaste el concepto artístico desde cero?

La idea partía un poco de Ara Malikian, pero es justo reconocer que la fuimos construyendo, en gran medida, Jorge Puyuelo y yo. Ya que todas las composiciones tenían un componente autobiográfico, nos pareció muy divertido que la imagen del disco hablara, en clave simbólica, de aquellos elementos especiales en la vida de Ara. Por ejemplo, la funda del violín, el atril o la familia de instrumentos.

Ara Malikian es una persona que vive por y para el violín. Según él, puestos a poseer, el violín es quien posee al músico. Por ello, queríamos que el protagonista del disco fuera el violín, un violín que por cierto tiene más de trescientos años.

¿Más de trescientos años?

Sí, el violín que toca Ara tiene más de trescientos años.

Ara Malikian The Incredible Story of Violin

The Incredible Story of Violin cuenta con una una caja de cartón que además de contenedor también sirve de marco expositor gracias a un pequeño atril troquelado contenido en su interior. Además, incluye siete portadas diferentes intercambiables.

Hay algo que me llama mucho la atención de tus trabajos. Aparece en las portadas de The Incredible Story of Violin, pero también en el resto de tu obra. Se trata de las relaciones objeto-sujeto, objeto-animal, vegetal-objeto… ¿De dónde nace este interés?

Convertir objetos inanimados en personajes con atributos humanos es un recurso que se ha utilizado mucho. Puedes observarlo en la obra de distintos ilustradores victorianos.

Yo trabajo en el territorio de la metáfora visual y cualquier posibilidad de humanizar un objeto crea una metáfora que para mí es interesante. La asociación de objetos e imágenes me permite expresar ideas a las cuales, quizás, me resultaría más difícil llegar de otro modo.

 

 

En mayor o menor medida, tus obras sugieren inconclusión. Muchas de ellas presentan cortes que dividen los objetos por la mitad, agujeros que permiten ver el interior de los cuerpos, cuerpos a los cuales les oculta el rostro… Parece que buscas algo, ¿qué buscas?

En el fondo no buscas nada, al contrario. Para mí, lo que se oculta es más interesante que lo que se muestra. Las imágenes deben crear una tensión para activarse en la mente del espectador, y la tensión se crea entre lo que el espectador conoce y desconoce. Resulta más interesante lo que el espectador cree que hay, que aquello que realmente se muestra.

Manderley en venta

Ilustración de Oscar Sanmartín para la cubierta del libro Manderley en venta, de Patricia Esteban Erlés (Tropo Ediciones, 2008).

¿Sugerir?

Exacto. La intención de mostrar no es accidental. Tú enseñas exactamente lo que quieres enseñar, pero no porque pretendas dar información, sino por generar una tensión que desemboca en inquietud. Me gusta crear ese desasosiego vital que tenemos todos. En definitiva, que las personas se den cuenta de lo que desconocen.

Lo estaba llevando al terreno del espectador pero, visto así, no puedo evitar preguntarme si también desconoces tus propias imágenes…

De hecho, las imágenes que no entiendo son las que me interesan.

Entonces, ¿ocultas o muestras?

Ambas consideraciones son necesarias. Existe algo que se oculta porque existe algo que se muestra.

Volviendo al tema de las portadas de Ara Malikian, ¿habéis terminado ya el proyecto?

La idea es que se siga completando toda la imaginería sobre la biografía de Ara Malikian. La caja está pensada como un receptáculo donde se puedan ir guardando todos los objetos que vayan saliendo más adelante, como afiches o invitaciones postales y promocionales. Además, funciona como marco portarretrato.

¿Tienes algún otro proyecto pendiente?

Sigo trabajando para el mundo editorial y para varias discográficas independientes. Tengo un proyecto de libro ilustrado que saldrá en noviembre, pero todavía no puedo hablar sobre él.

¿Ningún otro adelanto de tus próximos proyectos?

Por ahora son confidenciales.

Lo que no es confidencial es que tu paso por Tropo Editores ha concluido. Si mal no recuerdo, han sido once años trabajando para ellos como ilustrador y diseñador gráfico. ¿Necesitabas un cambio de rumbo en tu carrera?

Más que un cambio de rumbo, me apetecía probar cosas nuevas. No obstante, Tropo ha sido para mí toda una escuela, además de una experiencia muy gratificante.

 

Por Javier Fajarnés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current month ye@r day *