DESDE EL OTRO LADO, FERNANDO AÍNSA

«Un hombre libre con E es una liebre»

De un tiempo a esta parte esta ciudad no hace otra cosa que darnos alegrías, alegrías literarias, quiero decir. Muchas librerías (Cálamo, Antígona, Portadores de sueños, Fnac…) plantean un inagotable proyecto cultural que acompaña a su importantísima labor como uno de los referentes de la ciudad para sus lectores.