Larga vida al Sansan

Gandía en primavera parecía una excelente opción. Me gusta la playa, me gustan las terrazas que hay en las playas, esos chiringuitos con las hamacas y las sillas de madera clavadas en la misma arena.