Ocho artistas de pura fantasía

Se dice que no se debe juzgar un libro por su portada, y es cierto, puede que poco tenga que ver con su contenido, pero tampoco se puede negar la importancia que la parte visual que complementa una obra puede llegar a ejercer sobre nuestra imaginación