Los cinco álbums (indies) del 2014

Los cinco álbums (indies) del 2014

No es para nadie desconocido que la música independiente, dejó de ser independiente y de minorías hace mucho tiempo. La infinidad de festivales y salas de conciertos que programan esta música, el auge de emisoras como Radio 3 o el peso cada vez mayor de plataformas como bandcamp, lo demuestran. El 2014 ha sido un buen año para este estilo y en es_Cultura hemos intentando condensarlo en cinco álbums.


The Black KeysTurn Blue

Nada más darle al play a Turn Blue, te das cuenta de que la espera ha merecido la pena. Una íntima «Weight of Love» intriga a todo quien la escucha durante casi siete minutos y da paso al resto de canciones que poco a poco van aumentando intensidad a ritmo de guitarra.

Si algo caracteriza a los Keys es su capacidad para que cada álbum suene diferente manteniendo su esencia y en su octavo disco lo han conseguido gracias a un blues-soul que cada vez es más psicodélico y cercano al rock.

Lejos de acomodarse tras ganar cuatro Premios Grammy, Dan Auerbach y Patrick Corney han conseguido en Turn Blue la receta perfecta de baterías, teclados, guitarras acústicas y eléctricas. Disfrutemos de ella hasta que nos vuelvan a sorprender.

https://www.youtube.com/watch?v=fIg5tf5wLTk&list=PLijMiB4Y901b6jm8kMdwzVMXT7emravhl

 

Vetusta MorlaLa deriva

Si algún adjetivo resume La deriva de Vetusta Morla es el de enérgica. Con los instrumentos de percusión como protagonistas, acompañados de guitarras, teclados y la personal voz de Pucho, las doce canciones que traen este disco, ya de Oro, no dejan indiferentes a nadie.

Pucho, David «el Indio» y el resto del sexteto, no han olvidado uno de los principales rasgos de su «pequeño salto mortal» y el álbum contiene guiños políticos: «Cambiaron paz por deudas / ataron nudos, cuerdas / y la patrulla nos detuvo por mirar», «Pasan por aquí, quieren olvidar / su condición de marionetas; /un artista más en el Festival de la Paciencia».

La deriva es una buena forma con la que perderse entre los acordes más tranquilos de «Cuarteles de invierno» o «Una sonata fantasma» y los más explosivos de «Golpe maestro» o «Fiesta mayor».

 

Bigott Pavement Tree

Pavement Tree posiblemente pase a la posteridad como el trabajo que marcó un antes y un después en la carrera del zaragozano Borja Laudo. El séptimo disco de Bigott, que cuenta con el personalísimo sello de Jeremy Jay, es auténtico pop clásico con sabor a nuevo.

Aunque su single «Baby Lemonade» pareció no satisfacer a muchos, hasta los más exigentes han caído bajo el influjo de las catorce canciones más personales y singulares de Bigott. Lejos de ser un CD que canse, Pavement Tree engancha y seduce conforme lo vas escuchando por canciones como «Play», que cierra el álbum y que posiblemente sea la mejor del disco.

Víctima de la fiebre del vinilo, se puede disfrutar de Pavement Tree en este formato, además de en edición CD.

 

El columpio asesinoBallenas muertas en San Sebastián

Música electrónica con letras nihilistas: eso es Ballenas muertas en San Sebastián, el último trabajo de El columpio asesino y su álbum más rupturista y potente.

El quinto disco de los hermanos Arizaleta es una continuación del sonido creado en su anterior álbum Toro y sus canciones tienen cada vez menos base de guitarra y más electrónica e instrumentos de repercusión.

Uno de los puntos fuertes del álbum es el aumento de protagonismo de Cristina Martínez y su sensual voz como en la segunda parte de «Ballenas muertas en San Sebastián», que impacta a todo el que la escucha.

 

Angust & Julia Stone – Angust & Julia Stone

Son hermanos y quizá por ello sus voces empastan de forma tan brutal en sus canciones. Tras dos años probando suerte por separado, los hermanos Stone han vuelto con un álbum homónimo que consolida su carrera y los ha llevado de gira por medio mundo.

Su folk-pop cada vez tiene un aire más indie-pop (sobre todo por parte de Julia) pero es innegable que con un estilo u otro, los Stone transmiten puro sentimiento con letras íntimas y confesionales acompañadas de diferentes ritmos de guitarra y tambores.

Aunque ambos se defienden en solitario, los mejores temas del álbum son los duetos como «A heartbreak» y «From the Stalls».

https://www.youtube.com/watch?v=Xf3dpALI7vE

 

Son muchos los trabajos que han quedado fuera de esta lista por no haber sido los más rompedores o no haber salido al mercado en los últimos 365 días del año, pese haber dado mucho la nota en los últimos meses. Pero tranquilos, que para escuchar tanto a estos como a todos los demás, siempre nos quedarán los festivales.

 

Por Leyre Beazcochea

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *