5 portadas de álbumes artísticas

5 portadas de álbumes artísticas

La música y el arte visual siempre han tenido una relación cercana, ya sea en la estética de los videoclips, en las performances de los conciertos o en el diseño de las carátulas. Algunas portadas de discos han llegado a ser más famosas que muchos cuadros, y es que la imagen de un álbum es muy importante a la hora de promocionarlo y captar el interés de la gente.


En este artículo os traemos varias portadas de discos que han destacado por su diseño artístico, su creatividad o por su controversia:

Comenzamos con See Jungle! See Jungle! Go Join Your Gang, Yeah. City All Over! Go Ape Crazy (1981), el segundo disco de la banda británica Bow Wow Wow, en el que homenajeaban al cuadro de Édouard Manet Almuerzo sobre la hierba. Este álbum tuvo cierta controversia ya que la chica que aparece desnuda en la portada es la cantante del grupo, Annabella Lwin, que en ese momento tenía solamente 15 años. La madre de la chica denunció a la discográfica por la imagen del disco y se tuvo que diseñar otra portada alternativa.

           

Portada original del álbum. Fuente: wimwords.
Portada alternativa del álbum. Fuente: wimwords.

La siguiente portada no destaca tanto por el diseño como por el packaging. El disco de Spiritualized Ladies and Gentlemen We Are Floating in Space (1997) se promocionó como un medicamento: «la música es la medicina para el alma». El disco fue empaquetado como si fueran pastillas con prospecto de la farmacia y, en su momento, el diseñador de esta portada, Mark Farrow, obtuvo una gran fama y notoriedad gracias a ella.

Packaging del álbum Ladies and Gentlemen We Are Floating in Space. Fuente: jotdown.

Continuamos con Merriweather Post Pavillion (2009) del grupo Animal Collective. Para la portada del álbum utilizaron una ilusión óptica del psicólogo Akiyoshi Kitaoka. La verdad es que la imagen elegida concuerda perfectamente con el estilo de esta banda que suele andar por el pop psicodélico y la electrónica: solo con echar un vistazo a la portada te transporta a otra dimensión.

La ilusión óptica usada para la portada del disco. Fuente: jotdown.

Una de las portadas más icónicas de la historia es la creada por Andy Warhol para The Velvet Underground & Nico (1967), una banda de la que el propio Warhol era productor y mánager. El disco fue popularmente conocido por el nombre de «banana album» debido a la pintura realizada por el artista. En las primeras copias existía una pegatina que animaba a pelar la piel del plátano para ver la imagen de un plátano color carne debajo. Las ediciones reeditadas del vinilo no incluían la pegatina despegable y estas primeras copias alcanzaron un valor enorme. Este disco ha llegado a ser objeto de coleccionista debido a su portada y no tanto por sus canciones que en su momento no destacaron para el público, pues en su lanzamiento vendió poco más de 30.000 copias.

Portada del disco diseñada por Andy Warhol. Fuente: saishoart.

Para terminar, una portada que bien podría estar en un museo de arte contemporáneo. Jeff Koons es uno de los artistas vivos más cotizados y uno de los máximos exponentes del arte actual. En 2013 diseño la imagen del disco Artpop (2013) de Lady Gaga, un collage de imágenes que incluye fragmentos de la escultura de Apolo y Dafne de Bernini y de la pintura El nacimiento de Venus de Boticelli. Jeff Koons comentó que con esa portada pretendía «eliminar las diferencias entre el arte y la música pop».

Fuente: saishoart.

Por Jorge Traín Sáez

Imagen destacada: Radiohouse

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *