Café con Carmen Posadas

Carmen Posadas (Montevideo, 1953), premio Planeta 1998, es considerada una de las autoras más relevantes de su generación con 13 novelas, 7 ensayos y 11 libros infantiles a sus espaldas.


 

Carmen Posadas cuenta con más de 10 premios literarios

Carmen Posadas cuenta con más de 10 premios literarios

—¿De dónde proviene tu vocación por la escritura?

Todo empieza con un trauma infantil; era una niña muy fea que se refugiaba escribiendo en un diario lacrimógeno y horrible que por suerte he perdido. Mi padre era un gran amante de la literatura y yo me crie adorando tanto leer como escribir.

—¿Qué significó para ti ganar el premio Planeta con Pequeñas infamias?

Supuso un antes y un después en mi carrera. Gracias a este reconocimiento he pasado de estar traducida en 2 o 3 idiomas a estarlo en 24. Además, a nivel personal me dio mucha confianza en mí misma, siempre he sido muy insegura.

—Impartes clases en tu Escuela de Comunicación Eficaz y talleres literarios, ¿qué intentas transmitir a tus alumnos por encima de todo?

A mí me ayudó mucho ir a talleres y ahora me gusta poder enseñar a los demás. Fue a mi hermano Gervasio a quien se le ocurrió la idea de montar la escuela y la verdad es que formamos un buen tándem; en cinco años hemos tenido ya 6000 alumnos y muchos de ellos tienen obra publicada.

Instruir a la gente que empieza a escribir es una de las cosas por las que más orgullosa me siento. A mis alumnos intento acompañarles durante un acto tan solitario como es el escribir y enseñarles el oficio (cómo se presenta un libro a una editorial, qué es lo que están buscando las editoriales en este momento…) para que encuentren su propio camino.

—Ahora mismo, ¿en qué proyectos estás inmersa?

Llevaba un año escribiendo una biografía sobre Marie Bonaparte, una discípula de Freud, y la he tenido que tirar a la basura. Por muchas que le daba no me terminaba de convencer lo que escribía hasta que me di cuenta que el problema era que no estar de acuerdo con la mayoría de ideas de Freud era un verdadero problema para escribir la obra.

Para quitarle el shock que me supuso tener que desechar todo el trabajo, he estado escribiendo un divertimento, una cosa frivolona… Y hace solo unos días, encontré el que será mi próximo personaje.

La bella Otero, El testigo invisible… ¿Por qué te gusta tanto escribir biografías?

Porque lo que más interesa es conocer al ser humano en todas sus facetas; conocer sus comportamientos, sus razones… Las biografías permiten sumergirte en la vida de otra persona, convertirte en otro ser humano y eso me fascina.

 

Por Leyre Beazcochea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *