Café con Javier Hernández Ruiz

Café con Javier Hernández Ruiz

Antes de entrar a tomar un café con Javier Hernández Ruiz (Molinos de Duero Soria, 1963), debes prepararte para sumergirte de lleno en un mundo en que se entremezclan realidad y ficción. ¿Estás listo? Bien, pues ahora es el momento de conocer todas sus facetas. Cocreador de Plot 28 primer universo transmedia de ficción total de España, profesor universitario, investigador, crítico de cine y guionista, también es Jaime Miñana, autor de Bitácora a la Deriva. Para una rebelión, y Hernán Ruíz, storyteller del proyecto transmedia El secuestrador de mentes. Un café con el que despertar y activar los cinco sentidos de la mano de todos los universos que componen a Javier Hernández Ruiz.


Javier_hernández
Javier Hernández Ruiz también ha publicado Escenarios de la fantasía: el legado de la arquitectura y las artes plásticas en el cine (1990), Voces en la niebla: el cine durante la Transición española, 1973-1982 (2004) o Stephen Frears: el cronista camaleónico (2008).

Has publicado recientemente Bitácora a la deriva. Para una rebelión. ¿Qué encuentra el lector al abrir este libro?

Se trata fundamentalmente de un intento de lo que se llama «narración expandida». Esto consiste en que, a partir de un texto editado, en este caso a través de códigos QR, se conecta con el mundo virtual, concretamente con el universo de Plot 28.

—¿Qué relación tiene Bitácora a la deriva. Para una rebelión con Plot 28?

Los relatos son bastante heterogéneos, aunque tienen un nexo común temático, como la crítica al poder alienante. Como una bitácora navegando a la deriva. Por lo tanto, no están relacionados directamente de una manera inmediata, pero algunos están narrados desde personajes de Plot 28 y hay tramas del universo transmedia desde el punto de vista temático. Hay relatos históricos y hasta un rap compuesto por el artista Juan Aguirre al que se puede acceder a través de códigos QR.

Para los que no lo conozcan todavía, ¿qué es Plot 28?

Plot 28 es un transmedia pionero que surgió en enero de 2013. Es el primer universo transmedia de ficción total. Intenta narrar una historia relacionada con la Expo de 2008 como paradigma de las ciudades marca. Una inquietante contienda entre el poder político y empresarial que ha desencadenado en la corrupción que estamos viviendo actualmente.

Bitácora a la deriva
Recopilación de relatos editada por Esto no es Berlín en 2015.

¿Cómo y cuándo empezaste a sentir interés por este tipo de narrativa?

Me apetecía ensayar con cosas más creativas y narrativas. Había estado trabajando en lo académico y tenía muchas ganas de hacer algo multimedia. Convencí a Agustín, creador y coordinador del proyecto, para entrar en esta locura y lo hicimos. Teníamos que hacerlo fuera como fuera y suplimos la carencia de medios a base de horas de trabajo sin remuneración para no renunciar a la calidad. En ese momento descubrí todas las posibilidades que tiene la narrativa transmedia.

¿Qué ofrece Plot 28 desde el punto de vista transmedia?

Tras un largo proceso de cultura participativa creativa se llega a un mapa de contenido con una literatura digital navegable: cómics, música, videoclips, fotografías, blogs, páginas web. Todo esto está disperso en un mapa de contenido y relacionado entre sí, y eso es lo que lo hace transmedia. Todos y cada uno de los productos pueden ser consumidos automáticamente al mismo tiempo, se relacionan entre sí. Si lees la novela, por ejemplo, esta te lleva a un documental.

¿Qué acogida ha tenido entre el público?

Desde un punto de vista comercial la acogida podría decirse que ha sido mala. Lo hicimos a base de mucho trabajo, valiéndonos de las posiciones de cada uno. Agustín Serra como director de una empresa de medios y yo desde la universidad involucrando a bastante gente, algo que nos facilitó que pudiera salir adelante.

—¿Podría deberse a que la gente todavía no está preparada para este tipo de narrativa?

La gente joven está mucho más al día, pero dentro de mi generación se podría decir que estamos analfabetizados digitalmente. No es una generación metida de lleno en esto, ha entrado por una pequeña puerta con los nativos digitales, y serán ellos los que tendrán mayor facilidad, pero para esto todavía queda tiempo. El cómo, no lo sé, pero tengo la impresión de que irá al alza con el tiempo.

Assumpta Serna_secuestrador de mentes
Assumpta Serna interpreta el papel de la comisaria Bárbara Ballesteros en El Secuestrador de Mentes, una impactante historia de ficción transmedia que atrapa desde el primer momento.

—¿Cómo se financia un proyecto de este tipo?

Es una producción íntegramente y absolutamente independiente. Sabíamos que nos íbamos a enfrentar a un mercado muy complicado en el que si no das las cosas gratis no funciona. Los modelos de negocio en internet son así. Los productos transmedia que funcionan son los que están basados en un producto muy fuerte, y a partir de ahí salen más cosas, como por ejemplo la serie El Ministerio del Tiempo.

¿Cómo está el tema de la narrativa transmedia en España?

Se está haciendo muy poco, no hay una industria interesada. Hay intentos, ha salido algo en el Grupo Anaya, pero de manera excepcional. No hay una asimilación de las estrategias como podría darse en el mundo anglosajón. Estamos en los comienzos y quizá por eso se puede decir que en Plot 28 nos hemos adelantado a lo que estaba demandando el mercado español.

¿En qué nuevo proyecto estás trabajando actualmente?

Actualmente estoy trabajando como storyteller en el proyecto de narrativa transmedia El Secuestrador de Mentes. Se trata de una aplicación para móviles gratuita en la que los dos primeros capítulos no tienen ningún coste. Existe la opción de ir adquiriendo contenido premium pagando una pequeña cantidad.

 

Por Isabel Esteban

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *