París de todos mis sueños

París era una fiesta, lo dijo Hemingway y todos siempre lo sospechamos, lo comprobamos después y soñamos con una ciudad que no se acaba nunca, como bien señalara Enrique Vila-Matas. París es ese lugar en el que parecen confluir sueños y realidades y, quizá, la máxima expresión de la magia para todos los creadores europeos.

Sandra Santana, Y ¡Pum! Un tiro al pajarito, Madrid, Arrebato Libros, 2014, 41 pp, 7€

Sandra Santana la escapista

El ilusionismo es acaso una de las grandes maravillas de la humanidad. Aquellos que son capaces de hacer creer a los demás en algo que no existe, pues siempre tras la ilusión hay un truco, poseen un don, como el de la belleza o el de la ebriedad

«Un hombre libre con E es una liebre»

De un tiempo a esta parte esta ciudad no hace otra cosa que darnos alegrías, alegrías literarias, quiero decir. Muchas librerías (Cálamo, Antígona, Portadores de sueños, Fnac…) plantean un inagotable proyecto cultural que acompaña a su importantísima labor como uno de los referentes de la ciudad para sus lectores.

Bendito sea el traductor

Conocí a Juan Antonio Tello hace ya unos cuantos años. A qué velocidad pasa el tiempo. Sabía de él por sus estudios sobre la obra de Félix de Azúa, sus primeras traducciones de Vian y lo descubrí como enorme poeta a través de Páramo (Premio Delegación del Gobierno de Aragón, Aqua, 2007)

Honrarás a tu padre, Gay Talese

Leer para vivir

Hacía tiempo que no leía un libro con tanta capacidad de inmersión y enganche y aunque no tengo claro como calificarlo (una crónica con forma de novela, un libro-reportaje, un reportaje de no ficción tal vez), tengo la certeza de que es una de las grandes obras de aquello denominado «nuevo periodismo».