Desdecir, Enrique Cabezón

Leer para vivir

Para un lector de poesía lo mejor que le puede suceder es encontrarse con un gran libro. Desde ese momento tiene dos cosas que hacer: disfrutar de él (y deshacerse en cada una de las lecturas que pueda hacer del mismo) y recomendarlo a los demás lectores de poesía.