La esencia de la obra misma, «Cuadernos de faltriquera» de Manolo Baquero

La esencia de la obra misma, «Cuadernos de faltriquera» de Manolo Baquero

Manolo Baquero expone una serie de dibujos de una vida dedicada a la observación y al disfrute de la naturaleza, a la captación de la esencia de la obra misma y a la plasmación de todo aquello que ven sus ojos, con su peculiar y ensimismada mirada.


Horario de 10 a 14 h.  Entrada gratuita.
Horario de 10 a 14 h. Entrada gratuita.

Bajo el título «Cuadernos de faltriquera. Recorridos perceptivos de un mundo íntimo», la exposición, que se puede visitar en el Colegio Oficial de Arquitectos de Aragón (c/ San Voto, 7) hasta el próximo viernes 23 de octubre, supone un recorrido por la experiencia, el saber hacer y la sensibilidad de un arquitecto y maestro del arte de dibujar, que expresa pensamientos con trazos, como si de una extensión de la mente se tratara, en una consciente y legítima apropiación del paisaje, con el que se recrea y por el que siente eterna devoción.

El artista se sirve de la textura del papel y del trazo definido por el grosor del lápiz o del grafito para transportar nuestra mente a lugares conocidos de la geografía aragonesa, a paisajes en constante mutación, a lugares vividos y sentidos. A ellos se incorporan arquitecturas históricas, elementos constructivos y, cómo no, papeles recortados que recuerdan la presencia de Manolo en el lugar y que forman un bonito collage en el interior de sus libretas.

El visitante podrá disfrutar de un recorrido singular con la ayuda de una alfombra tricolor, que le servirá de guía a lo largo de varios ambientes de la sede del Colegio de Arquitectos. Asidas a originales pies de madera, las libretas de Baquero estimulan la atenta y curiosa mirada del visitante. Un esmerado diseño expositivo, fruto de la creatividad de Iñaki Baquero e Iñigo Azpiazu, y un acompañamiento con textos de los expertos docentes en el arte del dibujo y del proyecto de arquitectura, Ignacio Grávalos y Alejandro San Felipe, ponen en valor, más si cabe, esta singular exposición.

 

Por Lourdes Diego

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *