Entrevista a Road Ramos, medicina para el alma

Entrevista a Road Ramos, medicina para el alma

Te has hecho daño y solo quieres que tu madre te susurre al oído que todo está bien. Que castigue al suelo, autor de tu rasguño, y sople dulcemente sobre la herida mientras repite ese mantra que hará bajar tus pulsaciones: «Cura, sana. Cura, sana».


Road Ramos 1
Rocío Ramos fue candidata a mejor canción original en la pasada edición de los premios Goya.

Bien, admitámoslo, aunque en ocasiones nos gustaría, nos vamos haciendo mayores y tenemos que ir buscando nuestros propios «cura sana» para esos días en los que aparece algún que otro rasguño.

Entre botiquines, hace un tiempo, me encontré con Road Ramos. En sus letras no se atisba melancolía ni lamento, sino que, con sonrisa alegre y tranquilizadora, canta a los cuatro vientos letras que deberían posicionarse en lo más alto de la pirámide de Maslow.

 

 

Para conocer mejor a Rocío Ramos, cantante y productora murciana, hablamos con ella el pasado viernes 4 de marzo antes de su actuación en el Teatro Bicho de Zaragoza.

Su concierto, comenzaba como un lienzo en blanco. Cada acorde y pincelada generaba en la mirada iluminada de los asistentes la sensación de no querer bajar del mundo en ningún momento.

Esta entrevista es tan solo un esbozo del colorido lienzo que se pintó la pasada noche en Zaragoza. Road Ramos, cercana, rompiendo cualquier separación existente entre público y artista, habla de los jóvenes y la música, la producción, su inspiración…

Como una respiración, pudimos conocer las subidas y bajadas de esta artista que, con una nominación a los Goya en la maleta, se lanza a las carreteras mientras, en constante aprendizaje, aprende a volar su propia cometa.

Ahora estas finalizando la gira de tu primer disco. ¿Cómo ha sido la experiencia de moverte a lo largo de toda la geografía española?

La verdad es que genial. Grabamos el disco y nos lanzamos a la carretera con las semillas para plantarlas por ahí. Si la dividimos en dos fases, la primera, sería la conquista y, la segunda, ver cómo era la reacción de la gente. Por ejemplo, la primera vez que actué en Barcelona fue ante 15 personas y la segunda ya había aforo completo. Han ido creciendo plantitas de Road Ramos.

pintura
La artista Julia Nada acompañó pintando a Rocío Ramos durante la actuación.

Has autoproducido tu primer disco. Bajo tu mirada de música y productora, ¿qué recomiendas?

Desde mi experiencia, siempre es bueno tener una segunda opinión. Yo recomiendo tener un coproductor.

En la producción musical desarrollas tu identidad, como artista aconsejo que tiene que haber alguien al que hacer caso porque hay un punto en el que pierdes el norte y ya no escuchas canciones.

¿Has llegado a no poder escuchar tus canciones?

Al producirlas puedes llegar a escucharlas 500 o 600 veces. He estado un año sin escuchar mi disco porque llega un momento en el que solo escuchaba defectos o me recordaba a momentos de sufrimiento durante el proceso.

—¿De todo el proceso de Desmontaje del productor con qué te quedas?

Cuando llega de la fábrica. El instante en el que recibes las cajas, coges el disco y ves que todo ha merecido la pena. Hoy en día te enfrentas tú sola ante la financiación, convenciendo a la gente con el crowdfunding. Pero, en definitiva, merece la pena valorar lo que cuesta el esfuerzo cuando algo lo haces tú y lo sufres.

En definitiva, es un proceso de aprendizaje, ¿no?

Sí, con la experiencia, ya sabes que hay cosas en las que no hay que cometer el mismo error, y si lo haces, háztelo mirar.

—¿Como joven artista sientes el apoyo de otros músicos que llevan más años en la industria?

Tengo unos cuantos artistas que son fans, los veo en los conciertos y eso mola mucho. Por ejemplo, el último que se ha hecho fan es Fernando Tejero o Cristina Castaño, a la que amo. Rozalén, el Kanka, Toncho… me siento muy «abrigadica».

Como has nombrado, El Kanka o Rozalén pertenecen a un grupo de cantautores muy potentes, ¿cómo lo ves?

Quizás es porque nos hemos salido del concepto de cantautor. A diferencia del trovador, el cantautor interpreta y defiende lo que canta y esto último es lo importante.

¿Alguna canción que te sirva de mantra?

El primer tema de Desmontaje del Productor. Es una reflexión de mí misma. A la hora de componer tengo muchas pretensiones y la realidad es que al final lo que queda es una paz y un entendimiento con todo.

IMG-20160306-WA0024
«Mi motor no se parara por ti, eso es lo más real que jamás te podrán decir / Nada te puede parar solo tu propio engranaje. / Desmonta lo que has de limpiar y vuelve a ponerlo donde antes».

Como comentas, a través de esa reflexión sobre ti misma, quien escucha tus canciones puede conocerte. ¿Esto surge de una manera natural?

Lo hago como una necesidad. Siempre va de cara a un público al que visualizo como gente que me entiende y para que me sigan entendiendo.

Con tus canciones transmites valores que quizá no estamos acostumbrados a escuchar…

Depende de la necesidad de cada uno. La pretensión se convierte en un resultado y ese resultado viene de no tener un objetivo. Valorar simplemente canciones que se quieran entender y que en la gente que las escucha haya paz y horizontes siempre.

¿Qué es el colectivo No Somos Producto?

Surge de mi experiencia en Madrid y de mucha gente que está viendo cómo el arte de está convirtiendo en un negocio.

Para mí es artista el que hace pan por la mañana y le alegra el día a un niño. Si mi arte lo consideras un negocio a mí me consideras un producto y no quiero que nadie me valore de esta manera.

PIntura Road Ramos
Resultado de la obra que se pintó durante el transcurso del concierto.

Actualmente, gracias a las redes sociales, tenemos una visibilidad diferente a la de las multinacionales, que solo ven números. Hay que dejar espacio a la gente que ve luz en tu alma, esas son las personas a las que hay que dirigirse y por eso creamos este colectivo: un lugar para apoyarnos entre todos.

Como has comentado, el papel de las redes sociales está adquiriendo cada día más relevancia dentro de la música y su producción.

Sí, yo creo que, si estás metido en esto, tienes que tener un buen amigo abogado y un buen community manager. Es la mejor manera de vencer todo lo demás. A mí me gusta mucho que se siga manteniendo ese movimiento del melómano al que le encanta descubrir nuevos músicos.

 

 

Por Isabel Esteban Ríos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *