Del Samhain a Halloween: un viaje entre culturas

Se acerca la víspera del Día de Todos los Santos o, como lo solemos llamar más a menudo, Halloween. Una celebración muy especial que ha ido evolucionando y expandiéndose gracias a la multiculturalidad de la que disfrutamos hoy en día.

Reunión de calabazas en un parque durante la noche de Halloween. Fuente: ABC color.

Hoy nos inundaremos de frases como «¿Truco o trato?» y «Feliz Halloween», pero ¿sabemos de dónde viene el término halloween? No fue en Estados Unidos donde se creó, sino en Irlanda, y se formó a partir de All Hallows Eve, que no significa otra cosa que ‘víspera de Todos los Santos’. El término llegó primero a Estados Unidos y después viajó hasta Europa conquistando casi todo el mundo con sus calabazas y sus disfraces.

Rueda del año celta donde se muestran las celebraciones anuales. Fuente: Galicia-meiga.

Sin embargo, no todo ha sido importado de América: los celtas ya celebraban la llegada de noviembre con el Samhain, el año nuevo celta. Además, tenía muchas cosas en común con la fiesta que celebramos hoy en día. Los celtas colocaban dulces en la entrada para que los espíritus estuvieran contentos y se disfrazaban con pieles para ahuyentar a las hadas. A partir del término celta se han formado otras palabras relacionadas con Halloween, como es el caso de samhainofobia, ‘miedo a Halloween’.

¿Y qué pasa con el «Truco o trato»? Hay varias teorías y leyendas que explican el origen de la tradición de pedir chuches puerta por puerta. Una de las leyendas cuenta cómo un espíritu, llamado Jack O’Lantern, visitaba las casas y maldecía a las familias que no pactasen con él. Otra teoría, menos fantasiosa, se remonta a la Edad Media y explica que era costumbre pedir alimentos o limosna a cambio de rezar por el alma de los difuntos de cada familia.

«Hay varias teorías y leyendas que explican el origen de la tradición de pedir chuches puerta por puerta». Fuente: Supercurioso.

 

En conclusión, podríamos decir que la festividad de Halloween hoy en día es el resultado de la multiculturalidad. La celebración ha viajado temporal y espacialmente, atravesando diversas culturas e idiomas, y esto no hubiera sido posible si no fuera por los traductores e intérpretes. Los traductores no solo conocen las lenguas de ambas culturas, también conocen aspectos fundamentales de las mismas y son capaces de mediar para evitar malentendidos y acercar tradiciones.

¡Feliz Halloween!

 

 

 

Por Andrea Cortiñas López

Alumna de Traducción y Comunicación Intercultural USJ

Imagen destacada: Freepik

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *