El clásico estudio del Renacimiento, hoy en el Patio de la Infanta

El clásico estudio del Renacimiento, hoy en el Patio de la Infanta

En el año 1508 el Papa Julio II llamó a Rafael para encargarle la decoración de las estancias que se encuentran actualmente en el segundo piso del Palacio Vaticano. El artista con tan solo 25 años tenía más que asumido el espíritu humanista del Renacimiento.


La exposición se podrá visitar hasta el 3 de abril de lunes a viernes de 9 a 14 h y de 17 a 21 h; sábados a partir de las 10 h; domingos y festivos de 11 a 14 h. La entrada es libre.
La exposición «Rostros del Renacimiento. Rafael visto por Mengs» se puede visitar hasta el 3 de abril, de lunes a viernes de 9 a 14 h y de 17 a 21 h; sábados a partir de las 10 h; y domingos y festivos de 11 a 14 h. La entrada es libre.

Buena muestra de ello es la filosofía que el pintor representó en el cuadro La Escuela de Atenas situado en uno de los paños de estas salas. A modo de efecto óptico y haciendo uso de la perspectiva cónica frontal, Rafael se inspiró en la arquitectura de Bramante y generó este trompe l’oeil que posteriormente atrapó a Mengs, uno de los apóstoles del Neoclasicismo, en su viaje a Italia en 1741. La gran devoción del artista neoclásico por Rafael le llevó a realizar, cuarenta años más tarde, una serie de dibujos sobre algunos de los rostros de la obra La Escuela de Atenas. Su hijo posteriormente cedió estos retratos al italiano Domingo Cunego quien mediante cobre, buriles y tinta los transformó en los fantásticos grabados, que hoy disfrutamos, hasta el 3 de abril, en el renacentista Patio de la Infanta.

No solo podremos contemplar estos grabados, sino que, dialogando con estas estampas, al comienzo de la visita se exhiben media docena de retratos clásicos realizados por el discípulo de Mengs, Francisco Bayeu. Si seguimos avanzando en la muestra, encontraremos cuatro trabajos de Isabel Guerra, pintora y relegiosa cisterciense, sobre fotografías, elaboradas y texturizadas con técnicas actuales, que establecen el hilo conector de la exposición representando los rostros de Rafael, Mengs, Francisco Bayeu y José Nicolás Azara. Este último hizo llegar a Zaragoza estos grabados, depositados hoy en la colección de la Real Sociedad Económica Aragonesa de Amigos del País.

«Comenzó el segundo, que fue el de la Filosofía, llamado La Escuela de Atenas, con las ideas y máximas con que había acabado el primero: y substancialmente puso la Pintura en el grado más eminente en que ha estado después de los Griegos […] la composición, los vestidos, la expresión, la variedad de caracteres, la inteligencia y las sutilezas del Arte se ven ejecutadas con una maravillosa facilidad», con estas palabras describió Mengs el cuadro La Escuela de Atenas de Rafael y fue esa admiración lo que le motivó a crear los «Rostros del Renacimiento», reunidos en esta magnífica muestra.

Por Antonio Clemente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *