El auge de los «e-sports»

Los e-sports, o deportes electrónicos en español, son las competiciones de videojuegos realizadas especialmente entre jugadores profesionales. Aunque es ahora cuando estos eventos han alcanzado una gran popularidad, las primeras competiciones a gran escala se desarrollaron en los años 80, cuando Atari organizó un torneo de Space Invaders en el que participaron más de 10.000 jugadores.


La popularidad de los e-sports ha aumentado en los últimos años. Fuente: Digitaltrends.

La fama de los e-sports ha crecido de manera exponencial este último lustro. Los avances tecnológicos y las infraestructuras de comunicación permiten seguir las competiciones desde prácticamente cualquier lugar; además, la gran cantidad de torneos para diferentes videojuegos ha impulsado el seguimiento online de estos. Los géneros más populares en los videojuegos asociados a los e-sports son: estrategia en tiempo real, videojuegos de disparos o shooters, MOBA (Multiplayer Online Battle Arena, ‘arena de batalla multijugador online’) y videojuegos de lucha.

La industria de los videojuegos ya genera más dinero que la del cine y la música juntas. Fuente: Infobae.

Existen multitud de torneos para diferentes juegos, con diferentes equipos profesionales para cada uno de ellos. Por ejemplo, The International es un campeonato anual de un famoso videojuego MOBA que ostenta el récord del mayor premio entregado en un torneo de videojuegos con 34 millones de dólares. Otro ejemplo es el campeonato Evo (Evolution Championship Series), que lleva celebrándose desde 1996 y se centra exclusivamente en videojuegos de lucha. A lo largo del año se organizan estos eventos con premios que varían según la cantidad de patrocinios y el número de entradas que se venden en cada torneo. Los e-sports han impulsado la industria de los videojuegos hasta tal punto que llegan a mover más dinero que la industria del cine y la música juntas.

Los jugadores profesionales llegan a realizar sesiones de entrenamiento de 10 horas. Fuente: DiarioAs.

Los equipos profesionales tienen detrás un abundante numero de patrocinadores y sus jugadores llegan a ganar cantidades superiores a deportistas de élite, aunque las carreras profesionales de los jugadores de e-sports suelen acabar relativamente pronto: existen pocos jugadores profesionales mayores de 25 años, debido a que sus reflejos y agudeza visual disminuyen y a la cantidad de horas de entrenamiento a las que se someten durante su carrera, que en algunos jugadores suelen suponer sesiones de 10 horas diarias.

Además de publicidad, inversiones por parte de empresas externas y entradas para asistir a los eventos, las apuestas también tienen un papel importante en los e-sports. Las propias casas de apuestas oficiales disponen de apartados exclusivos de e-sports, y la facilidad e inmediatez de las apuestas online son un incentivo para apostar en estos torneos.

La realidad es que el crecimiento de los e-sports los ha llevado a ser considerados un deporte más, tanto es así que el COI (Comité Olímpico Internacional) tiene interés en crear una categoría para los e-sports en los próximos Juegos Olímpicos de París 2024, e incluso se barajó la opción de crear unas Olimpiadas dedicadas en exclusiva a los videojuegos. El único impedimento que está paralizando estas decisiones es el dilucidar qué videojuegos podrían participar, ya que la mayoría de competiciones de e-sports están basadas en videojuegos violentos o que muestran algún tipo de violencia, aunque cabe mencionar que deportes violentos como el boxeo cuentan con una disciplina oficial en las Olimpiadas. En cualquier caso, es probable que en un futuro veamos disciplinas en los Juegos Olímpicos de videojuegos deportivos como FIFA, PES o NBA 2K.

Las competiciones de videojuegos tienen una vida relativamente corta en comparación con otros deportes, pero no cabe duda de que se han afianzado en la cultura global y cada vez tienen más presencia y apoyo por parte de la sociedad. Aunque todavía queda mucho trabajo para que los e-sports se dignifiquen y no se siga con el tópico de que solo son «chavales enganchados a la videoconsola», por ahora se sigue avanzando progresivamente.

Público viendo la final de la Overwatch League del 2018, celebrada en Nueva York. Fuente: CNBC.

 

Por Jorge Train Sáez

Imagen destacada: Palco23

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *