Ignacio Estaregui: «Espero que «Justi&Cia» sea el mejor homenaje a Alex Angulo»

Productor audiovisual, realizador de videoclips y cortometrajes, Ignacio Estaregui (Zaragoza, 1978) estrena su primera película Justi&Cia, el 7 de noviembre, para narrar el drama del desempleo y la corrupción en España a través de las vivencias de un jubilado en paro (Alex Angulo) que acompaña a un exminero (Hovik Keuchkerian) en su lucha por la justicia.


 

Estaregui ha montado con otros dos socios la productora Estaregui, Sendino & Machín con la que han hecho la película

Justi&Cia se rodó en veintiséis días con un equipo de veinte personas. Foto: V. Monahan

—En tu web te presentas con la cita «Cuando era pequeño me gustaba jugar a las películas. Ha llegado el momento de hacerlas». ¿Siempre has querido dedicarte al mundo del cine?

Siempre me había gustado mucho este mundo pero no fue hasta los 18-20 años cuando tuve claro que quería que mi futuro profesional fuese hacer películas.

—Has hecho cuatro cortos, eres especialista en videoclips y ahora estás a punto de estrenar tu primera película ¿Qué es lo que más te gusta?

La experiencia de la película ha sido increíble, ha sido la más dura pero también la más gratificante. Un largometraje son noventa minutos pero no equivale a cinco cortos; el salto es exponencial y una película es como cuarenta cortos.

—¿Tuviste la idea y decidiste convertirla en película o quisiste hacer una película y buscaste la idea?

De un día para otro me echaron de la productora en la que trabajaba y cuando estás en el paro ves todo muy diferente. La noche del 1 de mayo del 2013 tuve la idea de hacer ESTA película, decidí que lo mejor era llevarla a cabo de forma independiente y a los cinco meses estábamos rodándola.

—El corto Reveal se financió con el premio que ganaste en el programa de televisión Atrapa un millón. En este caso, ¿cómo se ha financiado la película?

El presupuesto de la película han sido 300.000 euros; 200.000 se han gastado en la fase de producción y los otros 100.000 en las copias y publicidad porque teníamos claro que si hacíamos una inversión privada tan grande, debíamos darla a conocer a la sociedad.

Hemos sacado el dinero de debajo de las piedras. Por una parte, familiares y amigos han confiado mucho en nosotros y han colaborado y, por otra, hemos conseguido inversiones privadas y particulares que han apostado por nuestro proyecto. Una máxima que hemos sacado y me gustaría compartir es que mientras la pelota estuviese en nuestro tejado, nada nos iba a parar, Y así ha sido, hicimos una película.

—Debo preguntarte algo porque lo he escuchado de todas las formas posibles ¿«Justi y Cia», «Justi y compañía» o «Justicia»? ¿Cómo se debe decir realmente el nombre de la película?

¡Me encanta que me hagas esta pregunta! Que la gente lo diga como lo interprete. Yo soy el primero que la llamo «Justicia» pero es verdad que la idea parte de que es Justicio y compañía quienes van dando caña por España.

—En la película lanzas la pregunta «¿Qué harías si estuvieses a solas con un político corrupto? Tú lo has pensado, ellos lo han hecho». ¿Qué haría Estaregui?

Probablemente no me atrevería a hacer nada de lo que hacen los personajes, no torturaría a nadie aunque fuese un ataque muy leve. Posiblemente por eso lo he llevado a la ficción. Lo que sí haría y he querido hacer con esta película es proponerle a la gente que reflexione.

—Sus protagonistas son Justino, un exminero harto de la corrupción, y Ramón, un jubilado que se une a su causa porque no tiene nada que perder. ¿Por qué estos personajes y no otros?

Desde el primer momento tuve claro quiénes y cómo iban a ser. Creo que son el ejemplo perfecto del español medio: un exminero que perfectamente podría ser el extrabajador de una fábrica y una persona mayor a la que la sociedad le da la espalda y, sin embargo, tiene mucho que decir.

Ignacio Estaregui: «Ver el lanzamiento de una película que has dirigido, producido y financiado es como ver nacer a un hijo». Foto: V. Monahan

Ignacio Estaregui: «Ver el lanzamiento de una película que has dirigido, producido y financiado es como ver nacer a un hijo». Foto: V. Monahan

—¿Qué ha sido lo mejor de la película?

Trabajar con actores profesionales ha sido nuevo para mí. Construir junto a ellos sus personajes, la magia de crear y dirigir… Increíble.

—¿Y lo peor?

La parte de producción y la fase de postproducción. Nos hemos convertido en productores a la fuerza para poder sacar adelante la película y encontrar distribución ha sido como una travesía en el desierto de casi cuatro meses. Mandamos la película a doce distribuidoras: tres de ellas dijeron que no; Splendor Films dijo que sí y las otras ocho todavía no han dicho nada.

Justi&Cia es la última película en la que aparece Alex Angulo, ¿cómo fue trabajar con él?

Un auténtico lujo. Siempre digo que él interpreta a un buen hombre por lo que en la película no actuaba, simplemente se mostraba como era. El confió en nuestro proyecto y espero que la película sea su mejor homenaje.

—En el tráiler, Ramón dice a Justino «Somos dos cobardes que juntos hacen un valiente». ¿Crees que la sociedad debería estar más unida para conseguir todo lo que se proponga?

Uno de los subtemas de la película es que hay que atreverse a hacer las cosas. La valentía que muestran los dos protagonistas es similar a la del equipo que decidimos reunirnos y juntos hacer Justi&Cia.

—Si tuvieses que dar una razón al espectador para que vea la película, ¿cuál sería?

Le diría que hemos hecho una película que es testigo de lo que está pasando aquí y ahora, que no solo los vencedores tienen derecho a contar la historia, que debemos decir algo y que yendo a verla contribuye a manifestar su hartazgo de todo lo que hay alrededor. Y además, creo que va a pasar un buen rato.

—¿Y a partir de ahora qué?

Hay un gigante «¿y ahora qué?» que me perseguirá a partir del 7 de noviembre y al cual no sé responder. Primero debo sobrevivir a la película porque la inversión ha sido gigantesca y, después, soy consciente de que en función de cómo le vaya a la película me va a ir a mí; si la película tiene éxito, yo tendré otras oportunidades y si la película no funciona, será muy complicado que pueda volver a hacer otra. Aunque ya tengo ideas y me encantaría seguir haciendo películas, prefiero esperar a ver el resultado.

Por Leyre Beazcochea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *