«Joker», nuestro villano favorito

Años después de la polémica actuación de Jared Leto como Joker en Escuadron suicida (2016) Joaquin Phoenix toma el relevo del personaje intentando superar a su predecesor y, aunque lo tenía bastante fácil, lo ha logrado de una manera arrolladora, con una gran película que vuelve a situar a este villano como uno de los grandes del universo de DC Comics.


 

Fotograma de Joker. Fuente: Independent.

Después de ganar el León de oro a mejor película en el festival de Venecia, el pasado 4 de octubre se estrenó Joker (2019), una de las películas más esperadas por los fanes del carismático villano. El primer fin de semana batió records en taquilla en Estados Unidos y Canadá con una recaudación de 93,5 millones de dólares, y no es para menos ya que la obra de Todd Philips se ha ganado, por méritos propios, ser una de las películas del año, en gran parte por una magnífica actuación de Joaquin Phoenix que está a la altura de un papel que alcanzó su cumbre con Heath Ledger. Una obra que desde el primer momento nos deja entrever que no es una simple película de superhéroes; la realidad es que la vinculación con el universo de Batman solo es una fachada para mostrar la lucha entre un hombre y la sociedad que lo rechaza y margina. La angustia y la tensión de cada situación son palpables gracias a una dirección muy acertada de Todd Philips, que busca exprimir y alargar cada plano, cada mirada, cada silencio, y que hace que el espectador permanezca incómodo y completamente inmerso en la historia. La excelente fotografía de Lawrencer Sher y una dirección artística sumamente cuidada crean una atmósfera oscura, perfecta para la trama, en la que las calles de la ciudad se convierten en un infierno regido por la anarquía y cada espacio nos acerca todavía más a una ciudad en decadencia.

Cabe destacar que la interpretación de Phoenix es digna merecedora de un Oscar, llegando a estremecernos con una de las risas con mayor sufrimiento que se puedan escuchar. El espectador puede sentir su dolor, a la vez que lástima por este villano convertido en antihéroe, dejando a la sociedad como única culpable de sus actos e invitándonos a reflexionar sobre el trato que se les da a las clases marginales mediante un discurso final que sirve como colofón de su actuación. Aunque el papel de Joaquin Phoenix no es lo único reseñable: todos los elementos cinematográficos conjugan con el personaje de una manera sutil pero efectiva. El uso de primeros planos transporta a nuestra retina todas sus emociones y, de la misma forma, los planos contrapicados, que se hacen más comunes conforme avanza la película, conducen el ascenso y la creación del villano.

Fotograma de Joker. Fuente: Slate.

Hildur Guðnadóttir hace un trabajo impecable con sus composiciones de violín logrando que el acompañamiento de la banda sonora funcione perfectamente durante toda la obra, además del uso de canciones de artistas como The Who, Cream o Frank Sinatra, una selección de temas que juegan un papel fundamental en la consumación del personaje con momentos en los que la música extradiegética pasa a ser diegética convirtiendo la escena en una especie de coreografía teatralizada por parte de Joaquin Phoenix, que irradia la locura del protagonista.

Fotograma de Joker. Fuente: Nme.

Joker es una obra transgresora, con ciertos momentos que se acercan más al vandalismo que a la revolución social. Todd Philips ha conseguido apartarse de otras obras del mismo universo cinematográfico y crear una película perfectamente disfrutable para cualquier espectador y no solo para fanáticos de los superhéroes, aunque consigue, de cierta forma, sumergirse en el mundo de DC Comics, lo que resulta más que satisfactorio para los auténticos fanes de todo el universo Batman. Una película que transmite todo lo que el Joker representa, una incomodidad y una angustia que llegan a ser adictivas. Un grito de revolución en forma de sonrisa, para un mundo que parece haberla perdido.

 

 

Por Jorge Traín Sáez

Imagen destacada: El Periódico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *