«Kind Words», el juego que saca nuestro lado amable

«Kind Words», el juego que saca nuestro lado amable

El mundo de Internet está plagado de toxicidad: las redes sociales y los videojuegos en línea se han convertido en un lugar donde, gracias al anonimato, la hostilidad de los usuarios corre sin control, haciendo casi imposible disfrutar de algo sin tener que leer comentarios despectivos o malsonantes. Sin embargo, desde hace poco tiempo existe un lugar donde escapar de toda esta masa de troles. Se trata de Kind Words, un juego indie desarrollado por Popcannibal que ha encandilado a miles de personas con su premisa: intercambiar cartas anónimas con otras personas de manera virtual, compartiendo nuestros problemas o preocupaciones.


La interfaz del juego es lo más minimalista posible. Fuente: Pc Gamer.

Este videojuego ha sido creado bajo una estética que nos sumerge en su universo tranquilo y sosegado. El espacio donde se desarrolla el juego es una habitación con una decoración mínima: una cama, un armario, un escritorio y una ventana. La realidad es que resulta complicado enmarcarlo dentro de una rama de los videojuegos, ya que no existe un reto real. Kind Words se asemeja más a una especie de chat o foro que a un juego en sí mismo. Pero ¿qué diferencia este juego de cualquier otra web o foro lleno de troles deseosos de incordiar y molestar a los demás usuarios? En primer lugar, no es gratuito, tiene un coste de unos 4 euros, un precio bajo pero suficiente para echar atrás a aquellos individuos que buscan fastidiar la experiencia de juego a los demás; la mayoría de la gente no va a pagar para molestar cuando puede hacerlo de gratis en cualquier red social o foro. Por otro lado, los moderadores ejercen una monitorización constante del uso que hacen los jugadores, el sistema de mensajes contiene una lista de palabras clave que elimina de inmediato cualquier respuesta que se salga de tono y se revisa que nadie comparta información personal o sensible en los mensajes. También la propia comunidad ayuda a conseguir este ecosistema de amabilidad ya que se puede reportar cualquier mensaje que se considere inadecuado. Esta rígida moderación ha logrado que en el juego se respire un clima agradable.

Nunca sabemos cuándo unas palabras de ánimo pueden ser de utilidad para un desconocido que nos está mostrando sus preocupaciones. Fuente: Gamesindustry.

Si se muestra algún caso de mensajes incorrectos, los moderadores pueden hablar con los jugadores para evitar cualquier tipo de conducta tóxica o peligrosa. Además, el propio juego cuenta con un apartado de sitios web con información sobre la salud mental. En ningún momento pretende sustituir a una terapia: su única misión es la de ayudarnos y ayudar a otros. Nunca sabemos cuándo unas palabras de ánimo pueden ser de utilidad para un desconocido que nos está mostrando sus preocupaciones.




Este videojuego no busca tanto el entretenimiento como tal, sino que tiene un objetivo social: pretende ayudar a personas que lo necesiten y la experiencia de juego depende de la importancia y el valor que tú como jugador le des. Entrando más a fondo en la forma de interactuar que nos ofrece Kind Words, tenemos la opción de escribir una carta con nuestras inquietudes o problemas, que llegará a otra persona que nos intentará ayudar; del mismo modo, podemos responder a cartas de otro jugador para ayudarle o enviar unas palabras alegres y de ánimo si no podemos o sabemos cómo ayudarle. La estructura de este videojuego solo permite una respuesta a un problema y después un agradecimiento, lo que impide que se pueda obtener información de carácter personal, así se crea un entorno seguro de anonimato que resulta imprescindible para que algunas personas compartan algo que les reconcome sin tener que lidiar con el peso de la vergüenza o la culpa.

Para terminar el análisis de este juego hay que hablar de su maravillosa banda sonora. Una música Lo-Fi nos acompaña de manera discreta y, no obstante, resulta perfecta para crear una atmosfera pacífica en la que pasar un momento escribiendo mientras desconectamos de nuestra rutina diaria.

Kind Words no pasará a la historia de los videojuegos por su jugabilidad y estética minimalista, es simplemente un juego diferente, que nos conecta con otros a través de la empatía e intenta sacar nuestro lado más sociable, algo que suele resultar complicado dentro de este mundo frío al que nos hemos acostumbrado.

Fuente: Mobygames.

Por Jorge Traín Sáez

Imagen destacada: Polygon

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *