La influencia del cine en los videoclips

La influencia del cine en los videoclips

El cine suele definirse como una fusión de todas las artes, ya que mezcla características de estas para plasmarlas en la gran pantalla. Pero, aun con eso, el cine sirve también de inspiración y ha influenciado a otras artes haciéndolas evolucionar. Por ejemplo, la música y el cine han tenido siempre una fuerte relación. El cine mudo ya incluía música en directo para hacer las películas más amenas y remarcar lo que estaba sucediendo en la pantalla y actualmente las bandas sonoras nos regalan piezas musicales maravillosas.


Una influencia directa que el cine ha tenido en la música la encontramos en los videoclips. Productos audiovisuales que sirven como promoción y que hoy en día resultan fundamentales para promover una imagen y amplificar el impacto de una canción en la audiencia.

El considerado primer videoclip de la historia es el realizado para la canción Jailhouse Rock de Elvis Presley, en 1957. En los años posteriores, muchos otros grupos como The Beatles o ABBA grabaron vídeos musicales más ambiciosos; y en 1975, Queen lanzó el videoclip de Bohemian Rapsody, que fue el primero en contener efectos especiales. Debido a su éxito, las discográficas comenzaron a producir sus propios videoclips y estos pasaron a tener una gran importancia en la industria musical.

En la actualidad, la evolución de los videoclips ha dado como resultado productos con una influencia muy cinematográfica, incluso hay directores de cine y cortometrajes que han realizado videoclips para probar y experimentar técnicas en ellos. Martin Scorsese, David Fincher o Tim Burton son algunos de los tantos realizadores que han realizado videoclips en algún momento de su carrera.

Encontramos diversos videoclips que están inspirados en películas o que tienen referencias a escenas concretas. Es posible que los filmes hayan servido de inspiración para los artistas o que, simplemente, quisieran homenajearlos. Aquí mostramos algunos ejemplos de videoclips con referencias a ciertas películas, aunque hay muchos más:

Blur – The Universal y Stanley Kubrick – A Clockwork Orange

Este grupo de rock siempre suele añadir numerosas referencias a sus vídeos. En este caso los componentes del grupo toman el papel de los personajes de La naranja mecánica en su escena inicial, incluso el cantante, Damon Albarn, utiliza el lápiz de ojos de la misma manera que el protagonista de la famosa película de Kubrick.

Iggy Azalea – Black Widow y Quentin Tarantino – Kill Bill Vol.1

Este videoclip de Iggy Azalea lo podría firmar el propio Tarantino. La cantante enfundada en un mono similar al de Uma Thurman y blandiendo una katana mientras la nieve cae es una recreación bastante fiel de la obra del director estadounidense. La realidad es que las películas de Quentin Tarantino presentan un estilo y unos detalles que conjugan perfectamente con cualquier videoclip.

The Smashing Pumpkins – Tonight, Tonight y Georges MélièsLe Voyage dans la Lune

Billy Corgan y su banda quisieron homenajear la película de Méliès, aunque no fue tarea fácil. En ese mismo año, James Cameron estaba rodando Titanic en Los Ángeles, por lo que había alquilado casi todo el atrezo y accesorios de principios del siglo XX disponibles en la ciudad. Los directores del videoclip pudieron alquilar varios trajes por muy poco tiempo y contrataron diseñadores para confeccionar los demás. El esfuerzo mereció la pena ya que el videoclip de Tonight, Tonight consiguió 5 premios en los MTV Video Awards de 1996.

Marilyn Manson – Dope Hat y Mel Stuart – Willy Wonka and the Chocolate Factory

Por último, este videoclip de Marilyn Manson que referencia la película Willy Wonka y la fábrica de chocolate de 1971, en el que Manson utiliza la estética y ambientación de la película dándole un tono oscuro y perturbador, propio de su música.

Como podemos observar, el cine tiene bastante influencia en los videoclips. Actualmente, se suele apostar por conseguir estéticas cinematográficas y por contar historias elaboradas como si de un cortometraje musical se tratara. Quizá en el futuro veamos una categoría de Óscar a mejor videoclip, aunque, de momento, parece que habrá que esperar.

 

Por Jorge Traín Sáez

Imagen destacada: Radiónica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *