Larga vida al Sansan

Gandía en primavera parecía una excelente opción. Me gusta la playa, me gustan las terrazas que hay en las playas, esos chiringuitos con las hamacas y las sillas de madera clavadas en la misma arena. Me gustan, incluso, los días grises que vienen sin esperarlos en primavera y solo permiten caminar por la playa mientras fijas la vista en el infinito. Un festival en primavera y en Gandía parecía todavía mejor opción.


Supersubmarina Sansan

Supersubmarina dio en el Sansan Festival el pistoletazo de salida a su gira «Viento de cara»

Fue en enero cuando, por casualidad, topé con el Sansan en una entrevista a Supersubmarina. Los jiennenses hablaban de él porque era el primer festival en el que iban a presentar «Viento de cara», le pesase a quien le pesase, como reivindicaron durante su actuación, y cuando vi el resto del cartel, no me pudo gustar más. ¿Cómo no podía saber de la existencia de algo así (a tan buen precio)? En principio, yo tenía otros planes para esas fechas pero se lo comenté a ÉL para que pudiera disfrutar al sol y en directo de la banda sonora con la que trabaja(mos).

A ELLA le habían dicho que solo había una manera de ir a un festival, pero aunque las zonas de acampada parecían una buena opción parecía mejor opción asegurar que la humedad de la primavera no haría estragos en nuestra salud. La salud en primavera es directamente proporcional a los cambios de tiempo. ELLA había estado enferma, después un poco mejor y parecía no terminar de recuperarse de su catarro. Mi salud este año me estaba sorprendiendo gratamente. A pesar de todo el estrés generado por el trabajo y los vaivenes a los que jamás me acostumbraré, mi espalda no me dolía apenas, pero tenía en el recuerdo aquel concierto en La Riviera de L.A. donde veía las estrellas cada vez que intentaba saltar con los acordes de cualquiera de las canciones de «Heavenly Hell». A ELLA también le habían dicho otras cosas, supongo que la mayor parte de la gente tiene una opinión sobre lo que hacen y dicen los demás. Creo que a mí nadie me había dicho nada. ¿Vas a un festival en Gandía en primavera? Creo que eso fue todo…

El recinto quedaba bastante cerca del hostal donde nos alojábamos. El recinto estaba bastante bien, el hostal no tanto. El festival se celebraba en un resort o una especie de resort y tenía la apariencia que ya tienen todos los festivales, o la mayor parte de ellos, que se celebran en nuestra geografía (Badajoz, Santander, Benicasim, Bilbao, Burriana, Benidorm…).

nacho vegas

Todas las actuaciones del escenario Desperados tenían un alto contenido visual

Y así, tras recoger las acreditaciones con nuestros nombres pudimos ver a Nacho Vegas haciendo de Nacho Vegas y cantando como Nacho Vegas. Es una alegría que un artista tenga un directo tan personal y tan cercano a lo que suena en sus discos. Sidonie sonó bien y creo que al fin entendí que hay mucho de autoparodia en ellos y en el fenómeno indie. Me gustó cómo presentaban las canciones y ver a Marc Ros bromear con las canciones de amor. Me gustó mucho más que en otras ocasiones en los que, quizá, los había visto muy fríos con esa bandera de Canadá de fondo.

El plato estrella de la noche, y del festival, diría yo, era el concierto de Izal. De repente el escenario Desperados estaba totalmente lleno de gente entregadísima cantando cada una de las canciones del grupo. Izal une al fenómeno indie su experiencia como cantautor y ese saber estar en el escenario que por momentos recuerda a Barricada o Marea. En el primer día de festival, el escenario Master’s quizá ofrecía menos alternativas que en el resto de los días.

Cada vez que veo a Mikel y su banda en directo me siento más ensimismada por la magia y efectos especiales que transmiten sobre el escenario y, visto lo visto, no soy la única a la que le pasa y otras 9999 personas decidieron estar en el mismo lugar que yo esa noche. Algo que (supongo) hizo que el grupo se entregase todavía más pero que imposibilitó cualquier intento de baile o movimiento más allá de los saltos durante la actuación. Al final del concierto, ÉL y yo teníamos la misma sensación: Izal está madurando a golpe de festival y cada vez suenan mejor.

El viernes 3 de abril era mi día. Eso me dijo ELLA, y tenía razón, casi todos los grupos me gustaban y, algunos de ellos mucho. La tarde comenzó para nosotros con un discreto o discretísimo concierto de Dorian (nada que ver con el impresionante concierto del año pasado en la sala Oasis de Zaragoza), un motivador L.A. que anunciaba la llegada de un nuevo disco y que se disculpó por un ligero retraso en el inicio que le hizo solaparse parcialmente con el concierto de Mucho en el otro escenario. Mucho fue Mucho, como L.A. ya había adelantado y dieron un espectáculo sicodélico salpicado con comentarios ácidos sobre el panorama musical indie que hacían reír. Después León Benavente llenó de energía el escenario, Neuman confirmó que suena de maravilla mientras el escenario principal se preparaba para el plato fuerte de la noche con Supersubmarina pletóricos, guitarreros, reivindicativos y enormes. La noche terminó con El Columpio Asesino en el concierto en el que han sido menos El Columpio Asesino que les recuerdo (y los he visto tres veces en menos de un año), muy fríos y poco entregados.

El columpio asesino Sansan

El Columpio Asesino actúa el próximo 10 de abril en la Sala López

Aguantar hasta las 3:10 am para disfrutar del directo que tanto admira ÉL de El Columpio Asesino. Ese era mi propósito, lo conseguí y me gustó el resultado. El Columpio Asesino es uno de los pocos grupos que suenan mejor en directo que en el disco y aunque eché en falta el espectáculo del que tanto me habían hablado, me quedé con ganas de repetir.

Antes, la desilusión se había apoderado de mí al ver a uno de mis favoritos, Dorian, flaquear. Había estado todo el día quejándome de cómo podía tocar uno de los grandes a las 19.30 h y no sé si fue eso lo que debilitó la voz de Marc o simplemente que no era su día pero la actuación no fue ni la sombra de lo que nos tiene habituados. Una verdadera pena que no impidió que la mascota del festival les entregase regalos por su décimo aniversario.

También ese día me reconcilié con Supersubmarina. Tras ser muy crítica con el feroz cambio de voz que el cantante había sufrido como consecuencia de una operación de garganta y que para mí había supuesto la pérdida total de identidad del grupo, en directo reconocí la voz de antaño y que en tantos momentos me ha acompañado. Por tanto, muy bien (y feliz y contenta) por el directo pero muy mal (e indignada) por los excesivos retoques de posproducción del disco.

El escenario de la playa permitía a los seguidores del Sansan pasear por la playa con música de fondo y disfrutar de la posibilidad de perder la vista en el mar mientras distintos grupos tocaban en la parte superior de un autobús. Las terrazas con hamacas y el buen tiempo hacían el resto.

b15629eb-5b00-44c9-a87c-d0a1ce7bc36b

Más de 30.000 personas han acudido a la segunda edición del Sansan Festival

Y el sábado 4 de abril, nuestro último día de festival, Anni B Sweet comenzó fría un concierto que se fue animando poco a poco, La habitación roja y Elefantes luchaban contra la hora que les habían designado y Lori Meyers pinchaba en el escenario principal sus canciones preferidas, quizá en el mayor exceso del festival: darle a un grupo que no hace directo este escenario. Nada nuevo bajo el sol. Pincharon bien, pero creo que sin mostrar nada distinto a lo que los seguidores del festival y del grupo ya conocían.

Gandía en primavera parecía una excelente opción. Y lo fue. Un festival en primavera en Gandía parecía un magnífico plan. Y lo fue. El resultado de la combinación perfecta de artistas que de primeras pueden parecer poco festivaleros como Nacho Vegas o Anni B Sweet, y que demostraron que merecían estar sobre el escenario por la calidad de su voz, con grupos que revolucionan todo el escenario como KAKKMADDAFAKKA, Las Nancys Rubias o León Benavente. En solo dos ediciones este festival ha tenido un efecto llamada increíble en grupos, patrocinadores y festivaleros. Qué más se puede pedir. Larga vida al Sansan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *