Las películas comienzan en los títulos de crédito (parte 2)

Las películas comienzan en los títulos de crédito (parte 2)

Continuamos con la segunda parte del artículo en el que hablamos de los títulos de crédito. En la primera parte nos dejamos algunos títulos interesantes guardados y creemos que era necesario hacer una continuación. Aquí os dejamos más ejemplos, esperamos que os gusten:

Comenzamos con unos títulos de crédito que son todo un homenaje a los diseños clásicos. La película Catch me if you can (2002) de Steven Spielberg cuenta con una secuencia inicial de créditos con un look retro al más puro estilo de Saul Bass. Con música de John Williams y un diseño realizado por los franceses Olivier Kuntzel y Florence Deygas, estos títulos de crédito nos transportan al instante a los años 60 mientras nos narran la trama de toda la película.

Los títulos de crédito no solo nos han proporcionado una ambientación y narrativa visual sino que también han llegado a crear nuevos personajes. El caso más famoso es el de The Pink Panther (1963), donde Friz Freleng, conocido por ser el diseñador de Bugs Bunny entre otros personajes, creó esta pantera de dibujos animados para la secuencia inicial. Sin saberlo había creado un personaje que tendría un éxito arrollador y que contaría con una serie propia, todo a raíz de unos títulos de crédito que, en este caso, adquirieron mayor fama que la propia película.

Los títulos de Seven (1995) supusieron un gran salto de calidad debido a los avances tecnológicos de los años 90. Kyle Cooper, el encargado de estos títulos de crédito, ha sido considerado uno de los mayores contribuyentes de la innovación en el diseño de estos. Su trabajo en Seven es un experimento visual que logra crear un clima de desasosiego y, junto a la estridente música, perturbar al espectador y prepararlo para la película.

Un último ejemplo más actual es Watchmen (2009) de Zack Snyder, una adaptación a la gran pantalla del cómic con el mismo nombre y que cuenta con unos títulos de crédito geniales con un cierto parecido a los que ya vimos en Zombieland (2009). En esta secuencia nos muestran una realidad alternativa donde los superhéroes existen, además de enseñarnos cómo ha cambiado el mundo desde la Segunda Guerra Mundial. Una recreación de diferentes acontecimientos históricos en unos detallados títulos de crédito.

Por Jorge Traín Sáez

Imagen destacada: NeoStuff

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *