Tomamos la temperatura al podcasting en Aragón

Tomamos la temperatura al podcasting en Aragón

Agitamos bien el termómetro para que el sensible mercurio haga su medición certera. Le tomamos la temperatura a la situación actual del podcasting en Aragón y, en un instante, los centígrados empiezan a subir y parecen querer escapar de la escala. Observamos con detalle y vemos que el instrumento de medición marca una temperatura «ardiente», como afirma Jaime Ángel, presidente de la Asociación Aragonesa de Podcasting.


POdcast
La Asociación Aragonesa de Podcasting organiza durante el año charlas y encuentros culturales relacionados con el podcasting.

Hoy en día, el concepto de podcast o podcasting convive como un miembro más de la familia para muchas personas: es copiloto en viajes, evita conversaciones durante el desayuno, llena de carcajadas el salón o acompaña las madrugadas con temas apasionantes. A pesar de resultar cotidiano para muchos, todavía hay personas que fruncen el ceño cuando escuchan esta palabra…¿Pod… qué?

Por ello, antes de empezar a hablar de su presente, pasado y futuro en Aragón es importante dejar claro qué es esto del podcast.

Jaime Ángel lo explica de forma simple, «se trata de un programa en formato de audio al que te puedes suscribir desde tu móvil o reproductor». Así, con un sencillo gesto, cada vez más oyentes pueden acceder a podcasts de temática variada «sin límite de tiempo ni patrocinios». Esto supone, añade Jaime, «un soplo de aire fresco dentro de los medios de comunicación».

Se trata de un formato en constante actividad que avanza rápidamente atrapando nuevos oyentes a su paso. Esto se debe, en gran parte, a la diversidad de sus temas. Paco Cester, miembro del podcast Amañece, que no es poco, comenta que este magnetismo se produce porque el podcast se hace fuerte gracias a la unión de la «gente que graba y la gente que escucha».

Cualquiera puede cruzar las ondas y pasar de ser oyente a podcaster, comenta Paco, ya que iniciarse en este mundo es muy sencillo: un ordenador, un micrófono y el acceso a cualquier plataforma como Ivoox o Spreaker bastan para formar parte de este universo. Si bien es cierto, advierte Jaime Ángel, que «para iniciarse con cierta calidad es necesario buscar un micrófono adecuado, un programa de grabación como Audacity y tener claros los contenidos que compartir».

Es importante mencionar el indispensable papel de las redes sociales. Estas redes han «cambiado las reglas del juego», comenta Jaime. Un ejemplo de ello es Twitter, cuya interactividad convierte esta red social en una valiosa herramienta gracias a la cual «el podcasting ha llegado hasta donde está ahora».

Una vez aclarado qué es el podcast, avanzamos hasta llegar al presente. En la actualidad, España está viviendo un «gran boom». Xcar, miembro del podcast Charrando de Tebeos (y otros vicios aún más feos), anota que «cada vez hay más podcasts y, sobre todo, más oyentes. Las radios convencionales están viendo este formato como una herramienta más y se van subiendo al carro, así que todo bien».

Se trata de un movimiento que «está empezando a valorarse», añaden Miguel Ángel Hernández y Dani García-Nieto de Los Retronautas. Cada día son más los casos de las personas que, por diferentes razones, deciden embarcarse en la aventura que supone montar un podcast propio, pero esta acción por el momento no está considerada como una actividad profesional en España. Esta no profesionalización, explica Jaime Ángel, se debe en parte a la cultura del «todo gratis» que ha convertido en «tarea imposible» vivir del podcasting hoy en día.

La negatividad de esta «tarea imposible» no anula la posibilidad de que en un futuro se pueda cambiar la situación, ya que en países como en Estados Unidos o México, no solo hay podcasters que viven de ello sino que además rivalizan con medios convencionales. «En EE. UU. las grandes marcas ya están incluyendo publicidad en algunos podcast», señala Jaime Ángel.

Carne cruda wp
Programa independiente con el Premio Ondas al Mejor Programa de Radio español 2012.

Si nos montáramos en el DeLorean DMC-12 y viajáramos al futuro, sería posible ver cambios en esta situación ya que hoy en día hay movimientos que empiezan a abrir camino. Existen vías de financiación, explica Jaime, como «donaciones, mecenazgos u otros sistemas que abren puertas esbozando un situación en la que será posible la profesionalización del podcasting en coexistencia con aquellos que lo mantengan como afición». Un ejemplo esperanzador es el programa Carne Cruda, de Javier Gallego, donde los oyentes son los productores del podcast y abonan una cantidad periódicamente para que el programa siga adelante.

Para terminar de dibujar la situación del podcasting en Aragón hemos entrevistado a las voces de cuatro de los podcast más activos dentro de la comunidad. Como lo suyo va de hablar, les hemos dejado tomar el micro:

 

 

Charrando de Tebeos (y otros vicios aún más feos): «El podcast sin documentación pero con merienda»

dibujocharrando¿Quién?

Óscar Senar (OS): Los integrantes del programa somos XCar Malavida, Miguel Ángel Hernández, Dani García-Nieto y Óscar Senar: dos dibujantes, un periodista-dibujante y un periodista a secas. Más allá de nuestras profesiones, lo que nos ha unido en santa merienda comiquera es una afición por los tebeos que nos hace ir más allá de disfrutar de su lectura y nos lleva a querer compartirla con el mundo.

¿Cuándo?

Miguel Ángel Hernández (MAH): Tras escuchar otros podcast de temática similar, vimos que podíamos mejorar la fórmula e incluir la merienda en la ecuación. Si sales un miércoles por la tarde de casa y le dices a tu pareja que te vas de merendola con los amigos siempre te va a mirar mal pero si le dices que vas a grabar un podcast ya parece que vas a hacer algo productivo.

¿Cómo?

Dani García-Nieto (DGN): Cuando nos juntamos los amiguetes siempre hablamos de tebeos y tomamos cervezas. Y venga tebeos. Y venga cervezas. Un día decidimos poner un micrófono en medio para grabar la conversación y mostrarla al mundo, desnudando así nuestros corazones.

¿Por qué?

OS: Es una excusa para reunirte con los amigos cada cierto tiempo. También nos ha servido para ampliar horizontes comiqueros. Antes del podcast cada uno tenía sus gustos muy definidos, pero con los tebeos que nos hemos ido recomendando los unos a los otros, nos hemos abierto a nuevas lecturas. El contacto con los oyentes es otro de los aspectos que hacen que valga la pena, ya que gracias a Charrando hemos conocido a mucha buena gente, y siempre es curioso comprobar cómo en las ferias de cómic nos reconocen por nuestras voces.

¿Para quién?

­DGN: El nuestro es un podcast sin límite de tiempo, son programas largos. Es muy recomendable para aquellos que hagan la ruta Calatayud-Bangkok en bus y sin paradas. Que se lleven cerveza, que a las 4 horas de oír brindis suele entrar sed.

 

Desayuno con Vinilos: «Podcast en el que freaks hablan sobre los mejores vinilos de la música contemporánea y en el que siempre aparece, no se sabe muy bien por qué, Ana Torroja»

Desyuno con vinilos¿Quién?

—Diego Stabilito (DS): Básicamente tipos con mucha pasión. Dos docentes indecentes amantes de la música, del espíritu del rock and roll y de todo lo que se hace con mimo.

—Alejandro Castro (AC): Melómanos y apasionados de la música, principalmente. Un poco de pimienta a la cultura musical en general y al rock and roll en particular nunca viene mal. Aunque a veces se nos va un poco de las manos el «condimento», esa es la marca de la casa.

¿Cuándo?

—DS: Emitimos nuestro primer programa el 21 de enero de 2013. A día de hoy llevamos 41 programas, más dos o tres especiales. Todo ha ido genial, la respuesta de los oyentes ha sido increíble.

¿Cómo?

DS: Quedé con la gente de Crisálida para que me pasaran el disco de La Revolución del Terciopelo y me contarán un poco más sobre él. Allí descubrí que Alejandro y yo tenemos una visión muy parecida de la música y que ambos somos unos amantes empedernidos del vinilo.

AC: Sí, la verdad es que el inicio fue totalmente casual, y movido por una devoción total por la música. Además, creo que Diego me comentó que lo de grabarlo se le ocurrió en la ducha… ¡Qué tío más aseado! De los desayunos pasamos a los vermús, y de los vermús, a cualquier hora.

¿Por qué?

DS: Lo gratificante es podernos juntar y hablar sobre música de manera totalmente desenfadada, además de conocer cosas de nuestros invitados y, para que engañarnos, de echar unas cervezas. Lo peor es no poderlo hacer más a menudo.

¿Para quién?

DS: Para cualquier persona. Todos amamos la música y a todos nos gusta escuchar tonterías. Si a eso le sumas que cada programa dura tres horas como mínimo, tienes el éxito garantizado.

AC: A los amantes de la música, por supuesto… y a los que no lo son tanto, con más necesidad, incluso. El mundo está lleno de música de calidad, música con mayúsculas, que muchas veces no se disfruta porque no se conoce. El programa puede ser una especie de catalizador en este sentido, o ese es nuestro deseo, al menos.

 

Amañece, que no es poco: «Magazine de cultura y actualidad colaborativo»

Amañece que no es poco¿Quién?

—Paco Cester (PC): Hay más de diez personas de diferentes profesiones: ingenieros, científicos, profesores, licenciados en Derecho, historiadores, músicos o periodistas a quién les une la pasión por comunicar y compartir, y que han encontrado en el podcast el medio de difusión idóneo.

¿Cuándo?

—PC: Fue en el año 2012. Yo llevaba unos años escuchando podcasts y me parecía un medio muy interesante. Desde que comenzamos poco a poco ha ido evolucionado hacia lo que queríamos: un magazine de actualidad y cultura con tono desenfadado pero con rigor.

¿Cómo?

—PC: Amañece surge de una conversación en un bar entre Diego Manzanares y yo mismo donde decidimos hacer un podcast, porque nos parecía y nos parece un medio, donde se puede dar información de una manera independiente y libre, donde solo dependes de ti mismo

¿Por qué?

—PC: Por la gratificación de grabar el podcast. Es como una reunión de amigos en la que todo el mundo pone su granito de arena, no solo en el contenido del podcast, sino en las viandas que llenan la mesa de grabación.

¿Para quién?

—PC: Para todo aquel al que le guste la cultura, la política, la ciencia y la opinión. Pero son tantas las secciones y tan diversas que puede llegar a todo el mundo.

 

Los Retronautas: «El podcast de los clásicos de la ciencia ficción»

retronautas¿Quién?

Miguel Ángel Hernández (MAH): Está formado por dos amigos de la infancia: Miguel Ángel Hernández, profesor de español para extranjeros y Dani García-Nieto, periodista. Además somos dibujantes y guionistas de cómic y colaboramos con la editorial Malavida.

¿Cuándo?

MAH: Empezamos en el 2013. Lo más notorio es que hemos ganado tablas en la locución, el gran reto para los no profesionales de la radio. Es difícil mantener la atención de los oyentes, pero un buen método es una locución correcta, sin dudas ni titubeos. Aunque aún nos queda mucho por aprender, ¿eh?

¿Cómo?

MAH: Siempre hemos sido aficionados a lo fantástico, y muy especialmente a la ciencia ficción y el horror. Pensamos que había muchos podcasts dedicados a las producciones de este género desde los años ochenta, pero que había un cierto olvido de los clásicos, a pesar de que tiene muchísimos seguidores. Por eso decidimos hacer un programa en el que habláramos de «la cara b» de la ciencia ficción: los orígenes, las series olvidadas de la tele, la novela popular, el cómic…

¿Por qué?

MAH: El primer podcast en el que colaboramos fue Charrando de Tebeos, junto a Xcar y Óscar Senar, editores de Malavida y Thermozero, respectivamente. Cuando nos juntamos con los amigos siempre hablamos de tebeos, así que un día dijimos, «¿Y si grabamos nuestra conversación y la compartimos?» ¡Y resulta que lo escuchan miles de personas! Es un fenómeno que todavía nos deja perplejos.

¿Para quién?

MAH: Para todo aficionado al género, sobre todo a aquellos que han sentido alguna vez que son los únicos en el mundo a quienes les gustaba una serie rara o unos tebeos extraños de los setenta. Esta es su casa.

 

Después de este pequeño listado de postcasts aragoneses, ¡ahora solo os toca a vosotros escucharlos!

 

Por Isabel Esteban Ríos

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *