Poesía a mares

No soy muy amigo de los prólogos, más bien muy poco amigo de los mismos. Cuando se generaliza tanto uno se equivoca más de lo habitual, que es mucho, claro. No todos los prólogos aportan cosas a los libros, y en su mayor parte ahondan en obviedades que los lectores ni necesitan ni les aporta una información que permita saber más sobre la naturaleza del libro. Por suerte para todos los lectores, este no es el caso del libro que nos ocupa. El texto titulado «Ser escritor en lengua minoritaria» de Lars Huldén que encabeza este estupendo Veintidós poetas finlandeses dice cosas tan relevantes como «si me preguntan lo que siento por ser un poeta en una lengua minoritaria, lo único que puedo responder es que siento prácticamente lo mismo que un poeta en cualquier otra lengua».


Veintidós poemas finlandeses, Trad y ed. de Francisco J. Uriz y Juan Capel, Zaragoza, Libros del innombrable, 2014, 298 pp, 23 €.

Veintidós poemas finlandeses, Trad y ed. de Francisco J. Uriz y Juan Capel, Zaragoza, Libros del innombrable, 2014, 298 pp, 23 €.

Esta antología traducida por el siempre necesario Francisco J. Uriz y por Juan Capel completa la anteriormente editada por este sello, Cinco poetas finlandeses. La apuesta editorial de Raúl Herrero, director del sello, merece desde hace tiempo el respeto de cualquier lector y la admiración de los que hemos encontrado siempre en sus volúmenes un lugar en el que dejarnos llevar y perdernos entre las letras como aquel que se deja llevar tumbado sobre las aguas.

La poesía actual y liberada –incluso tipográficamente– de Agneta Enckell («amo todo esto: frívola irresponsable travesura, lo posible, / la carencia, en sí / lo que no podíamos perder pero / perdimos //:caer en lo que no piensa / que no recuerda / no puede / contarse») convive en estas páginas con las reminiscencias de una educación comunista de Ralf Nordgren («la poesía persigue a los que huyen. / Los que huyen saben que van a ser apresados / y fusilados por su conciencia / y que van a ser obligados a abrir / los sótanos / y que los desvanes serán registrados / hasta que toda desesperación se desmorone / y sea dominada. // No es un juego. / La poesía no es algo con que callar») o con la brillante poesía reivindicativa de Märta Tikkanen («Nos ha llegado la hora / hermanas/ de desguazar / nuestra mala conciencia // esta sociedad / vive / de nuestra mala conciencia // ni siquiera necesitan / molestarse / en oprimirnos / mientras nosotras / sigamos oprimiéndonos tan eficazmente // Ya está bien // Ya es hora / de desguazar / nuestra mala conciencia, hermanas»).

En conclusión, esta es una antología necesaria que Libros del innombrable pone a nuestro alcance para que nos dejemos llevar por sus poemas y estos nos mezan como lo hacen las olas en el mar.

vivir para leer

 

 

 

 

 

Por Nacho Escuín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *