Sergio Vinadé: «Queremos dar el concierto de nuestra vida»

Este sábado en Las Armas, Tachenko tocará por primera vez en Zaragoza las canciones de su nuevo disco, El comportamiento privado, y está dispuesto a dar el concierto perfecto. Regresa a la ciudad que le vio nacer, crecer y alcanzar la madurez como grupo, y lo hace cargado de energía, con la intención de darlo todo y, sobre todo, de hacer que el público disfrute. Sergio Vinadé, guitarrista, cantante, compositor y creador junto a Sebas Puentede Tachenko, nos cuenta todos los detalles.


El concierto de presentación del nuevo disco de Tachenko (El comportamiento privado) será el próximo sábado 7 de noviembre, a las 22 h, en Las Armas. El precio de la entrada es de 10 € anticipada, 12 € en taquilla. Foto: Gustaff Choos.

El nuevo disco se publicó el pasado 11 de septiembre; desde ese momento habéis dado numerosos conciertos, ¿cómo está siendo la acogida entre el público?

Cuando ya has sacado bastantes discos tienes referentes de cómo va siendo la reacción; sabes cuándo a la gente le gusta el disco. Esta vez estamos muy contentos de cómo lo están recibiendo. El primer concierto grande que hicimos fue en Madrid —el 9 de octubre—­ y en ese momento había mucha gente que ya se sabía las canciones nuevas. Esto denota que está gustando.

—¿Qué significa este disco para vosotros?

Es muy importante. Llega un momento en que ya has sacado varios discos y los pasos cada vez cuesta más darlos. Dar un paso así es muy importante y cuando tienes esta buna aceptación pues significa que, seguramente, vas a poder grabar otro.

—El mundo de la música es muy incierto, pasas de estar arriba a estar abajo en cuestión de segundos, ¿cómo ha vivido Tachenko los momentos más bajos?

Está claro que nunca hemos estado muy arriba, pero sí hemos tenido altibajos dentro de nuestra carrera y es complicado pasar esas zonas medias. Cuando las pasas y ves que vuelves a renacer es una sensación muy buena.

¿Estáis renaciendo ahora?

No es exactamente renacer porque nunca hemos sentido que nos fuera mal, pero sí que es tomar impulso de nuevo. Parar, respirar y tirar para adelante con fuerza.

—Antes comentabas que en el concierto de Madrid la gente ya cantaba vuestras canciones, Tachenko compone sus canciones con música y letra que nace de vosotros, de vuestro «comportamiento privado»… ¿Cómo os sentís cuando veis a la gente haciendo suyas vuestras letras?

Es muy gratificante. En el fondo cuando haces las canciones las haces pensando que algún día habrá alguien al otro lado escuchándolas y siendo importantes para ellos. Cuando sientes que a alguien le importa una canción la existencia del grupo adquiere sentido.

—Vuestro disco está colgado en YouTube, todo el mundo puede escucharlo gratis. De algún modo, habéis renunciado a ganar dinero con él, ¿por qué?

Esto es algo que funciona así. Las discográficas han cambiado mucho, y ahora la gente puede escuchar el disco gratis en internet. La gente donde se gasta el dinero es en los conciertos. Nuestra discográfica es también nuestro mánager por lo tanto también obtiene dinero de esos conciertos. Pero lo más importante es que internet es muy útil para que la gente pueda escuchar tu disco y luego canten las canciones en los conciertos.

Hemos hecho alusión a vuestro nuevo disco El comportamiento privado, ¿cómo surge este nombre?

Un día estábamos tomando algo y Sebas dijo: «Se me ha ocurrido una cosa para el próximo disco —todavía no teníamos ni las canciones—, me gustaría que se llamara El comportamiento privado». La verdad es que me gustó, porque en estos tiempos que todo es tan público, que el día a día se comparte con todo el mundo en Facebook, esa pequeña parcela que dejas para ti mismo es muy importante y queremos reivindicarla.

Entonces, ¿componéis las canciones en función de esta idea?

No directamente pero, aunque no lo hagas aposta, sí que el concepto general que se va creando te influye. Al final acabas haciendo algo que se parece al nombre.

La imagen de portada del nuevo disco la realizó la artista zaragozana Gema Rupérez. Según cuenta Vinadé el grupo le pasó las canciones y ella hizo lo que éstas y el título le sugirieron.

La imagen de portada del nuevo disco la realizó la artista zaragozana Gema Rupérez. Según cuenta Vinadé el grupo le pasó las canciones y ella hizo lo que estas y el título le sugirieron.

Tachenko lleva más de 10 años de trayectoria musical, tiempo suficiente para tener una buena perspectiva, ¿cómo ha sido la evolución del grupo?

Es una evolución compleja. Yo venía de otro grupo El niño gusano, pero para Sebas era su primer grupo. Se mezclaba mi experiencia con su inexperiencia y ha sido como volver hacer todo el camino y la verdad que ha resultado muy interesante. Pero creo que la trayectoria de Tachenko se resume en, primero, darnos cuenta de quiénes éramos; luego, pasar por una travesía, en medio de dos o tres discos, en la que buscábamos nuestra identidad; y ahora llevamos dos discos en que hemos encontrado el camino.

A lo largo de todos estos años se ha dicho que sois un grupo pop, rock, psicodélico, indie… pero, ¿cómo os definís vosotros?

La definición la ponen los demás. Tú haces lo que te apetece, lo que te gusta y luego los demás definen cómo eres, quién eres o dónde estás. Entonces resulta muy complicado definirnos. Yo siempre me defino como un grupo pop, pero con muchos matices porque hay mil maneras de enfocarlo, de escucharlo y de verlo. Lo de indie lo somos, no podríamos negarlo porque nuestra discográfica es independiente. Podríamos ser un grupo que vendiera muchos discos y seguiríamos haciendo lo mismo, con lo cual a veces es una circunstancia más que un hecho.

La gente asocia el pop a algo que «no mola», sin embargo, el indie se considera «guay», ¿qué opináis de estas etiquetas?

Nosotros llevamos muchos años luchando contra ese estigma. Creemos que la música pop es una música que te gusta escuchar, con melodías bonitas y eso no tiene que ser malo. Como en todo, hay cosas comerciales y chungas y otras más especiales y bonitas, pero no pensamos que el pop en sí mismo se defina como tal y eso nos parece un error.

—Tenéis la agenda repleta de conciertos, pero no os dedicáis en exclusiva a la música, ¿cómo compagináis la carrera musical, la profesional y la vida privada?

Casi renunciando a nuestra vida privada. Lo fundamental es organizarse, trabajar mucho y con mucho esfuerzo. No tenemos vacaciones, cuando los demás disfrutan de estas nosotros estamos grabando, viajando, tocando… es una cuestión de organizarse, de creer que se puede y hacerlo.

Ya hemos hablado de la larga lista de conciertos… la próxima parada es Zaragoza, ¿cómo afrontáis el concierto en casa?

Tocar en Zaragoza es muy especial; vienen los amigos, la gente que ves todos los días, es nuestra ciudad… Es el concierto en el que me pongo más nervioso. Tenemos muchas ganas de que llegue y que todos lo pasemos bien. Queremos dar el concierto de nuestra vida, el concierto perfecto. Que la gente disfrute y todo lo que se tenga que decir, que se diga después.

 

Por María Muruzábal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *