Secretos y curiosidades en las obras de arte (parte I)

Secretos y curiosidades en las obras de arte (parte I)

A través de sus obras, numerosos artistas han plasmado su forma de ver la realidad, diferentes acontecimientos históricos o han expuesto distintos temas con su propio lenguaje artístico. Una de las razones que hacen al arte tan especial es que suele poseer un significado mucho más profundo que el observable a simple vista. El estudio de las obras ha dado pie a múltiples teorías y su análisis incluso ha permitido descubrir secretos que habían permanecido ocultos durante siglos.


Muchos pintores escondieron mensajes simbólicos en pinturas encargadas por aristócratas, burgueses, reyes o el clero. A continuación, os mostramos algunos secretos de obras famosas que quizá pasen desapercibidos a simple vista:

Comenzamos con la Capilla Sixtina, el conjunto de pintura mural más famoso del mundo, donde aparece la imagen de Dios sobre de una sábana roja. Muchos expertos analizaron esta obra y llegaron a una conclusión unánime: Miguel Ángel, estudioso de la anatomía humana, conocía cada órgano del cuerpo y en esta pintura representó a Dios dentro de un cerebro, posiblemente para identificarlo como el sabio creador.

Fuente: Wikipedia.

El Retrato de Giovanni Arnolfini y su esposa es una de las pinturas más conocidas del arte europeo, y su popularidad aumentó recientemente gracias a aparecer en los créditos iniciales de la serie Mujeres Desesperadas. Se dice que representa una boda y no un simple retrato de la pareja. Todos los elementos de esta pintura tienen un profundo simbolismo, aunque hay uno que destaca sobre los demás. En el centro de la obra encontramos un espejo en el que vemos reflejado lo que se esconde detrás de la visión del espectador. Ahí observamos dos figuras, además del reflejo del matrimonio Arnolfini: se supone que son el propio autor de la obra, Jan Van Eyck, y un familiar, que podrían estar ejerciendo como testigos de la boda. Además, encima del espejo hay una inscripción que dice «Johannes d’ Eyck fuit hic 1434», es decir, «Johannes d’Eyck estuvo aquí en 1434». Por estos elementos se formuló la hipótesis de que no es un simple cuadro, sino que se trata de un documento notarial. Unos doscientos años después, Velázquez usaría esta técnica del espejo en Las meninas.

Fuente: Artemisia.

El cuadro El viejo pescador, del húngaro Tivadar Kosztka Csontváry, contiene un significado oculto que solo fue revelado tras la muerte del autor. Si colocamos un espejo en la mitad del lienzo muestra dos caras diferentes: la de un hombre reflexivo descansando a la orilla de un lago, que sería la representación de Dios, y la de una criatura con cuernos y una mirada malévola, que representaría al diablo. Eso significaría la doble naturaleza del ser humano: cada persona tiene dentro el bien y el mal.

Fuente: actualidadrt.
Fuente: actualidadrt.

El Jardín de las delicias de Hieronymus Bosch (El Bosco), es un tríptico pintado al óleo sobre tabla. Se trata de una de las obras con mayor simbolismo oculto de toda la historia del arte, y por eso hemos elegido únicamente uno de sus detalles más curiosos. En el panel derecho, en el que está representado el infierno, se encuentra escondida una partitura en el trasero de uno de los condenados. Una estudiante de música estadounidense transcribió la música de la partitura a notación moderna y la grabó con un piano con la tonalidad Do mayor, como comúnmente solían ser los cantos de esa época. El resultado lo podéis escuchar aquí.

Vista completa del Jardín de las delicias. Fuente: Wikipedia.
En la parte inferior derecha podemos encontrar la partitura. Fuente: Supercurioso.

Finalizamos con uno de los cuadros con más misterio de la historia: Las meninas de Velázquez, del que sigue sin saberse con exactitud qué representa. Se suele decir que actúa como una instantánea del momento en el que entran en la estancia los reyes, que aparecen en el reflejo del espejo (si es que es un espejo…). A partir de ahí nos surgen numerosas preguntas: ¿qué está pintando Velázquez? Pues aunque el cuadro se conoce como Las meninas, Velázquez no está retratando ni a la infanta ni a sus damas, que están de espaldas a él. ¿Quién es el hombre del fondo que se asoma a la puerta? Es el único personaje del que no se conoce la identidad. ¿Está retratando a los reyes, y lo que se refleja en el espejo es el lienzo? El filósofo e historiador Michel Foucault interpretaba Las meninas como un intercambio de miradas entre el pintor representado en su obra y el espectador. Así, se da una relación constante entre el objeto y el sujeto en el que uno toma el lugar del otro. Entonces, ¿qué es lo que Velázquez está pintando? Quizás, siguiendo la teoría de Foucault, esté retratando a los miles de espectadores que a lo largo del tiempo han tenido el privilegio de contemplar esta pintura. Esta obra ha cautivado y continuará cautivando y, hasta que tal vez algún día se descubra su verdadero significado, seguiremos maravillándonos con ella y su misterio.

Por Jorge Traín Sáez

Imagen destacada: Wikipedia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *