Taberna La Piedra, para los amantes de la carne

El sábado pasado mi buen amigo Jorge y yo decidimos ir a cenar a la Taberna La Piedra, situada en Cortes de Aragón muy cerquita de Corona de Aragón (c/ Cortes de Aragón, 64). Llovía a cántaros y aceleramos el paso ya que debíamos llegar puntuales al primer turno de cenas pues se establecía el siguiente horario: primer turno, de 21 a 23 horas, y segundo turno de 23 en adelante. Llegamos puntuales pero nuestra reserva no había llegado bien o se había extraviado, aunque finalmente se dieron cuenta de que solo se trataba de una confusión por su parte y nos habilitaron una mesa con gran amabilidad pero demasiado cerca de los baños y muy cercana a la entrada de camareros donde los mismos cada vez que pasaban no podían evitar golpear o rozar mi silla. No soy demasiado exigente con esas cosas y tratamos de tomarnos aquello con tranquilidad.


Taberna La Piedra abre de lunes a domingo de 13 a 16 h y de 21 a 1 h

Taberna La Piedra abre de lunes a domingo de 13 a 16 h y de 21 a 1 h.

El local es una taberna curiosa, pequeña pero muy agradable aunque adolece de una importante falta de luz que en momentos parece excesiva. El servicio es amabilísimo y las atenciones son continuas aunque quizá un poco aceleradas dado que la amenaza del segundo turno hace que la cena sea, de alguna manera, un poco «a la carrera».

Nos dejamos aconsejar y tomamos en primer lugar una de las especialidades de la casa, sus «piedritas», unas patatas cortadas a gajos muy bien condimentadas y fritas acompañadas de una deliciosa salsa de queso. Pedimos también una tostada con láminas de foie que, sin duda, fue lo más flojo de la cena. El plato estrella fue un extraordinario chuletón de ternera de unos 800 gramos, para compartir, que venía de la cocina «marcado» y con sal laminada en su parte superior, para que cada comensal terminase su punto en la piedra que colocan en cada mesa y que continuamente sustituyen en cuanto esta se enfría. Realmente es un manjar que hace de esta taberna uno de los lugares de Zaragoza donde comer carne de verdadera categoría, a un precio razonable.

Su carta de vinos es interesante y solo las prisas por el asunto de los turnos, y la falta de luz evidente en el local y ciertas incomodidades motivadas por el intento de servir más mesas de lo razonable al mismo tiempo, hacen que rebajemos la valoración de un local que, sin embargo, recomendamos a todos los amantes de la carne.

Precio medio: 25-30 €

puntuacion

 

 

 

 

Por Nacho Escuín

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *