«Tras los cristales / las montañas más altas / aceptan nombres»

«Tras los cristales / las montañas más altas / aceptan nombres»

La obra poética de Ramiro Gairín ha experimentado distintos cambios y posicionamientos estéticos en los últimos cinco años. Uno tiene la sensación de haber leído libros del autor desde hace mucho más tiempo, es como si el poeta en este quinquenio hubiera ocupado un lugar en el panorama poético aragonés y se hubiera asentado en él junto a las voces que llevan mucho más tiempo publicando. En parte, esto sucede porque desde que se editara en 2011 Pintar de azul los días laborables o Que caiga el favorito, su secuencia anual de edición le ha convertido en un protagonista activo en un panorama que ya es muy activo por sí mismo. La poesía vive en Aragón su segunda edad de oro, o la primera incluso dado el gran número de publicaciones y la aparición de un buen puñado de libros estupendos.


Aguanieve, Ramiro Gairín, Sevilla, La isla de Siltolá, 2015, 50 pp, 10 €.
Ramiro Gairín, Aguanieve, Sevilla, La isla de Siltolá, 2015, 50 pp, 10 €.

Llegaron después El mar en el buzón (2012), Por merecer el día (2013) y Andar (2014, en formato e-book), y este Aguanieve contiene un juego en su interior por las posibilidades de lectura que permite. Se trata de un poemario compuesto en cada página por tres estrofas de tres versos, o tres poemas de tres versos en cada página (haikus en algunos casos más o menos libres en fondo y forma) que pueden leerse de forma independiente pero aceptan también una lectura página a página. De alguna forma, Gairín se acerca a las poéticas más esenciales que ya había esbozado en anteriores entregas y nos invita a evocar desde lo esencial del lenguaje un sinfín de imágenes cristalinas. Quizá la única duda que presenta el poemario reside precisamente en eso, los versos evocan pero no todos del mismo modo o con la misma intensidad.

La editorial sevillana La isla de Siltolá continúa su idilio con los poetas aragoneses con un libro que acepta tantas lecturas como uno sea capaz de imaginar.

 

 

puntuación aguanieve

 

 

 

 

 

Por Nacho Escuín

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *